entradas en '' categoría

No hay otro medio de corrección

Dr. Michael LaitmanPregunta: Por un lado, Israel tiene un problema externo, los ataques aéreos constantes, y por otro lado, dentro de las personas, hay una división en muchas facciones y direcciones. Cada uno tira para su lado y odia a los demás. ¿Cómo afecta esta separación interna nuestra seguridad externa?

Respuesta: La razón es la misma: no hay conexión entre nosotros. Entonces, por supuesto, hay una división entre nosotros, y no estamos de acuerdo unos con otros.

Sólo una pequeña parte de la población tiene conocimiento de la necesidad de la unidad, del método de unidad. Todos los demás aún no lo conocen, y no están muy interesados ​​en escuchar acerca de él.

Por lo tanto, no es sorprendente que haya tal desunión y división dentro de la nación. Cada uno se preocupa por obtener beneficio personal de esta situación. Hay una sola razón: la falta de conexión.

Por lo tanto, debemos dejar de culpar a los enemigos externos que nos rodean a lo largo de todas las fronteras, así como de los enemigos internos, es decir, nuestro egoísmo es el que nos separa y nos hace odiarnos sin razón. Ustedes sólo tienen que empezar a trabajar en contra de él. No hay otro medio de corrección.
(139188)
Del Kab.TV “La misión del pueblo de Israel” del 7/8/14

Material Relacionado:

Construyendo un puente por encima del odio
El método de unificación universal
Corregir al mundo significa corregirnos a nosotros mismos

Un círculo de bondad cerrado

Dr. Michael LaitmanPregunta: En nuestro mundo usamos el dinero y el poder militar con el fin de cambiar las cosas. ¿Cómo cambiamos al sistema espiritual?

Respuesta: El sistema cambia cuando el inferior se adapta al superior. Israel está en el medio y tiene que adaptar las naciones del mundo a la fuerza superior. Esto significa que Israel tiene que descender para conectar a las otras naciones con el nivel superior al estrechar este círculo.

Dr. Michael Laitman

Este tipo de adaptador se hace cuando organizamos un grupo o una mesa redonda en medio. Nuestra misión es sacar a las naciones del mundo hacia este tipo de debates y mesas redondas, y traerlas hacia la forma del superior, es decir hacia la fuerza del amor y otorgamiento. Nosotros tenemos acercarlas cuanto más nos sea posible a la fuerza superior, al otorgamiento, al hacer que ellas se asemejen a él.

Dr. Michael Laitman

Si la persona sale hacia las naciones del mundo y las organiza en un círculo, éstas adquieren una forma que se asemeja al superior. Este círculo está conformado por varias personas (digamos diez) que se unen de manera igualitaria, puesto que cada uno ve al otro como más elevado que él.

Dicha estructura redonda se asemeja al nivel superior, y de acuerdo a la ley de equivalencia de forma, el círculo inferior y el nivel superior se conectan de acuerdo a la semejanza y a la equivalencia entre ellos, a través de Israel que provocó esta adaptabilidad y equivalencia. Así, las dos partes comienzan a sentirse la una a la otra y la Luz superior es vertida desde arriba al círculo inferior a través de Israel.

Cuanto más ampliemos el círculo y cuantos más círculos idénticos que conectan creemos, más la fuerza superior puede revelarse. Entonces Israel se convertirá en el tubo a través del cual se vierte de arriba hacia abajo la Luz que Reforma e influye en el mundo entero, en todos los círculos. Así es como Israel cumplirá con su misión de llevar la Luz a las naciones del mundo.
(139125)
Del Kab.TV “La reunión de los mundos” del 6/18/14

Material Relacionado:

El rol de Israel en el mundo
La fórmula de la corrección: Un círculo, un línea, un círculo
Los servidores del pueblo

Empezando de nuevo cada día

Dr. Michael LaitmanSi siento que no tengo ningún deseo, ningún anhelo, ningún poder para moverme, y no puedo hacer nada, yo debo incorporarme en los amigos incluso si no tengo deseos de hacerlo, entonces recibiré de ellos este deseo.

Vivimos en una realidad llamada este mundo en el cual podemos llevar a cabo acciones que nos llevan al deseo de hacerlo, aunque no tengamos el deseo de hacerlo al principio.

Esto es llamado un deseo sin un deseo. Yo simplemente llego a una comida colectiva o a un evento de diseminación con el fin de ayudarles a los amigos. No importa si lo hago con el fin de sentir su respeto o de estar orgulloso de que estemos haciendo algo importante.

