entradas en '' categoría

Los científicos han descubierto la conciencia

Dr.Michael LaitmanEn las noticias (de The Independent): “Científicos de la universidad de Oxford han descubierto una región del cerebro que nos hace pensar si hemos cometido un error y si habríamos podido actuar de otra manera”.

“Hay varias cosas que usted debe saber acerca de esta región que está dentro de su cabeza… Uno, que se llama el polo frontal lateral. Dos, que es exclusiva de los humanos, ellos hicieron pruebas con monos en el curso de la investigación en Oxford y, no, ellos no la tienen. Tres, que es del tamaño de un brote de una col de Bruselas. Y cuatro, que este es un salto más allá de los conocimientos científicos actuales en los reinos, que sólo puede describirse como espeluznante. …”

“Durante siglos hemos pensado que la conciencia era sólo una facultad de discernimiento moral en la mente humana, un sentido innato de que uno estaba comportándose bien o mal, aunque el gran HL Mencken definió como “la voz interior que nos advierte de que alguien puede estar mirándonos”. Esto ha sido utilizado por las religiones como un algo o un otro numinoso, amablemente concedido por Dios, para darles a los humanos una elección entre el pecado y el Paraíso”.

Mi comentario: Nuestro mundo y nuestro cuerpo son una copia exacta de los mundos superiores. La diferencia está solo en el programa de trabajo de ellos: en aras de sí mismo, en nuestro mundo y en aras de los demás, del Creador, en el mundo superior. Pero todos los detalles son idénticos.
(127463)

Material Relacionado:
La pantalla es un cálculo para el trabajo con el deseo
El cerebro distingue entre lo sagrado y lo profano
La “caja” indispensable 

La persona que crece en el útero de la madre Bina

Dr.Michael LaitmanPregunta: Si establecemos el grupo como un útero para nuestro embrión espiritual, ¿deben destacarse algunos amigos en él?

Respuesta: No, no puede haber alguien que se destaque, que sea diferente o que esté en desigualdad, ya sea en el embrión o en el grupo. Todos tienen que ser iguales. En realidad es por nuestras diferencias que establecemos una vasija general completa: un embrión y una matriz. Al conectarnos en torno a la grandeza del atributo de otorgamiento, nosotros establecemos una matriz. Es en la conexión y el reconocimiento de la bajeza de nuestra naturaleza que establecemos un embrión.

Nadie puede sobresalir de entre los demás, aunque hay partes que se destacan en el embrión, ya que tiene una forma humana, y el vientre también tiene su propia forma. Pero estas formas se crean como resultado de la suma de la conexión entre todos nosotros, donde todo desaparece y todos toman la forma de otorgamiento.

Además, el embrión está en las “aguas del vientre”, las cuales lo separa de las paredes del útero. El útero no está adherido directamente al embrión, y no le da su forma al embrión. El embrión es Bina, que es una forma completa y no una forma humana. Pero si el embrión mismo se envuelve totalmente con Jassadim, él recibe tal otorgamiento desde el vientre que éste lo convierte en un ser humano, y le da la forma de un ser humano, Adam, que se asemeja al Creador (Domeh, que tiene la misma raíz en hebreo).
(127337)
De la 3° parte de la Lección diaria de Cabalá del 2/12/14, Talmud Eser Sefirot

Material Relacionado:
Papel de lija en el egoísmo, bálsamo en el corazón
Enséñenle al mundo a ser un embrión dentro de nosotros
Cualquiera que lea esta carta también ha sido seleccionado

Enséñenle al mundo a ser un embrión dentro de nosotros

Dr.Michael LaitmanPregunta: A veces usted acentúa la importancia del grupo y a veces la importancia de la difusión. ¿Cómo entendemos esto de forma correcta para que en realidad entre la “Luz“?

Respuesta: Cada persona necesita recibir alimento del superior, y juntos deben interiorizar este poder que han recibido a fin de crecer. Este es el siguiente paso después de construir un útero y un embrión; nuestro mayor avance toma lugar dentro de este sistema interno y externo: el sistema superior e inferior.

