entradas en '' categoría

Situaciones incomparables

laitman_558Pregunta: Usted ha dicho que hay que organizar talleres sobre preguntas agudas que aparecen como resultado de las interacciones. ¿Es necesario promover estas situaciones, ya que ciertamente podrían acumularse y luego aparecer como abscesos, o es preferible establecer talleres de antemano?

Respuesta: Traten de hacer todo lo que puedan y el Creador volteará esto según sea necesario. Su preocupación por el mañana está bien, pero tienen que ser más organizados. Esto significa que yo no puedo decir, “Que pase lo que tenga que pasar, ya que todo está en manos del Creador”. De esa manera yo realizo mi libre elección.

Del mismo modo, no puedo decir que todo depende de mí, así que no quiero prestarle atención a nada. Esto tampoco es correcto. En general, antes de la acción decimos: “Todo depende de mí”, y lo decimos así, como si realmente dependiera sólo de nosotros. Al final de la acción, decimos que todo esto fue determinado desde el principio por el Creador y que ocurrió sólo de acuerdo a Su decisión.

Como regla general, estas dos situaciones, estas dos ecuaciones dispares, son comparables sólo más allá del Majsom (barrera) cuando empezamos a trabajar con la línea media. Hasta entonces, sólo hacemos intentos por conectarlas. O todo depende de mí, o todo depende del Creador. Entonces, en primer lugar traten de tener todo esto en cuenta, y luego, atribúyanlo a la cuenta del Creador.
(137444)
De la Convención en Sochi del 6/9/14, Lección 1

Elevando a Moisés de la nada

Dr. Michael LaitmanM. Weisman, “El Midrásh dice” (capítulo “Sheminí”): Existe sólo un método para acercarse al Creador, y es la obediencia absoluta a Su voluntad. Y el Señor le dice a Moisés: “Dile a tu hermano Aarón que le hice un gran honor. Dile dónde están sus hijos, están donde estará la parte más interna de la Shejiná, es decir en el lugar donde se revela el Creador, Su divina presencia. Incluso tú y tu hermano Moisés no alcanzarán tales alturas”.

Esto nos habla sobre un estado que los seres creados no pueden alcanzar hasta el final de la corrección. Este se revela después de los niveles de Aarón y Moisés.

El hecho es que Moisés fue enterrado en el Monte Nebo cruzando el Rio Jordán y su lugar de entierro es desconocido hasta este día. Resulta que él alcanzó un nivel que nadie había revelado aún. Pero este todavía no es un nivel de conexión y unidad completa que incluye tanto al pueblo como la Torá, es decir, a todas las partes del alma general.

Pero al final de la corrección general, todos los niveles se revelarán en lo que es llamado la imagen alegórica de la tumba de Moisés. En principio, no hay tumba, dado que él subió la montaña por sí mismo y murió allí.

Más tarde, el estado de Moisés aparecerá nuevamente, pero en un nivel en que todas las almas abajo empezarán a ascender hacia él, a conectarse con él, y a avanzar todo el camino hasta el final de la corrección. Entonces en realidad ascenderemos al nivel sobre el cual se dice que “incluso tú y tu hermano Moisés no alcanzarán tales alturas”.

La Torá nos habla sobre la preparación que atraviesa nuestro deseo egoísta antes de entrar en aquello llamado la tierra de Israel, es decir, antes del desarrollo completo de nuestro egoísmo en amor y otorgamiento.

Esto sólo nos habla sobre el periodo en el que salimos de Egipto y alcanzamos la frontera de la tierra de Israel al pasar por cuarenta niveles espirituales y cuarenta años de errar en el desierto (el ascenso de Maljut (deseo de recibir) a Bina (deseo de otorgar)). Entonces existe el descenso de Bina a Maljut, en el que empezamos a alcanzar el nivel de Maljut, a elevarlo a Bina, y luego ascendemos de Bina a Keter (corona).

Después de que toda la masa se corrija por medio del ascenso gradual, hay una acción llamada Rav Pealim Mekabtziel, una fuerza especial que une todas las partes corregidas de la totalidad (Mekabtziel es la conexión que comprende todo en una fuerza única).

Esta es una corrección adicional. Cuando se haya cumplido habrá un ascenso a lo largo de todo el camino hasta el nivel de Keter. Entonces, el nivel de Moisés se revelará realmente, no de la forma en que se describe aquí, sino en el siguiente nivel, en el que surgen y ascienden todos los niveles al nivel de Keter.

