entradas en '' categoría

La unión que nos conecta para siempre

Dr. Michael LaitmanDel artículo de Rabash “Ustedes están parados hoy, todos ustedes”: …Este es el significado de lo que está escrito, “Ustedes están parados hoy, todos ustedes”, es decir todo aquello por lo que pasaron, todos los estados que han experimentado, estados de Gadlut o estados menores al de Gadlut, que fueron considerados intermedios o así sucesivamente. Ustedes toman todos esos detalles y no comparan un grado con el otro, porque no se preocupan por ninguna recompensa, sino sólo por hacer la voluntad del Creador.

… Esto significa que entonces el Creador hace un pacto con él. En otras palabras, precisamente cuando uno acepta Su trabajo sin condiciones, y acepta hacer el trabajo santo sin ninguna recompensa, lo cual es llamado “rendición incondicional”, este es el momento en el que el Creador hace un pacto con él.

… Cuando dos personas ven que se aman, hacen un pacto entre ellas de que el amor siempre permanezca.

En cada nivel, la persona experimenta un estado de confusión e impotencia. Uno atraviesa estos estados en los que no se da cuenta exactamente hacia dónde ir y cómo avanzar.

De repente, nosotros sentimos que no somos capaces de hacer el más leve movimiento, ni entendemos por qué nuestra vitalidad y espíritu se han ido. Leemos, pero no vemos nada en comparación con lo que vimos ayer o anteayer. A veces, ni siquiera nos acordamos qué ocurrió ayer o anteayer. Nos desconectamos.

En otras palabras, nosotros pasamos a través de varios estados de la cercanía y distanciamiento de la espiritualidad. Nos parece que nuestra unión con el Creador funciona mejor a distancia, de tal manera que recordamos buenos estados cuando sobrevienen malos tiempos, continuando así con la esperanza de que todo mejore pronto y vuelva a la normalidad.

Sin embargo, no es así. La unión es de naturaleza cualitativa, no cuantitativa. En realidad, no se trata de nuestros estados en absoluto. En algún momento, nos las arreglamos para unirnos con el Creador, no debido a una buena situación en la que estamos, o porque queramos mantener nuestra unidad en nuestra memoria cuando atravesamos estados bajos, sino porque nuestra conexión lo hizo feliz a Él y nos hizo similares a Él. Por lo tanto, para nosotros no hay ninguna diferencia por qué estados atravesamos: bueno o malo. Los buenos estados pueden ser aún más confusos para nosotros que los malos.

Al menos mientras estamos en malos estados, nuestro egoísmo nos empuja hacia adelante y nos obliga a buscar alternativas, obligándonos así a actuar. Cuando ocurre un buen estado, este nos tranquiliza y nos llena para que no busquemos ninguna otras opciones. Somos incapaces de cambiar a menos que algún deseo no satisfecho nos despierte. En este punto, tenemos que recordar la unión que hemos creado y jalar este deseo desde el pasado al presente, a fin de continuar nuestro avance.

Así, este “acuerdo” nos protege no sólo de deficiencias en nuestra conexión, sino que ayuda a hacer feliz al Creador por encima de todo tipo de sensaciones amargas y/o dulces. Nuestra unión tiene múltiples condiciones que se aplican a cada estado en particular.

(107685 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 17 de Mayo del 2013, Escritos de Rabash)
Material Relacionado:

Una señal de un pacto sólido
Un pacto por la eternidad
Ser su propio observador

El final de la era del consumo desenfrenado

Dr. Michael LaitmanPregunta: Vemos los enormes esfuerzos que los Estados Unidos han hecho con el fin de resolver la situación en el Oriente Medio y los esfuerzos financieros (emisión de dinero) destinados a estabilizar el sistema actual. Pero como se ve, esto no está conectado en absoluto con el hecho de cambiar al hombre mismo.

Respuesta: No está conectado porque no entienden qué tienen que hacer. Ellos no conocen el plan de la naturaleza. No tienen el concepto del sistema de integralidad, y por lo tanto todos sus intentos traen y traerán sólo desarrollos de la crisis cada vez mayores. Los intentos se producen debido a que estaremos rompiendo la naturaleza en vez de corregirnos a nosotros mismos para correspondernos con ella. Este es el error de ellos.

Pregunta: Pero de acuerdo a la percepción del hombre moderno, el hombre mismo es un sistema cerrado y es imposible hacer algo con él. Lo que es posible es utilizar esto de alguna manera como un comprador y hacer que él funcione bien.

Respuesta: Ya es imposible hacer todo esto. Ustedes no pueden hacer que los compradores distingan entre ellas. En primer lugar, estas relaciones son completamente diferentes que antes. En segundo lugar, en la persona, los deseos cambian no sólo en cantidad, sino también en calidad. Hoy en día, es difícil hacer que las personas sean consumidores locos, incluso si ustedes se lo piden a través de todos los medios de comunicación y relaciones públicas. Esto está terminando gradualmente, dado que las personas cambian, puesto que estamos desarrollándonos, evolucionando.