Con el fin de hacer esto, necesitamos ver constantemente las faltas en nosotros, nuestra habilidad de añadir algo más para el crecimiento de nuestro útero y nuestro estado de embrión; en otras palabras, debemos rebajarnos a nosotros mismos. Si estamos listos para esto y queremos que el Superior sea tan grande como sea posible, si buscamos las maneras para que Él crezca, despertamos malos deseos corruptos en nosotros, los cuales se despiertan en forma de una protesta. De esta manera avanzamos acelerando el tiempo “despertando el amanecer”.

Nosotros nos convertimos en un anciano que camina encorvado y asegurándose de que no se le ha caído nada. Entonces empezamos a avanzar en nuestro estado al descubrir los defectos, los cuales usamos para construir y expandir el nivel más alto. El útero se vuelve más grande, y ahora nuestro embrión puede crecer más en él. La súplica viene de abajo, del inferior, mientras que el crecimiento, las etapas de desarrollo, se manifiestan desde arriba, a través del poder del Superior. Es así como nos construimos a nosotros mismos.

Y una vez que completamos los nueve meses de desarrollo prenatal, nacemos a un mundo espiritual, atravesamos las etapas del estado pequeño, alcanzamos el estado de grandeza y estamos listos para dar nacimiento a otros y ser para ellos como el superior es al inferior. Necesitamos estar en este estado en relación al mundo y enseñarle al mundo a ser un embrión dentro de nosotros.

Pregunta: ¿El Majsom es la línea en la que comparamos nuestras cualidades con el útero y aprendemos a alimentar a otros?

Respuesta: Un embrión espiritual es un estado por encima del Majsom. Si yo soy capaz de conectarme con otros y de crear con ellos un cuerpo único con la ayuda de la Luz Superior, la cual nos influye y nos une en un todo único, entonces ya estoy por encima del Majsom. En este punto ya somos capaces de otorgar en un nivel mínimo, y esto puede hacerse solo en el mundo espiritual, por encima del Majsom. El Majsom es el límite, lo que determina si estoy en el estado de recepción egoísta o si estoy listo para poseer cierto grado de otorgamiento.

El Majsom es un tipo de restricción en el que yo mismo me cubro en un grado mínimo. Y las etapas de gran restricción y otorgamiento están construidas en la cima de este.
(127334) 
De la 3° parte de la Lección diaria de Cabalá del 2/12/14, El Estudio de las Diez Sefirot

Material Relacionado:
Papel de lija en el egoísmo, bálsamo en el corazón
Cualquiera que lea esta carta también ha sido seleccionado
El misterio de nuestra libertad

Una escalera hacia la cima que está llena de abundancia

Dr.Michael LaitmanBaal HaSulam, Introducción al Libro del Zóhar, sección 58: Y yo he nombrado el comentario Sulam (Escalera) para mostrar que su propósito es como el de cualquier escalera: si ustedes tienen un desván lleno abundantemente lleno, entonces todo lo que necesitan es una escalera para alcanzarlo. De tal forma, toda la abundancia del mundo estará en sus manos.

A-Ladder-To-A-Summit-Filled-Abundantly

Comenzamos nuestro trabajo con la construcción de un grupo de diez personas que quieran convertirse en uno dentro de éste. Si nosotros transformamos a estas diez personas en una sola, entonces empezamos a descubrir un poder superior dentro de ellas.

Después de terminar este trabajo, comenzamos a organizar un círculo más externo. Debemos incluir dentro de nosotros a todas estas personas para ser capaces de conectarnos de nuevo en una completa unidad.

Con la conexión del primer nivel, descubrimos la Ohr (Luz) haNefesh. Y al alcanzar la conexión en un círculo más externo descubrimos Ohr haRuaj. Pero esta Ohr haRuaj se descubre en el círculo más interno, mientras que la Ohr haNefesh pasa al círculo externo.

Si estamos listos para conectar a nosotros un círculo aún más externo, entonces en el círculo más externo, revelamos Nefesh, y en un círculo más interno revelamos Ruaj, y en el círculo más interno revelamos Neshama. (Supongamos que había 10 personas en el primer círculo, 100 personas en el segundo y 1.000 personas en el tercero). Y así sucesivamente, hasta Jaya y Yejida. De ello se deduce que nuestro avance depende de la expansión de los círculos externos.

