entradas en '' categoría

Padres exaltados y sus hijos egoístas

Dr. Michael LaitmanBaal HaSulam, «Arvut» (Garantía mutua): «Los Patriarcas cumplieron toda la Torá, incluso antes de que les fuera entregada». Esto significa que debido a la exaltación de sus almas, ellos tenían la capacidad de alcanzar todos los caminos del Creador.

Los patriarcas pertenecían a las vasijas puras, GE (Galgalta ve Eynaim), y por lo tanto no necesitaban la Torá, porque la Torá es la Luz que corrige el Aviut (grosor) del deseo, y estas no eran toscas sino puras. Toda la Torá es amor y otorgamiento y ellos pudieron cumplirla por la exaltación y la pureza de sus almas.

Todas las vasijas inferiores, sin embargo, no podían cumplirla así simplemente, sino que necesitaban equiparse con deseos lo suficientemente toscos, que se corrigen a sí mismos por medio de la Luz que Reforma, de los cuales pudieran separarse eventualmente y recibir la Torá.

Las vasijas de Jesed (misericordia), Guevura (valor) y Tifferet (esplendor) se corrigen a sí mismas sin la Luz que Reforma, adhiriéndose simplemente a la simple Luz Superior de su pureza. Ellos conocían toda la Torá de manera intuitiva, puesto que sus vasijas les permitían conocer las acciones de otorgamiento. Pero sus hijos Netzaj (eterna), Hod (gloria) y Yesod (fundamento), todas las otras almas que vienen después de ellos, ya pertenecen a las vasijas de recepción y, por tanto son incapaces de entender, sentir, o corregirse por su propia comprensión y pureza.

Cuando las vasijas son más toscas, ellas necesitan la Luz que Reforma. Primero tienen que revelar la profundidad del espesor del deseo de darse cuenta cuán malo es en los niveles de Egipto y durante 400 años.

Esto es lo que Abraham preguntó: «Yo sé que pertenezco a HGT, a las vasijas que ya están corregidas, que somos puros y que estamos más cercanos a Ti, pero ¿qué pasa con mis hijos? ¿Cómo sabré que ellos heredarán la tierra (de Israel)?»

El Creador le responde: «No te preocupes, ellos estarán en el exilio y acumulará todo el espesor necesario, y luego se darán cuenta de que tienen que estar conectados a Mí» Abraham oyó eso y se calmó. Las vasijas de otorgamiento tienen una inclinación natural hacia el Creador, mientras que las vasijas de recepción sólo pueden establecer una cierta actitud hacia el Creador por pasar por el exilio que revela el mal en ellos.

El método de corrección es totalmente diferente en las vasijas de otorgamiento, en GE, que en las vasijas de recepción. Padres e hijos son dos niveles diferentes. Los hijos ya son egoístas como podemos ver.
(136636)
De la 5° parte de la Lección diaria de Cabalá del 6/5/14, Escritos de Baal HaSulam

Una trampa y la salida de ella

Dr.laitmanEn las noticias (de Vedomosti): «Recibimos nueva información solo cuando nada amenaza nuestro panorama. Los hechos negativos traídos como apoyo del régimen ellos no pueden digerirlos, ni cambian sus puntos de vista en virtud de estas características de nuestra conciencia, la existencia de los medios de comunicación independientes y de Internet no resuelven el problema».

«La gente percibe la información que no constituye una amenaza para su visión del mundo y filtra todo el resto. Es increíblemente difícil para los políticos y los pueblos aceptar un callejón sin salida en el camino elegido, dado que el cambio de rumbo socava el sistema de visión del mundo».

«Después de comprender que el curso político elegido no lleva a los resultados esperados, que el país no cambia con frecuencia, sino que por el contrario se intensifica la realización del programa inicial, lo cual empeora la situación económica en el país y lleva a un endurecimiento del curso político equivocado. Una trampa mental, lleva al país a un círculo vicioso».

Mi comentario: Aunque opuesta a su curso, la decisión correcta puede aceptarse solo cuando se ve de forma objetiva. Esto solo es posible en un taller organizado de acuerdo a los principios de educación integral, en un círculo en el que las personas sean iguales y se anulen a sí mismas. Ellas deben estar preparadas para la plena conexión en aras de la revelación de la unidad (la Fuerza Superior) dentro de éste, la adhesión a la fuerza superior a través de la similitud de propiedades (otorgamiento mutuo) para crear satisfacción en esto.
(136819)

Los diez mandamientos de la conexión

Dr.Michael LaitmanPregunta: ¿Puede usted explicarnos el significado de los diez mandamientos dados en el Monte Sinaí y que deben repetirse todos los días, ahora, antes de Shavuot, qué simboliza la entrega de la Torá?