Puedo darme diferentes explicaciones egoístas, siempre y cuando pueda estar incorporado en los amigos. Yo absorbo su deseo, incluso si sólo nos sentamos y nos tomamos una cerveza. Gracias a eso, mi deseo cambia, y ya puedo comenzar a llevar a cabo pequeñas acciones que están relacionadas con la conexión entre nosotros. Recibo los deseos de los amigos, sus pensamientos, intenciones, despertares, y la sensación de la importancia del camino espiritual.

Por lo tanto, este mundo es el nivel más importante de todos. Está por fuera del mundo espiritual, pero nosotros comenzamos cada estado, cada nivel, a partir de este mundo.

Cuando estaba cerca de Rabash, yo solía preguntarme cómo este hombre que siempre está tan feliz, tan alegre, y siempre inspirador con ojos ardientes, algunas veces caía a un estado de sentirse totalmente muerto, especialmente en la mañana cuando despertaba y caminaba por ahí, observando todo estupefacto, sin entender qué estaba sucediendo.

Él estaba totalmente desconectado de la espiritualidad. Sin embargo, nosotros somos tan pequeños que no tenemos nada que perder, y nuestro aislamiento de la espiritualidad es tan ínfimo como nuestra conexión con ella.

Rabash solía moverse lentamente. Se sentaba a tomar una taza de café que yo le había preparado. Yo le leía un extracto de “El Estudio de las Diez Sefirot”, usualmente del capítulo 16 que habla de Adam HaRishón y los mundos de BYA, y después el gradualmente despertaba y comenzaba a ascender.

Debemos entender que cada nivel, hasta el final de la corrección, comienza de un cero absoluto a partir de nuestro mundo, como Rabí Shimon que cayó al estado de Shimon del mercado, y es a partir de este nivel cero que debemos crecer hasta la altura del final de la corrección.

Debemos reunir material, es decir deseo para este nivel, desde el estado en el que estamos, por fuera del mundo espiritual, entrando de nuevo cada vez. Así es como esto funciona.(138484)
De la preparación para la Lección diaria de Cabalá del 6/22/14

Material Relacionado:

La dirección espiritual del grupo
Lo que es oscuridad para el ego es luz para mí
Los beneficios de estar en el grupo

Campamento internacional de verano en Bulgaria “Día dos” – 07.12.14

Campamento integral de verano, Día dos, Taller 2
Video: Descargar
Audio: Descargar

Campamento integral de verano, Día dos, Lección 3
Video: Descargar
Audio: Descargar

Campamento integral de verano, Día dos, Lección 4
Video: Descargar
Audio: Descargar

Campamento internacional de verano en Bulgaria “Día uno” – 07.11.14

Campamento integral de verano, Día uno, Lección 1
Video: Descargar
Audio: Descargar

Campamento integral de verano, Día uno, Lección 2
Video: Descargar
Audio: Descargar

Campamento integral de verano, Día uno, Taller 1
Video: Descargar
Audio: Descargar
Video: Descargar

No hay nada que envidiar

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Porque queremos recibir naturalmente la Torá como un cierto bien, que se “supone” que recibimos?

Respuesta: Y ¿quién dijo que la Torá, el método de la corrección, se percibe como bueno?

Se nos dice: “Yo cree la inclinación al mal, e hice la Torá como su condimento”. El Creador creó, por una parte, el mal, y por otro lado, un “condimento”, contra él, la fuerza de corrección. Pero ¿qué bien hay en esto? ¿Qué hay de bueno si tengo un carro dañado que debo reparar?

Miren el mundo. ¿Quién envidia al pueblo judío porque recibió la Torá? Exceptuando las personas que son atraídas hacia el propósito de la creación, la corrección, otros pueden traer una variedad de definiciones de la Torá, y nadie nombraría la Luz que Reforma. Nadie dirá que la esencia de la Torá es la corrección del mal en uno mismo y que nosotros mismos necesitamos sumergirnos en este proceso.

Nuestra definición de Torá como la Luz que Reforma no parece ser un buen augurio. Estamos hablando de la fuerza de corrección que confronta todo el mal que se revelaría en nosotros.

La revelación del mal siempre es muy incómoda, desagradable, y nada dulce. Esto es algo terrible: Una grave enfermedad y una cura para esto.

No es una coincidencia que los niños pasen por algunas enfermedades que asegurarán su inmunidad continua. Nosotros necesitamos experimentar cada estado en el camino, descubrir el mal cada vez, sufrir por esto, y luego corregirlo.

Entonces, ¿quién necesita esto? En la definición correcta de esta palabra, el término “Israel” no le promete a nadie una vida dulce. Si miran la historia del pueblo judío, entonces no hay nada que envidiar. Sólo un puñado de personas en el mundo se agrega a Israel para compartir su destino. Quizá ellas hayan heredado su atracción de las Reshimot (Reminiscencias) de las tribus perdidas.