Baal HaSulam llamó a su comentario “La Escalera”, porque que cuanto más nos movamos y avancemos hacia adelante e incluyamos con nosotros cada vez más amigos nuevos, gracias a esto, nos elevamos en la escala y fortalecemos más y más la conexión entre nosotros.

De esta manera nos transformamos en un Kli más grande en el que se revela toda la Luz de NRNHY en nuestros Kelim: Keter, Jojma, Bina, Zeir Anpin y Maljut. Entonces hay una Luz y un Kli conectados juntos en un todo único y nosotros alcanzamos la adhesión con la meta de la creación.

Cada uno de estos cinco niveles, cinco círculos, está dividido en otros cinco y otros cinco, lo cual significa que la Ohr NRNHY de NRNHY de NRNHY emerge, y en total emergen 125 niveles. Por lo tanto, Baal HaSulam al hacer su comentario de todo El Zóhar, en toda su altura hasta la finalización de la corrección, explica cómo elevarse a cada uno de los niveles espiritual a través de la conexión de todos los Kelim que serán descubiertos. Por esto llamó su comentario, “La Escalera”.
(127123)
De la Semana mundial del Zóhar “Convención mundial Zóhar“, día uno 2/04/14, Lección 1

Material Relacionado:
Y la principal iluminación queda en la raíz
El despertar del alba
El poder del Libro del Zóhar

+125 grados de acuerdo al Zóhar

Dr.Michael LaitmanSe ha hablado mucho acerca del Libro del Zóhar últimamente pero aún es como una gota en el océano, dado que ¿cómo puede describirse en palabras la fuente de nuestra vida espiritual, la fuerza que sostiene toda la realidad, la expresión y la revelación del Creador al ser creado, la cual es El Libro del Zóhar? ¿Cómo puede describirse en palabras la abundancia, toda la Luz Superior que debe ser transmitida a toda la creación a través de este libro, toda la Maljut de Infinito, toda el alma general, a fin de corregirla y llenarla?

El Libro del Zóhar es en realidad un sistema que enlaza al Creador con todos los seres creados, y entonces no tenemos palabras para expresar la alabanza y el respeto que tenemos por este. Cómo podrían los pequeños seres humanos como nosotros  hablar acerca de este inmenso sistema de mundos que cuida de nosotros intensamente en las profundidades de este asunto.

Pero es precisamente cuando entramos en contacto con este inmenso sistema llamado El Libro del Zóhar que recibimos un despertar, sentimos ansiedad acerca de entrar en contacto con algo que es muy grande, con una fuente excepcional que es fuerte, poderosa, y especial. Si nos adaptamos a este sistema, a este mecanismo, a este libro, incluso un poco, tanto como podamos, seremos recompensados con un cierto nivel de contacto con este, y a través de este contacto, seremos recompensados con la Luz que nos corrige, con una medicina que nos cure, con la poción de vida.

Con el fin de adaptarnos al Libro del  Zóhar, nosotros necesitamos conectarnos juntos en una persona. Esta es la primera condición, pero sólo si estamos enfocados en el Creador. A menos que hagamos esto, no seremos organizados como uno, dado que necesitamos la Luz para conectar las muchas partículas en un todo. Este uno tiene que estar enfocado en el Creador, ser cercano a Él, lo cual significa cercano a la fuerza de amor y otorgamiento.

Pero El Libro del Zóhar nos ayuda a avanzar hacia esta condición incluso desde estados muy distantes, puesto que en realidad comenzamos de cero. Como un termómetro en la escala espiritual, existe un más, el cual está por encima de cero, y existe un menos, que está por debajo de cero. Existen +125 grados por encima de cero y -125 grados por debajo de cero. Es imposible elevarse hacia el más (+) si ustedes no descienden al menos (-) del mismo grado. Es en realidad el menos el que se vuelve un más.

