entradas en '' categoría

La principal preocupación

qwePregunta: ¿Puedo suponer que la unidad de nuestro asombro total, de nuestros temores comunes en un solo temor, crean al Creador entre nosotros?

Respuesta: Nuestros miedos, mejor dicho, nuestra ansiedad, no crean al Creador, sino la condición previa para Su revelación.

El miedo es lo que llamamos la preocupación por nuestra existencia material, pero la ansiedad es una condición que está por encima de nuestra vida física, cuando estoy en temor de si voy a tener la oportunidad de existir en el atributo de otorgamiento. Mi preocupación ni siquiera es ese, porque esto también es un poco egoísta, sino que mi temor sirve como una oportunidad para que la Luz pase a través de mí hacia los demás, como a través del canal de transferencia.

La preocupación en cuanto a si puedo ser un conducto para la Luz para todo el resto del mundo es el temor correcto. Si la persona se imagina todo eso permanentemente, de esta manera, entonces ella ya está cerca de un buen estado, conectada con los demás en una intención. Entonces, tenemos la habilidad para convertirnos en un amplio canal para el paso de la Luz, una vasija en la que sentiremos al Creador.

Por lo tanto, estoy constantemente en el temor de si será capaz de pasar a través de mí todo lo bueno, toda la corrección que el Creador quiere producir en toda la humanidad. Yo quiero ser sólo un medio para el movimiento de fuerzas que corrige a los demás. 

(145618 – De la Convención en San Petersburgo «Día uno» del 9/19/14, Taller 1)

El amor desde el punto de vista de un pájaro

7No hay nada más fuerte que la conexión entre un hombre y una mujer que se han acercado el uno al otro. Desde la infancia, cada uno de nosotros sueña con encontrar el amor, con ser amado, y ser abrazado con calidez por todos lados. Buscamos esta ternura materna toda nuestra vida.

No hace diferencia quienes sean y qué sean ustedes y si son jóvenes o viejos, ingenuos o experimentados, casados o solteros, la necesidad de una relación es común para todos nosotros. El rol del amor y su influencia es mayor a cualquier cosa. Los problemas en la familia se expresan en el trabajo, en nuestra salud, y en otros aspectos de nuestras vidas. No hay nada más fuerte que esta conexión, o el deseo por esto cuando colapsa. Toda nuestra vida gira alrededor del amor.

Primero alejémonos de los detalles y tratemos de mirarlo desde la distancia, desde el punto de vista de un pájaro.

Por naturaleza, la persona tiene que ser parte de un entorno. Todo nuestro entorno global es la tierra donde vivimos y las condiciones físicas del entorno. Todo esto nos habilita para crecer y desarrollarnos.

Nuestra vida empieza desde una minúscula semilla en el útero de la madre. Aquí, en el lugar más seguro que la naturaleza ha preparado para el hombre, él tiene apoyo total. No tiene que hacer nada y todos los sistemas necesarios operan en él.

Después de nacer, el bebé alcanza los brazos amorosos de sus padres y familiares quienes lo cuidan. Debido a que es indefenso, depende totalmente de ellos. Por lo tanto el amor continúa su rol desde la protección natural hasta la protección de su familia.

Gradualmente crece y aprende a caminar, como si estuviera envuelto en una capa de preocupación general que está basada en las leyes del mundo y de la sociedad humana. Mientras crece, recibe un trato afectuoso especial.

A medida que crece necesita un entorno incluso más fuerte y seguro. Después de todo, encuentra nuevos problemas. Parece que ha llegado a ser libre e independiente, como si no necesitara de nadie ni dependiera de nadie, pero de hecho no es así. No es por casualidad que nuestros ancestros decían que después de que el hombre deje la casa de sus padres él tiene que adherirse a su esposa, es decir, tener una familia a fin de que las relaciones en esta sean fuertes y duraderas para cuidar de su descendencia.

La naturaleza ha imprimido distintos patrones de comportamiento en los distintos animales: algunos se conectan al azar y la hembra cuida de la descendencia, mientras que otros crían juntos a su descendencia. Al mismo tiempo, nosotros, los humanos, estamos obligados a mantener la conexión entre la pareja durante muchos años con el fin de criar hijos independientes, al menos los primeros veinte años de sus vidas hasta que ellos tengan sus propias familias.