Es difícil esperar una influencia masiva allí donde estamos trabajando contra el egoísmo.
(139172)
De la cuarta parte de la Lección diaria de Cabalá del 7/9/14, “La unidad del pueblo”

Un técnico a cargo del trabajo de la creación

Dr. Michael LaitmanPregunta: Quisiera tener una definición científica de cuál es el único rol de la nación de Israel en el sistema general. ¿Qué fuerzas operan allí?

Respuesta: La nación de Israel es parte de la realidad que avanza hacia la meta de la creación bajo condiciones especiales. En contraste con todas las demás partes de la creación, cada paso que dan hacia adelante puede darse sólo de acuerdo a su libre albedrío.

El resto de la naturaleza: la naturaleza inanimada, vegetativa y animada y las naciones del mundo avanzan hacia las leyes fijas de la naturaleza que operan en ellos sin tener en cuenta su deseo. Ellos deben avanzar, mientras la nación de Israel tiene que consentir y entender cada paso que da. Ellos no pueden avanzar a menos que acepten un cierto paso y lo esperen.

Pero como resultado, Israel empieza a entender y a sentir cómo avanzan, y a descubrir la fuerza que los ayuda a avanzar y hacia donde se dirigen, a qué forma de existencia, a qué forma de mundo y a qué estado. De acuerdo a esta comprensión, Israel se cambia a sí misma, su forma y su actitud hacia las otras partes de la realidad y primero que nada hacia las demás naciones.

Toda la realidad es un sistema de respiración vivo, lo que quiere decir un sistema que está cambiando constantemente mientras avanza hacia una meta única. Israel sin embargo es la parte especial del sistema que sirve como un adaptador de conexión, como un enlace, un coordinador entre las fuerzas que dirigen el sistema y las partes que no pueden estar en contacto por sí mismas con estas fuerzas, dado que no tienen libre albedrío.

Por lo tanto, Israel está obligado a cuidar al resto del sistema y a servir como el enlace entre las fuerzas de la providencia superior y la naturaleza inanimada, vegetativa y animada, y las naciones del mundo.

Pregunta: Entonces, ¿Israel es el técnico que es responsable del funcionamiento de todo el sistema?

Respuesta: Sí, pero Israel en sí mismo debe cambiar porque de lo contrario no sabrá cómo cuidar del sistema. Ellos necesitan crecer constantemente: en su consciencia de la fuerza superior para convocarla a cuidar del sistema, en su reconocimiento de todas las demás partes del sistema, de la naturaleza, y de las naciones del mundo, y su comunicarse con ellos porque son el enlace entre ellos.
(139093)
Del Kab.TV “La reunión de los mundos” del 6/18/14

Una telaraña de deseos atrapados

Dr. Michael LaitmanSi una persona se cansa y pierde interés en su trabajo, si se siente impotente y piensa que este camino no es para ella, significa que no ha aprendido a atraer sus partes separadas, dispersas en todo el mundo, a acercarlas más hacia ella. Ella no sabe cómo alcanzar las vasijas vacías de las que puede recibir un llenado.

Después de todo, ella es como una araña en el centro de su tela atrapando los deseos de otros en esta red, los cuales se convierten en parte de su alma…

¡Es muy importante entender que, dado que debemos sentir y anhelar constantemente ser incorporados en los amigos y absorber todos sus deseos, yo soy como un egoísta que mira constantemente a su alrededor con los ojos grandes, ávidos para ver qué más puede recibir de los amigos, lo cual es un despertar de la importancia de la meta y la conexión!

Yo los envidio constantemente. No les falto el respeto, pero en realidad, creo que me ocultan algo. Estoy seguro de que cada uno de ellos tiene algo valioso para mí, y que de otro modo no tendrían derecho a existir y yo ni siquiera los vería. Si identifico que existe alguien, significa que es una carencia que necesito para completar mi alma.

Así es como todos debieran considerar a su amigo. Por eso se nos dice que todos están para servirme, y con esto yo le sirvo a mi Hacedor.
(138488)
De la preparación para la Lección diaria de Cabalá / 22/14

El enfoque sistemático de la sabiduría de la conexión

Dr. Michael LaitmanPregunta: La educación integral no son sólo juegos o encuentros placenteros. En su lugar, este es un método poderoso, de mente amplia y sistemático ¿Qué se necesita para dejar de ver soluciones a los problemas sólo en un nivel aislado individual donde nunca encontramos una solución, sino abordar los problemas colectivamente, de forma sistemática?