Durante miles de años, nosotros realizamos nuestros deseos infinitos. Y luego, después de todo, en los últimos 50 a 60 años, ellos nos enseñaron a construir una sociedad de consumo desenfrenado: yo trabajo, compro, tiro lo que compré, y una vez más trabajo, compro y tiro. ¿Para qué? De esta manera, los dólares se acumulan en la cuenta bancaria de una persona.

Ahora esto está finalizando. Ustedes no pueden exigirle a un hombre que trabaje, compre y tire lo que ha comprado y otra vez trabaje, compre y tire. Él ha comenzado a cansarse de esto. Su ego ha comenzado a ser procesado, de la misma forma que todo se procesa en la naturaleza, y a cambiar cualitativamente. Nuestras próximas necesidades se encuentran en otra área.

La persona ya está cansada de servirle a su cuerpo y de correr de tienda en tienda en busca de lo que vio ayer en la televisión. Hoy en día, se despiertan en ella deseos más significativos. Estamos avanzando lentamente hacia el siguiente nivel. Surge una pregunta: “¿Por qué existimos?” Y este es el siguiente nivel de desarrollo.

Y aquí ustedes no pueden satisfacer a las personas con nuevos trapos o con los últimos teléfonos. No pueden porque hay un tiempo de producción a través de todos los medios.

(108371 – Del Kab.TV “A través del tiempo” del 17 de Marzo del 2013)
Material Relacionado:

Una nueva etapa del desarrollo de la humanidad
Comiencen a corresponderse con la naturaleza en vez de tratar de hacer que la naturaleza se corresponda con ustedes
Los deseos materiales como una ayuda para desarrollar el alma

Publicidad, consumo, y desempleo…

Dr. Michael LaitmanPregunta: Por una parte, los requerimientos de la persona moderna por nuevos deseos han despertado, y por otra parte, las personas aún quieren comprar un iPhone 5, descansar cuanto más le sea posible y trabajar menos; ¿Por qué cuando aparece algo nuevo la persona aún corre detrás de los placeres materialistas?

Respuesta: Esos no son los deseos propios inmediatos de la persona. En su lugar son la influencia de la publicidad y no más que eso. Es una especie de persecución colectiva; el hecho de vendernos y vendernos algo todo el tiempo es la característica de nuestros tiempos. Hoy la publicidad es toda una industria que suma hasta el 60% o 70% del costo de cada producto, es decir, enormes cantidades de dinero. El problema no está en la manufacturación de algo, sino en su venta. Esto logra volverse cada vez más despreciable cada día que pasa y en última instancia explotará.

Pero ni siquiera se trata de publicidad o de la desaparición y aparición de los deseos. Lo principal es la aparición de una inmensa crisis de desempleados; de personas que han perdido sus trabajos y que no pueden encontrar otro trabajo. Entonces ellas deben tener algún tipo de pensión. Si ustedes no les dan una pensión, los millones de desempleados simplemente los “devorarán”.

Ellos dicen que entre el 1 y el 2% de los trabajadores de la población del mundo entero sería suficiente para proporcionarnos todo lo necesario para la existencia: ropa, comida, casa y cosas por el estilo. Muchas nuevas tecnologías existen que ni siquiera podemos comenzar a imaginar. Están ocultándolas de nosotros porque alguien se beneficia de ellas. Pero si se descubriera que ya estamos tecnológicamente preparados hoy en día para cierta necesidad, la humanidad sería completamente liberada del trabajo.

Se concluye que la crisis se descubierta desde dos lados. Por una parte, toda la motivación de trabajar ha desaparecido a causa de preguntas más internas que han aparecido para la persona: “¿Para qué? ¿Para qué sirve mi vida entera?” Él hace cada vez más preguntas relevantes con respecto al nivel de existencia, el cual explica el significado de la vida. Esto siempre sucede durante una transición de una creación a la próxima.

Por otra parte, ha sido creado un problema de desempleo que está abarcándonos gradualmente a todos, incluyendo a China y a Rusia. Y así ya habrá la necesidad de hacer algo, de decidir algo, porque millones de personas liberadas del trabajo se sentarán en casa y comenzarán a descender al nivel de la “bestia”. Si no comenzamos involucrarnos en la educación y reeducación de ellos, no van a transformarse en el próximo nivel para los humanos, simplemente se transformarán en “salvajes”. La persona que no está ocupada en algo, incluso deja de pensar y se rinde.

Aparentemente será necesario proveer un poco para que los desempleados puedan vivir en paz y todo esté bien. Nuestras industrias están preparadas para satisfacerlos a todos con todo lo posible. Este no es un problema. La idea es que con estas personas se vuelva todo completamente amorfo; que toda la imagen humana desaparezca para ellos; porque sin obligaciones, sin trabajo, sin intereses, la persona simplemente “se desmoronará”.