Por lo tanto nuestra conexión y nuestras relaciones tienen que ser duraderas por naturaleza y tenemos que trabajar en construir la continuidad del útero materno en la forma de una cuna, un jardín infantil, una escuela, un hogar y una familia.

Tenemos que crear por nosotros mismos todo esto para nuestros hijos, entonces necesitamos de una conexión buena, segura y versátil que permita que la pareja y sus familiares se complementen unos a otros. Entonces al unirse, crean el entorno correcto para la nueva familia y los bebés que nacen en esta. 

(143822 – Del Kab.TV «Una nueva vida» del 07/22/14)

De un deseo a un pensamiento

aPregunta: Hemos estado hablando sobre el punto en el corazón durante muchos años. Ahora hemos empezado a hablar sobre el punto en la mente, ¿qué es?

Respuesta: El punto en el corazón y el punto mental son dos puntos o dos atributos por medio de los cuales yo siento, mido y examino mi estado, mi intención.

Existe el deseo en la forma de un punto y el pensamiento está siempre con el deseo. Cuando siento algo en mi deseo, aparece de forma natural un pensamiento que conecta mi estado actual con el estado que quiero lograr. La idea nace en el vacío entre lo que deseo y lo que siento.

Por lo tanto, cuanto mayor sea la distancia entre el estado deseado y el estado inicial, más activo se vuelve nuestro pensamiento. Si le damos de todo a la persona, ella no sólo pierden su deseo, sino que además sus pensamientos dejarán de trabajo y se volverá insensible.

Un pensamiento sólo aparece cuando aparece en el deseo una sensación de vacío, cuando nos falta algo. Nuestros pensamientos son un derivado del deseo. El deseo es la fase inicial y el pensamiento es secundario. Estas dos categorías tienen que existir en cada persona y tenemos que desarrollarlas de forma simultánea con el fin de alcanzar nuestra meta.

Nos imaginamos la meta como un claro estado del grupo. El punto es que la meta espiritual es un concepto confuso, vago. Tenemos que imaginar esto en la forma material del estado espiritual, que es la conexión mutua completa entre nosotros en la que estamos todos unidos, cuidando mutuamente unos de otros de forma constante, en la cual la fuerza superior fluye entre nosotros y nos llena, nos conecta, y nos ata juntos.

En otras palabras, el Creador llena la red de los deseos, el temor mutuo, que hemos creado. Entonces podemos llamar a este estado espiritual.

Primero tenemos que imaginarnos el estado en el que estamos y el estado que queremos alcanzar. Después de sentirlo con claridad, nos imaginamos la brecha entre ellos en la forma de un pensamiento infinito: «Cómo podemos alcanzar el estado deseado».

Así actuamos desde un deseo hacia un pensamiento, de un pensamiento a una oración, a una demanda, y a su llenado.

(145615 – De la Convención en San Petersburgo «Día uno» del 9/19/14, Taller 1)

El secreto de las diez tribus, parte 6

4Pregunta: Si las personas han alcanzado el nivel del Templo, ¿Cómo puede desaparecer de pronto el recuerdo de una conexión tan elevada?

Respuesta: El amor pasa y además llega el odio. Desaparece la fuerza de la Luz que sostiene este estado altruista, esta conexión.

Este fue alcanzado con la ayuda de la Luz y en el momento que deja de iluminar, el descenso y la caída son inmediatos y no recordamos nada en absoluto, como si nada hubiera existido.

Este es el descenso y caída después de la destrucción del Primer Templo. Primero empieza el exilio babilónico y llega Nabucodonosor y toma las diez tribus de tal forma que solo quedan dos tribus.

Pregunta: ¿Por qué las tomó? ¿Por qué desaparecieron estas diez tribus?

Respuesta: Esto, en principio, se descubrirá en el futuro, pero de cualquier forma, es esencial que se disuelvan totalmente en la humanidad. Ellas llevan el principio de «ama a tu prójimo como a ti mismo» sin saberlo, y regresarán. En estas chispas fueron sembradas las semillas de amor que fueron plantadas en la humanidad y esparcidas por toda la tierra, así como en los babilonios.