Respuesta: El método de conexión es un programa único para descubrir la verdadera realidad a través del desarrollo de nuestros sentidos. Nosotros carecemos de las herramientas para comprender la realidad. Físicamente, tenemos cinco sentidos: vista, oído, gusto, olfato, y tacto, que funcionan en rangos particulares. Si extendiéramos nuestro rango de visión desde menos (-) hasta más (+) infinito, entonces veríamos una imagen diferente, y esto ya no sería llamado “visión”, porque percibiríamos el mundo en los rangos infrarrojo o ultravioleta, más allá de las frecuencias usuales.

Escuchamos también en ondas, como todo lo que sentimos. Supongan que fuera posible extender el rango de ondas auditivas de cero a frecuencias sin límite. Entonces, descubriríamos fenómenos más maravillosos de los cuáles aún no estamos conscientes. Después de todo, percibimos lo que entra en el rango de frecuencias que sentimos, y, si el fenómeno está por fuera del nuestro rango de frecuencias, entonces no lo vemos o escuchamos. Nuestros sentidos de vista y oído simplemente rechazan fenómenos como esos.

Es interesante que la mayoría de las neuronas de nuestro cerebro le pertenece al sentido del olfato. Todo el cerebro está envuelto en células responsables por ese sentido del olfato. Aparentemente, alguna vez el sentido del olfato tuvo una función importante como el caso de los perros donde es más importante que escuchar o incluso ver. Sin embargo, en el transcurso de la evolución humana, el sentido del olfato perdió su importancia. Además, el sentido del gusto es más limitado en las personas. Un perro sólo necesita tocar la comida para determinar inmediatamente si está en mal estado. En un perro está funcionando todo un laboratorio que le da resultados inmediatos. Sin embargo, un humano es incapaz de esto. Entonces, está obligado a enviar muestras a un laboratorio y a esperar una semana para obtener los resultados. Tenemos que entrenar perros en los aeropuertos para encontrar drogas o dinero mediante el olor.

Esto significa que los humanos carecemos de sensaciones. Pero, incluso si desarrolláramos la vista, el oído, el gusto, y el tacto, y nos abriéramos a todas las frecuencias, aun así sólo captaríamos una pequeña fracción de la realidad, porque detrás de todos los sentidos, está nuestro deseo dentro del cual percibimos la realidad. La cantidad de deseo determina la intensidad de nuestra percepción.

El problema es que nuestro deseo es muy pequeño ¿Cuánto queremos ver, escuchar, sentir, y saborear? Sólo un poco. Es decir, nuestra percepción está limitada no sólo por el rango de los sentidos, sino también por el deseo que está detrás de todos ellos.

Sin embargo, la principal limitación es que nuestro deseo hace posible que nosotros percibamos sólo lo que le interesa a él, y no le prestamos atención a lo que no le interesa a nuestro ego. Entonces, no vemos la realidad que está frente a nosotros.

De todo lo que está frente a mí, yo sólo veo la pequeña parte en la que estoy interesado o si es útil o dañina para mí. Pero si algo no toca mi deseo desde el punto de vista de su bienestar o malestar, entonces simplemente no lo veo o lo percibo.

Fuera de mí, podría haber infinitas fuentes de influencia, pero no me interesan. No quiero prestarles atención, entonces no las descubro. No las siento, y vivo como si no existieran en absoluto, y mientras tanto, estas me influyen sin mi conocimiento, justo como la radiactividad.

La única solución es cambiar hacia una forma diferente de percepción no egoísta. En otras palabras, depende de mí el percibir no lo interesante o dañino para mí, sino abrirme a toda la realidad que está frente a mí, sin saber qué es.
(138875)
Del Kab.TV “La reunión de los mundos” del 6/20/14

El comienzo de la unidad de la humanidad

Dr. Michael LaitmanLa unidad del pueblo de Israel se deriva de la fuente que llamamos la sabiduría de la Cabalá. La sabiduría de la Cabalá habla sobre el sistema completo, global y sus leyes. Este sistema es la naturaleza, la divinidad. La ley de la Luz y el Kli (vasija) operan en él, y todo se deriva de ella.

En relación a nosotros, este sistema fue creado hace mucho tiempo. Fuimos la última que se creó dentro de él y tenemos que aprender cómo usarlo para traernos al primer estado de plenitud: la meta de la creación. Eso es lo que debemos alcanzar.

En este sistema hay fuerzas que actúan y partes sobre las que se actúa. Este es muy complejo. Gracias a su influencia y a las fuerzas que actúan sobre nosotros, nos desarrollamos.