El Libro del Zóhar incluye todos los niveles, todos los menos (-). Todo lo que puede suceder está ahí. “Aquel que es más grande que su amigo, su deseo es aún más grande”, lo cual significa que él desciende más bajo y más profundo que su amigo si él asciende a un nivel superior. El Libro del Zóhar ciertamente puede ayudarnos a corregir todas nuestras transgresiones menores, todos nuestros tontos errores, salvarnos, y llevarnos a la Santidad, es decir, hacia el amor y el otorgamiento.
(127210)
De la 4º parte de la Lección diaria de Cabalá del 2/10/14, Escritos de Baal HaSulam

Material Relacionado:
125 grados
125 grados hacia la perfección
125 grados de atracción de la Luz

No deben hacerse ídolos para sí mismos

Dr.Michael LaitmanLa Torá, “Éxodo” (Ki Tissa), 32:19-32:20: Resulta que cuando él se acercó al campamento y vio el becerro y los bailes, ardió la ira de Moisés, y él arrojó las tablas de sus manos, destrozándolas al pie de la montaña. Entonces tomó el becerro que ellos habían hecho, lo quemó en el fuego, y [se lo] dio a los hijos de Israel para que bebieran.

Primero Israel tenía que descender a Egipto con Jacob y sus hijos, y aun cuando ellos tenían una buena vida, sentían que eran esclavos en Egipto dado que ésta no era su casa. Cuando ellos hicieron el becerro de oro éste era el mismo Egipto, pero ya era deseable. Ellos querían desarrollarse de acuerdo al ejemplo de Egipto y construir para ellos un maravilloso estado sin la ayuda del Creador; ellos construyen un becerro de oro.

Por lo tanto cualquier figura o imagen a la cual le rinden reverencia en las diversas culturas o sociedades, esta es la personificación del becerro de oro. La persona se construye un ídolo corporal con el fin de reverenciarlo. Esto es totalmente opuesto a la perspectiva cabalística, pero en cada religión y creencia, hasta el día de hoy, existen ídolos a los cuales todos les rinden reverencia.

La persona necesita tener algo que sea sagrado; ella tiene que mantener algo como un niño que juega con un juguete. No puede existir sin ello, dado que todo lo que está más allá de la materia está más allá de nuestro entendimiento. Ella debe tener ciertas figuras. Así, siempre ha existido un amargo conflicto acerca de la cuestión de si debemos construir un Templo corporal o no, si necesitamos un rey en este estado o no. Un rey se refiere a una monarquía y la Providencia superior también es una monarquía.

¿Por qué necesitamos todo eso? Es un cumplimiento muy delicado de la estructura social, de tal forma que la sociedad sólo anhele hacia arriba, y sólo las acciones permanezcan abajo, lo cual significa que todo lo demás sólo debe ser la intención.

Entonces la persona tiene que distinguir constantemente entre el hecho de que la espiritualidad debe estar en el aire y no en la forma corporal, mientras que la corporalidad debe expresarse sólo en acciones que nos enfoquen a los unos en los otros. Entonces sólo el otorgamiento mutuo positivo permanecerá hasta la absoluta revelación del amor y la conexión entre nosotros. Si las personas actúan de esta manera, ellas establecerán el templo en la conexión entre ellas en el cual descubrirán al Creador. Sólo ahora, después de que la humanidad ha pasado por todos los niveles de evolución histórica, podemos explicar gradualmente cómo renunciar a todas las señales externas.

El cuerpo no existe. Existe sólo el deseo de que debemos conectarnos y entonces seremos capaces de descubrir dentro de nosotros, entre nosotros, en el área neutral, en la conexión entre nosotros, el nuevo atributo llamado Adam (un ser humano), y en éste descubriremos al Creador, la fuerza que nos ha creado y la cual nos revive. Es un gran proceso de maduración por el que pasa la persona.

Nosotros tenemos que mantener todos los símbolos de los que nos habla la Torá: las banderas, los estandartes, el Tabernáculo de la alianza, la tienda de la asamblea, etc. en la espiritualidad y no como un llenado corporal. A fin de tener éxito en hacerlo, necesitamos conectarnos. Por una parte, la conexión los protege y por otra parte, ustedes protegen la conexión. Cada uno apoya a todos en el anhelo espiritual; esta es precisamente la razón para la conexión entre nosotros, en la que cada uno se preocupa por todos los demás.
(127050)
Del Kab.TV “Los secretos del Libro Eterno” del 9/9/13

Material Relacionado:
El mundo entero es una parte de cada uno de nosotros
Para corregir el corazón…
Nosotros mismos creamos al Creador

Los hermosos arrebatos del alma

Dr.Michael LaitmanLas personas han estado tratando de encontrar algo santo en los objetos materiales a lo largo de muchos años. Ellas han abierto pirámides y féretros y no han encontrado nada excepto moho y hongos que las han matado.