Entonces se revelará la tumba de Moisés, es decir, el estado en el que alcanzamos el nivel de Moisés y juntos con él empezaremos a ascender hasta el final completo de la corrección
(137111)
Del Kab.TV “Los secretos del Libro Eterno” del 1/22/14

El punto en el que la persona se conecta con el Creador

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Por qué Baal HaSulam nos habla acerca de cómo el Masaj (pantalla) se eleva y desciende, de cómo se mezcla Bina con Maljut, etc.? ¿Por qué deberíamos conocer todos estos detalles?

Respuesta: Baal HaSulam nos habla sobre nuestros fundamentos, nuestras raíces. Esto es debido a que la persona en este mundo actúa como un animal, preocupándose sólo de cómo llenarse a sí misma, sin preocuparse de nadie más (si sucede algo a un milímetro de distancia de ella, no le importa ni un poco) o puede turbarse con preguntas como: ¿Quién soy? ¿De dónde vengo? ¿Por qué vivo, con qué propósito?

Si la persona piensa en estas preguntas que están un poco más allá de su propio cuerpo, estas ya pertenecen al nivel humano, no al nivel animal. Y el animal está totalmente encerrado dentro de sí mismo.

La sabiduría de la Cabalá nos habla de las raíces que pertenecen al nivel humano, es decir, de todo lo que es externo a mí. Externo a mí significa externo a mi existencia corpórea. Corpóreo significa de un extremo al otro: del nacimiento a la muerte, mientras el cuerpo viva. Esto es lo único de lo que se preocupa el animal.

En el nivel humano, sin embargo, uno pregunta: ¿De dónde vine y hacia dónde voy? Estas preguntas no pertenecen a nuestro sistema interno sino al sistema externo. Yo tengo que revelarlo y entonces conseguiré las respuestas a todas las preguntas tales como: ¿Quién soy, para qué vivo, y qué está pasándome?

Entonces, cuando leemos las descripciones del sistema superior en los libros de Cabalá, puede no importarme o importarme mucho, y en consecuencia descubrimos que esta historia en realidad se refiere a nosotros. Se refiere a nuestro comportamiento y a nuestro funcionamiento en el nivel animal y también en el nivel espiritual. Espíritu se refiere a lo que está por fuera del cuerpo.

En el artículo, “Prefacio a la Sabiduría de la Cabalá”, Baal HaSulam nos habla sobre nuestros fundamentos. Hasta un cierto punto nos habla sobre la Maljut misma y cómo se expande de arriba hacia abajo. Maljut es considerada el nivel animal, pero Maljut está conectada con Bina, la cual es el fundamento, la raíz del nivel humano.

A través de esta conexión con Bina, Maljut puede parecerse a Bina y por lo tanto alcanzar el nivel de Keter, es decir el del Creador. Es por esto que la conexión entre Bina y Maljut es tan importante. De hecho este es el punto en el que la persona se conecta con el Creador.
(137323)
De la 4º parte de la Lección diaria de Cabalá del 6/13/14, Escritos de Baal HaSulam

Preparando un vasija espiritual

Dr. Michael LaitmanM. Weisman, “El Midrásh dice” (capítulo Sheminí), “El octavo”: Antes de entrar en el Mishkán (“Tabernáculo”, en la presencia del Creador), Nadav y Avihú bebían vino con todos, con el fin de conmemorar ese alegre día.

El vino simboliza la línea izquierda, la revelación de Guevurot. Esto significa que Nadav y Avihú siguieron la línea izquierda en egoísmo absoluto, ignorando claramente la preparación de la vasija espiritual correcta.

La pregunta es cómo no podían cumplir con la revelación adecuada del Creador.

Cuando la persona está a punto de realizar el trabajo espiritual de acercarse a un estado más sublime, ella tiene que prepararse constantemente para esto. Debe tener el atributo de otorgamiento, el atributo de recepción, la intención correcta, la conexión con todos estos atributos, al menos con la gente. Al mismo tiempo, ella debe conectarse con el nivel superior, mientras esté en su parte inferior.

En el caso de Nadav y Avihú, sin embargo, ellos cometen un error tras otro, como si estuvieran corriendo sin pensar.

Pero esto lo hacen a propósito de lo Alto. Cuando la persona recibe el egoísmo adicional, superior a su capacidad, ella pierde por completo su sabiduría. Cae y realiza todo bajo la influencia de su creciente ego que le cubre sus ojos, diciendo: “¡yo quiero!”
(136923)
Del Kab.TV “Los secretos del Libro Eterno” del 1/15/14