entradas en '' categoría

El antisemitismo como una exigencia de atención y de amor

Dr. Michael LaitmanLa fuerza de la unidad es una fuerza de la naturaleza que pasa a través de un determinado proceso de cambios. Hoy en día, esta fuerza afecta a la Tierra y nos obliga a todos a unirnos. Todo el sistema debe integrarse, conectarse a través de todas sus partes. Además, tiene que ser global, extendiéndose por todo el mundo.

Debemos alcanzar este estado. Pero de toda la población mundial, sólo el pueblo de Israel ha vivido alguna vez en este estado de unidad y ha alcanzado el equilibrio con niveles inanimado, vegetativo y animado de la naturaleza, y con la fuerza superior general. El resto de la humanidad no ha tenido esta experiencia.

Esto sucedió hace dos mil años, cuando la nación de Israel, viviendo en la tierra de Israel, construyó el Primero y Segundo Templo. Fuimos llamados el pueblo de Israel a causa de nuestra orientación directo hacia el Creador, Isra-el, Yashar-Kel, directamente hacia la unidad, la armonía y el amor fraternal por los demás.

Hoy en día el mundo entero está sufriendo debido a la presión externa de la fuerza superior que está acercándose a nosotros. Israel no quiere este enfoque, no quiere estar en un estado de destrucción, expulsión espiritual de esta fuerza superior, de la conexión con los demás.

Por lo tanto, el resto de la humanidad siente que Israel no está cumpliendo con sus obligaciones: Israel no les pasa a las otras naciones esta fuerza superior, el método de la unidad, no es Luz para los demás, no les enseña cómo vivir en conexión y unidad. Nosotros no nos damos cuenta que nuestra misión es llegar a ser “un reino de sacerdotes y una nación santa”, maestros de toda la humanidad.

Inconscientemente, el mundo entero está esperando esto de nosotros. El mundo odia a los judíos, puesto que ellos no les traen el bien y por lo tanto causan sufrimiento. Todas las naciones acusan a Israel de ser la fuente de todos los males. De esta manera, quieren decir que Israel tiene la oportunidad de convertirse en una fuente de bien para el mundo, pero no lo hace.

El antisemitismo es la evidencia de que todas las naciones se sienten dependientes de Israel. Imaginen qué condición tan seria es esta. Es como si cayeran en completa dependencia del vecino que ha reunido un informe completo acerca de ustedes y tuviera la oportunidad de contarles a sus familiares y amigos todos sus secretos, todos los crímenes que han cometido en sus vidas.

Él mantiene este informe en su lugar y va revelando gradualmente los hechos a partir de él, trayéndoles a ustedes un terrible sufrimiento aquí y allá. Y lo hace deliberadamente, como un criminal inteligente y astuto, sin dejarlos en paz ni de día ni de noche, y atormentándolos día tras día.

¿Cómo se sentirían en esta situación? ¿Puede llamársele vida a esto? ¡Su vida sería peor que la muerte! Se convertiría en un sufrimiento continuo, renovado, cada momento en el que no saben qué esperar. Eso es lo que sienten las naciones del mundo, y día tras día esta sensación va en aumento.

Pregunta: ¿Qué causa exactamente que el mundo se sienta así con respecto a Israel?

Respuesta: La razón es que el pueblo de Israel no está unido. Tenemos que unirnos, y luego fluirá a través de nosotros la fuerza superior unificada e influirá en el mundo, llevándolo al orden.

Le hacemos daño al mundo por nuestra desconexión entre nosotros, dado que la fuerza superior del bien no puede fluir hacia el mundo a causa de nosotros. No le enseñamos al mundo cómo estar en buenas relaciones con los demás. El mundo entero tiene que organizarse en un sistema global: las personas tienen que conectarse entre ellas con buenas relaciones y volverse como un cuerpo, como un hombre con un corazón.

El pueblo de Israel debe dar este ejemplo, mostrarle su unidad a todo el mundo, y ayudarles a los demás a unirse en la misma forma.

(141627 – Del Kab.TV “Una nueva vida” del 12 de Agosto del 2014)

El secreto esencial de los judíos, parte 26  

Del libro: El secreto esencial de los judíos, M. Brushtein.

“Principios fundamentales de la teoría integral”

 

Los deseos egoístas permiten ver los estados opuestos a ellos.

Nosotros no sabemos qué controla al egoísmo.

El universo está construido en su totalidad a partir del deseo de recibir.

Ahora estamos parados frente a la entrada de la dimensión eterna, infinita.

La fuerza de la unidad puede romper las fronteras de nuestro universo.

(141457)

Lección diaria de Cabalá – 08.20.14

Preparación para la Lección

Video: Descargar

Audio: Descargar

Escritos de Baal HaSulam “Introducción al Estudio de las Diez Sefirot”, ítem 1

Video: Descargar

Audio: Descargar

El Libro del Zóhar, extractos seleccionados, “Los mandamientos de la Torá, el primer mandamiento”, ítem 191

Video: Descargar

Audio: Descargar

Talmud Eser Sefirot, vol. 3, parte 9, “Histaklut Pnimit”, ítem 3

Video: Descargar

Audio: Descargar

El secreto esencial de los judíos, parte 25

Del libro: El secreto esencial de los judíos, M. Brushtein.

“Principios fundamentales de la teoría integral”

 

El egoísmo es un deseo

Entonces, el egoísmo es un deseo. Sin tener en cuenta cuán importante suene, estamos hablando de una nueva visión del mundo.