Como resultado de este desarrollo, alcanzamos un estado que indico por la sabiduría de la Cabalá. Comenzando con nosotros y moviéndonos hacia afuera, nos convertimos en partes activas que incluso pueden activar el sistema. Si no hacemos esto, el sistema influirá en nosotros para que aun queramos usarlo correctamente.

Después de todo, vivimos a través de la sensación buena o mala. En última instancia, esto es toda nuestra existencia: Estamos entre una buena y una mala sensación y tratamos de acercarnos constantemente cuanto más nos sea posible a lo bueno y de alejarlos en lo posible de lo malo. Así es como nos motiva el sistema.

En nuestro desarrollo no todos somos iguales. Si fuéramos iguales, seríamos un bloque y no muchas partes. Cada parte tiene su propósito, su causa, su origen, así como su proceso de corrección y la forma final. Cada parte debe llevar a cabo lo que se le impuso, lo que el sistema espera de ella como parte activa que tiene que estar en su lugar para realizar su obligación.

En relación a todas las partes del sistema, los seres humanos se dividen en dos categorías:

  • Las personas que reciben la oportunidad para el trabajo espiritual, es decir, la oportunidad de conocer el sistema y trabajar conscientemente dentro de él a través de la sensación y el intelecto, puesto que están obligadas a llegar a la auto realización.
  • Aquellas que todavía no han aceptado esta oportunidad y la aceptarán mucho más tarde, como está escrito, “Porque todos me conocerán, desde el más pequeño hasta el más grande de ellos ” (Jeremías 31:33).

Este proceso se extiende gradualmente y los incluye a todos. Además, nosotros tampoco somos los primeros. Antes de nosotros existieron Adam ha Rishón (el primer hombre), y los cabalistas de cada generación. Y nosotros estamos activos en nuestra era. Por lo tanto cada uno debe aprender, conocer y comprender sobre el origen de su alma.

Aquellos que reciben el despertar espiritual, en la medida de su implementación, son llamados Israel, Yashar-El, directamente hacia el Creador. Y los que todavía no han recibido un despertar so llamados las naciones del mundo. Pero esto no quiere decir que no tengan la posibilidad dada a Israel; esta simplemente no se ha realizado aún.

Como resultado de esto, se le ha impuesto a Israel un trabajo especial, no sólo en lo que respecta a ellos mismos, sino también en relación a las naciones del mundo. Y si entre las naciones del mundo hay personas que han aceptado este mensaje de Israel, entonces también se les asigna en esa medida el trabajo de conexión, ayuda, apoyo, ánimo y así sucesivamente. Estas dos partes deben trabajar juntas, lo cual requiere de la unidad entre todos, de tal forma que interactúen correctamente.

Además, Israel también está dividido en partes: Cohanim (sacerdotes), Leviim (músicos, cantantes, maestros de la Torá), y Israelim (israelitas), quienes difieren en su trabajo. Entre las naciones del mundo, hay setenta fuentes latentes que también ponen un sello en sus partes individuales. Pero todo esto se aclarará en el camino.

Hoy, en la etapa actual de desarrollo, todo el mundo ha recibido un despertar, una “invitación”, un llamado, un empujón, una oportunidad para la corrección y para la participación en el proceso. Para algunas personas, este llamado se presenta en una forma más consciente y concentrada, jalando de ellas hacia adelante. Otras no se sienten tan atraídas y son empujadas desde atrás a través de golpes, y “patadas”. De una u otra forma, ambas son movidas por diversos tipos de sufrimiento. Hay “sufrimientos de amor”, y hay una gran variedad de diferentes tipos de sufrimiento.

Pero, en general, la etapa actual del desarrollo histórico se caracteriza por el hecho de que todos comienzan a sentir, en mayor o menor medida, que estamos viviendo en un momento único y que la humanidad debe pasar a través grandes cambios. Especialmente en materia de la percepción de sí mismos: ¿Qué es lo propio y qué es el mundo? Aquí, por supuesto, somos ayudados por varias ciencias.

Ha llegado un momento único del cual hablaron los cabalistas de forma anticipada. Y todo el desarrollo del pueblo de Israel estaba destinado específicamente para este tiempo; de la época babilónica pasaron por todo tipo de etapas de preparación, elevaciones, rupturas, y exilios, de manera que hoy en día esté listo para su verdadero y última rol.

Después de todo, Israel es un grupo único en la humanidad que recibió dirección, anhelo, conocimiento, mente y sensación, todo lo necesario para corregir a toda la humanidad.
(138821)
De la 3° parte de la Lección diaria de Cabalá del 7/03/14, Lección sobre el tema “La unidad del pueblo”