El hecho es que las personas confían constantemente en el mundo material; no hay nada bueno en este, porque contamina a la persona espiritualmente. Las personas construyen estructuras no espirituales, crean un mundo de objetos oscuros, un mundo en el que la espiritualidad se percibe de forma material; este es el becerro de oro.

Es por esto que la Torá menciona constantemente la petición de que Moisés y los Levitas se levanten y maten a las personas, que apuñalen y quemen cada quinta y décima persona. Esto implica una aspiración para erradicar la tendencia natural egoísta de cada uno a buscar constantemente el becerro de oro.

Existe un impuso altruista en cada alma de la persona, y ellos deben buscarlo. Pero esto no tiene nada que ver con los impulsos comunes, en los cuales la persona desea alejarse del pasado para aliviar su suerte. Muchas personas están preparadas para morir, incluso para librarse del sufrimiento o unirse aparentemente con una idea más alta. Vemos soldados que salen a la guerra listos para sacrificarse.

Pero aquí lo único que tiene la persona es su aspiración por algo más elevado. Esta es una cualidad especial del alma, la cual está empezando a manifestarse en ella.

Después de todo, el propósito del programa de la creación, es llevar a cada persona a un estado de similitud con el Creador, y entonces juntos formaremos la imagen única de Adam.
(127047) 
Del Kab.TV “Los secretos del Libro Eterno” del 9/9/13

Material Relacionado:
Nosotros mismos creamos al Creador
Antes de tomar una decisión
La creación del becerro de oro

Una vacuna anti ego

Dr.Michael LaitmanLa Tora, “Éxodo” (Ki Tissa), 32:20: Entonces él tomó el becerro que ellos habían hecho, lo quemó, lo molió en polvo fino, [lo] dispersó sobre la superficie del agua, y [lo] dio a beber [a] los niños de Israel.

Esto puede compararse con la forma en que se hace un antídoto para cierto veneno por medio de una pequeña parte del mismo veneno. Cada medicina es veneno, pero no cada veneno es medicina. Lo que Moisés hizo fue un remedio para la nación israelí. Moisés no pensó en destruir la nación sino en curarla y en preparar una vacuna para esto a partir del becerro de oro.

El becerro (el ego), en realidad se debe ser pulverizado, para que pierda su forma, su figura, y esté en poder blando e intensidad en cada uno. Por lo tanto, es imposible arreglárselas sin el becerro. Debe haber veneno para que cada uno sepa de qué podía morir y cómo curarse.

No hay castigo, sino cura. Entonces nadie debe temerles a los becerros de oro. Llegará el tiempo en el que se revelará el poder, la habilidad y la preparación para moler el ego en polvo y comenzar la cura en la vía correcta. La cura para cualquier enfermedad es gradual y especialmente en este caso.

Nosotros debemos entender dónde estamos, hacia dónde no dirigimos, de dónde desciende el proceso de curación, y más que nada, qué significa estar sano. Este es todo el proceso de educación interna.
(127044) 
Del Kab.TV “Los secretos del Libro Eterno” del 9/9/13

Material Relacionado:
La creación del becerro de oro
Nosotros mismos creamos al Creador
El descenso del Monte Sinaí

Lección diaria de Cabalá – 02.16.14

Preparación para la Lección
Vídeo: Descargar
Audio: Descargar

Taller
Vídeo: Descargar
Audio: Descargar

El Libro del Zóhar, extractos seleccionados
Vídeo: Descargar
Audio: Descargar

Talmud Eser Sefirot, vol. 3, parte 9, ítem 81
Vídeo: Descargar
Audio: Descargar

Escritos de Baal HaSulam, “Introducción al Libro del Zóhar”
Vídeo: Descargar
Audio: Descargar