“Una visión del mundo es el sistema de puntos de vista sobre el mundo objetivo y el lugar del hombre en él, sobre la relación del hombre con la realidad que hay a su alrededor y consigo mismo, así como el marco de las actitudes, creencias, ideales, principios, conocimientos, actividades y valores de las personas, basados en estos puntos de vista”. (Diccionario académico)

Desafortunadamente, los diccionarios todavía “no están familiarizados” con esta visión del mundo, de tal forma por el momento, lo llamaremos concepto. En cualquier caso, este concepto o modelo es muy prometedor y relevante. En primer lugar, porque nunca ha sido refutado por nadie ni por nada a pesar de que, de acuerdo a nuestros recursos, tiene unos 6000 años de antigüedad.

Este concepto es a menudo tratado con recelo o incomprensión. La razón principal es la falta de información.

Dos hechos indican la relevancia de este concepto. En primer lugar, su plena realización, sin importar cuán extraño suene, fue originalmente programado para nuestro tiempo. En segundo lugar, este concepto explica muchos, si no todos, los problemas de hoy.

Veamos cómo revelan este concepto sus autores, los cabalistas.

El deseo es la esencia de la creación, desde el principio hasta el final, es el único “material” que la compone.

“Todos los diversos seres creados son simplemente diferentes “partes” del “deseo de recibir”. Por otra parte, todos los eventos que les suceden son los cambios que le ocurren a este “deseo de recibir”. (La ciencia de la Cabalá (Ptijá))

En primer lugar, es necesario asegurarnos de que hablamos en el mismo idioma que el autor. ¿Qué hay detrás de las palabras “deseo de recibir”? ¿Qué quiere decir el autor con la palabra “creación”? ¿Tal vez sea algo exótico o esotérico?

“… Incluso en la más pequeña de las partículas, está acumulado solo un “deseo de recibir”. (Yehuda Ashlag “La libertad”)

No. Parece que el autor habla el mismo idioma que nosotros.

Sin embargo, para eliminar las últimas dudas, me gustaría tener algo concreto.

“Esa fuerza, el deseo de recibir, está presente en cada elemento de la realidad, como hemos explicado anteriormente. Además, los cuatro tipos: inanimado, vegetativo, animado y hablante, surgieron de ellos”. (Yehuda Ashlag “La libertad”)

Entonces, todo lo que existe es ese deseo. Ahora podemos seguir adelante, o más bien, volver al principio, a aquellos eventos que tuvieron lugar mucho antes del famoso Big Bang.

(141389)

El secreto esencial de los judíos, parte 24

Del libro: El secreto esencial de los judíos, M. Brushtein.

“Principios fundamentales de la teoría integral”

El egoísmo es el motor del progreso.

El egoísmo es el amo; la mente es su fiel ayudante.

El poder de la mente nos permite vencer nuestro egoísmo y controlarlo de la forma correcta.

Estamos de pie ante el umbral de grandes desastres, pero el egoísmo nos impide ver esto.

Los medios de comunicación alimenta el egoísmo universal.

(141270)

Del otro lado del ego

Dr. Michael LaitmanPregunta: Al anularse a sí misma, la persona debe anular su ego, transformando su esencia. Pero dentro de mí aparece un miedo terrible: Si el ego físico desaparece, ¿qué quedará? ¿Entonces la espiritualidad borra y oscurece?

Respuesta: Esta es una sensación muy buena y genuina. Si te sientes así, es una señal de que está apareciendo en ti la impresión correcta de cuán primitivo, pequeño y simplemente egoísta eres. Y si el ego desaparece, entonces ¿qué quedará? ¿No tu “yo” o algo más?

Todas las perspectivas espirituales se encuentran del otro lado del ego. Al rechazar esto, comenzarás a sentir una nueva dimensión.

(141599 – De la Convención en Sochi, “Día dos” del 14 de Julio del 2014, Lección 6)

Una revolución ideológica

Tomado del folleto “La única salida, el Israel de hoy”.

 

Recientemente, expresiones como el “pueblo elegido”, “el pueblo de la idea”, “la gente espiritual”, evocan una sensación de malestar, de crueldad, restricciones religiosas, y lo más importante, una sensación de no pertenecer a todas estas frases.

La guerra contra Hamas ha logrado, de hecho, una revolución ideológica. Los medios de comunicación, especialmente las redes sociales, fueron literalmente inundados de este tipo de expresiones. Estas vienen de ambos lados, tanto de los judíos como de los no judíos. Cuando los cohetes alcanzan alguna parte del país, la posición del observador externo desaparece rápidamente.

Por un lado, hay una cierta sensación de desesperanza; por el otro, nadie habla ni escribe que debemos salir de Israel y buscar un lugar más seguro en otra parte del planeta.

¿Por qué? Debido a que todos vemos que el planeta no quiere a los judíos. Si antes hablábamos de antisemitismo en algunos países, hoy en día es difícil encontrar un país donde no exista el antisemitismo. Literalmente, donde el antisemitismo anteriormente se manifestaba cada día, se incrementa la actividad, y en donde no existía antes, comienza a crecer rápidamente.

Este tipo de ola a gran escala en contra de Israel, o más bien las declaraciones antisemitas nunca habían existido, a no ser que, por supuesto, no recordemos la Alemania nazi. Incluso países, como El Salvador, Perú, y Argentina, se unieron al caos general y han comenzado a retirar a sus embajadores.

Al mundo no le importa que les proporcionemos alimentos, energía y atención médica a las personas que están constantemente bombardeando nuestras ciudades. El mundo está seriamente preocupado del por qué son asesinados tantos terroristas y por qué hay tan pocas bajas entre los que se oponen a los terroristas.

(141436)