Respuesta: En primer lugar, los diez mandamientos simbolizan los deseos en los cuales estamos conectados unos con otros. Se trata únicamente de conexión.

La entrega de la Torá se lleva a cabo al pie de la montaña sólo después de que la gente acepta la condición de la garantía mutua como un hombre con un corazón. Esto significa que entendemos que hay una montaña de nuestro ego por encima de nosotros y que podemos ascender esta montaña sólo con un punto en el corazón. Este punto es llamado Moisés, ya que nos saca de nuestro ego.

El Monte Sinaí es enorme, como la torre de Babel y aún más grande. Nosotros estamos abajo de la montaña listos para permanecer alrededor de esta montaña de nuestro ego. Es decir, aceptamos conectar todas las partes de nuestro egoísmo privado en una montaña y no tememos aunque es una montaña de odio. Tenemos que anhelar la conexión a pesar de que la única meta de nuestro ego sea resistirse a la conexión.

Cuando nos conectamos de esta forma, exigimos la revelación de la fuerza de otorgamiento de nuestra conexión. Esto se debe a que la inclinación hacia la conexión es la vasija espiritual, la deficiencia de otorgamiento mutuo, como está escrito, «Del amor de las criaturas al amor del Creador». Por lo tanto, aceptamos la condición de «ama a tu prójimo como a ti mismo».
(136553)
De la 1° parte de la Lección diaria de Cabalá del 6/3/14, Shamati # 66 «La entrega de la Torá»

Preocupación por la unidad del recién nacido

Dr. Michael LaitmanTenemos que tratar de mantenernos nosotros mismos dentro de un Kli (vasija), un barco general, y pensar constantemente acerca de la existencia de este Kli, de nuestro bebé mutuo. Es como si tuvieran una hija que se casó y ahora vive lejos, y ustedes se preocupan constantemente por el bebé que dio a luz.

Piensan que él está en las manos de niños tontos y frívolos, que son perezosos y no se preocupan por él como deberían. Ustedes sufre por esto y no pueden ver en qué forma lo tratan. Su corazón se destroza cuando escuchan por teléfono el llanto de él cuando los llaman. Están llenos de preocupación.

Existen ese tipo de preocupaciones en la vida, es decir, el preocuparse por el bienestar de alguien que está por fuera de sí mismos. Y de esta manera tenemos que preocuparnos por el grupo.

Pregunta: ¿Resulta que tengo que trabajar no con los amigos, que se las arreglan muy bien con el grupo, sino con aquellos que quieren abandonar el grupo y por lo tanto dañar nuestra unidad, dañar nuestro barco colectivo?

Respuesta: Sí, pero sólo si previamente estaban dirigidos hacia la unidad. Sin embargo, si escucharon que uno tiene que unirse y de inmediato salieron corriendo, entonces esto ocurrió antes de cualquier compromiso con respecto a la Arvut (garantía mutua). Mientras tanto, a ellos no se les llama amigos.

Los amigos son sólo los que trabajan para alcanzar la Arvut (garantía mutua). Y los otros no lo hacen.

Comentario: Pero sabemos que este es un trabajo duro, y muchos huyen en medio del camino.

Respuesta: No lo hacen en el medio, dado que después de todo, ni siquiera han comenzado. Ellos vieron el comienzo del camino, comprendieron que no era para ellos y se fueron.

Pregunta: Entonces, ¿por qué vinieron si no tenían un «punto en el corazón?»

Respuesta: Todos tienen un punto en el corazón, pero mientras tanto no arde de manera tal que la persona necesite invertir la totalidad de sí misma en éste. Pero si ya eran parte de esta conexión, y se fueron, entonces uno tiene que arreglar la brecha que quedó por medio de nuestra conexión aun mayor y más fuerte.

Pregunta: ¿Deben regresar esas personas?

Respuesta: Ustedes no puede obligarlas a regresar porque no hay coerción en la espiritualidad.
(136515)
De la 5° parte de la Lección diaria de Cabalá del 6/2/14, Escritos de Baal HaSulam