(108449 – Del Kab.TV “A través del tiempo” del 17 de Marzo del 2013)
Material Relacionado:

¿De dónde viene la cultura del consumismo?
La ue comenzará a combatir el desempleo juvenil
El método de recuperación

Ustedes no compran la espiritualidad ni la toman por la fuerza

Dr. Michael LaitmanRabash, “De acuerdo a lo explicado con respecto a: “Ama a tu amigo como a ti mismo”: Si cada uno se anula ante su amigo y se mezcla con él, ellos se vuelven una masa donde todas las pequeñas partes que quieren el amor de otros se unen en una fuerza colectiva que consta de muchas partes. Y cuando uno tiene gran fortaleza, puede ejecutar el amor de otros.

Y entonces él puede lograr el amor de Dios. Pero la condición es que cada uno se anule ante el otro. Sin embargo, cuando él está separado de su amigo, él no puede recibir la parte que debe recibir de su amigo.

Entonces, cada uno debe decir que él no es nada comparado con su amigo. Es como escribir números: Si ustedes escriben primero “1” y después “0”, esto es diez veces más. Y cuando escriben “00” es cien veces más. En otras palabras, si su amigo es número uno, y le sigue el cero, se considera que uno recibe de su amigo diez (10) veces más. Y si él dice que es doble cero comparado con su amigo, recibe de su amigo cien (100) veces más.

Sin embargo, si es al contrario, y él dice que su amigo es cero y él es uno, entonces él es diez veces menor que su amigo 0.1. Y si él puede decir que él es uno y tiene dos amigos que ambos son ceros comparados con él, entonces es considerado cien veces menos que ellos, es decir él es .01. Así, su grado disminuye de acuerdo al número de ceros que obtiene de sus amigos.

Si quiero recibir algo de alguien en nuestro mundo, yo tengo que pagar algo a cambio por ello o tomar esto por la fuerza como el grande toma del pequeño. En este caso mientras más grande sea yo, puedo extorsionar al otro en mayor medida y recibir más de él. Esa es la manera del  mundo corporal, cuando hablamos acerca de recibir en el deseo de recibir.

Pero si se trata de recibir poderes espirituales, esto funciona de acuerdo a una ley opuesta. Cuanto más importante considere a mi amigo y más grande lo vea, más puedo recibir de él.

Yo no puedo recibir nada de alguien que es igual a mí, dado que él no está en el mismo nivel que yo. Pero si él es incluso un poco más grande que yo, ya puedo recibir algo de él, y cuanto más lo eleve, más puedo recibir.

Esto no tiene nada que ver con el amigo en sí, sino sólo con la forma en que yo lo trato con respecto a mí. Es justo como los estudiantes de Rabí Yossi Ben Kisma que no tenían idea de cómo su maestro trabajaba con respecto a ellos. Él se veía a sí mismo relativamente más pequeño que sus estudiantes y así recibía poderes espirituales a través de ellos.

No compres ni tomes a la fuerza la espiritualidad

Todo depende de cuán grande sea tu amigo ante tus ojos. Mientras más grande es, más puedo recibir de él la fuerza de otorgamiento. Pero si se trata de recibir poderes egoístas, entonces estamos hablando de un principio diferente de acuerdo al cual, cuanto más grande soy, más puedo extorsionar con el fin de llenar mi ego.

Entonces el poder espiritual que ustedes recibirán del entorno, sólo depende de si es 1000 o 0.001. Nosotros tenemos que estar en un grupo de diez que trabaje en la conexión y en el cual cada uno esté de alguna manera conectado con el deseo de otorgar como los estudiantes de Rabí Yossi Ben Kisma ¡Pero esto es suficiente dado que todo lo demás depende de ustedes y de la medida en que ustedes mismos se sometan!

Ustedes nunca tendrán el poder de avanzar si no reciben poderes del entorno. Entonces la regla de someterte ante los amigos, incluso mediante acciones físicas, es el medio más eficiente de avanzar. No debemos pensar que los cabalistas nos dicen esto sólo para establecer buenas relaciones de la forma en que les enseñamos a los niños en nuestro mundo a comportarse moralmente, dado que este enfoque es opuesto a la sabiduría de la Cabalá.

Nosotros hacemos eso sólo para recibir la fuerza de otorgamiento de la Luz, del Creador, a través de otros. Dado que yo me someto, la Luz puede fluir hacia mí a través del amigo. Si trato a otros como si realmente fueran más grandes que yo, recibiré el poder del otorgamiento a través de ellos.  Es suficiente tratarlos con la intención de con el fin de otorgar y en las relaciones entre nosotros yo comenzaré a sentir al Creador y seré capaz de darle contento a Él. A través del otorgamiento a los amigos, yo seré capaz de sentir cómo puedo alcanzar el otorgamiento al Creador. Él se me revelará a través de la imagen del grupo que veré a la Luz de mi otorgamiento. Así, la regla “ama a tu amigo como a ti mismo” es la meta principal del nuestro trabajo, el cual es una sensación constante de humildad ante los amigos, y en correspondencia construimos los poderes de otorgamiento.

(108298 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 24 de Mayo del 2013, Escritos de Rabash)
Material Relacionado:

Un buen hábito: el deseo de otorgar
Ama a tu prójimo como a ti mismo
Mantén tu nariz hacia abajo, eleva al grupo