Pregunta: Entonces nuevamente hay un encuentro entre Abraham y Nimrod con Babilonia.

Respuesta: Sí, pero no es el mismo Abraham. Él ha caído al nivel de Babilonia y por lo tanto ellos pueden conectarse con él. Y allí se encuentra el potencial espiritual en él que gradualmente conduce al desarrollo del pueblo y al desarrollo de las naciones en el nivel corpóreo común.

No se trata de solo un proceso técnico, sino también científico, artístico, pedagógico y literario. En resumen, afecta cada proceso de la sociedad. Las diez tribus establecieron este proceso en movimiento, ya que después de la caída del nivel espiritual, todavía tienen el impulso de avanzar hacia el desarrollo. Por lo tanto desarrollan a toda la humanidad.

Pero la desarrollan de una forma muy interesante. Podemos descubrirlos entre los más grandes inquisidores, los grandes líderes religiosos, y entre los grandes científicos quienes aparentemente  no tienen ninguna conexión con los judíos. Simplemente necesitamos cavar un poco más profundo.

Los babilonios todavía existen de acuerdo al simple principio de déjenme vivir en paz. Déjenme prender mi televisor, establecerme en mi propio apartamento y denme algo de comer y eso es todo. No necesito nada más.

Esto es Babilonia. Sin embargo, los estímulos de invocación que no dejan que la persona misma se revuelque, son el resultado de las diez tribus que se esparcieron en todo el mundo.

No puede ser de ninguna otra manera. ¿De dónde se derivará el progreso si no de la urgencia dirigida hacia arriba? La inclinación a la ciencia, la literatura, el arte y la auto expresión también se deriva del deseo de alcanzar al Creador, pero a través de un deseo egoísta no enfocado en el amor y otorgamiento más allá del yo, sino que se expresa por medio del amor propio.

Después de la destrucción del Primer Templo, las diez tribus empezaron a hacer su trabajo en el nivel general aceptado y las dos tribus que quedaron, las cuales simbolizan la nación de Israel, siguen avanzando en su ascenso por encima del ego. 

(143741 – Del Kab.TV de «Babilonia ayer y hoy» del 9/03/14, Parte 5)

El secreto esencial de los judíos, parte 68

Del libro: El secreto esencial de los judíos, M. Brushtein

 Seis pasos

 Ni siquiera podemos imaginar cuán cercanos estamos nosotros, la gente del planeta Tierra, unos de otros.

¿Saben ustedes cuántas personas hay entre, por ejemplo, un tecnólogo de la India y archivista de Estonia? Resulta que sólo seis.

En el 2002, el sociólogo estadounidense Duncan Watts y sus colegas llevaron a cabo un impresionante experimento.

Una tarea se les dio a más de 98.000 voluntarios. A través de sus conocidos, repartidos por todo el mundo, tenían que enviar un mensaje de correo electrónico a un destinatario desconocido, arbitrariamente elegido para este propósito.

La lista de destinatarios contenía un profesor universitario, un archivador de Estonia, un ingeniero de la India, un policía de Australia, un veterinario del ejército noruego, y otros. Había dieciocho personas en total.

El experimento mostró que, en promedio, solo era necesario reenviar el mensaje seis veces para que alcanzara su destino.

«Esta progresión de seres humanos de una condición tan aparentemente anárquica en agregados cada vez más grandes y más ordenados, de bandas, pueblos, ciudades y estados, de hecho, puede ser entendida como un aumento gradual en el tamaño y la complejidad de las redes sociales. Y hoy este proceso continúa desarrollándose a medida que nos hiperconectamos». (Nicholas Christakis y James Fowler, Conectados)

Estamos conectados a través de una red. Nos influimos unos a otros, directa o indirectamente. Por ejemplo, el café cosechado en Brasil, así como el vodka producido en Rusia, la gente los bebe en todas partes, con todas las consiguientes consecuencias positivas y negativas. Se puede decir que esta es una relación directa entre los países.

Las relaciones indirectas incluyen todo lo que se refiere a los residuos asociados con la producción del mismo café y el mismo vodka, así como con la producción de energía necesaria para esto. Todo esto se ha sabido durante mucho tiempo.

«La humanidad, como una sustancia viva, está intrincadamente unida a los procesos energético-material de la cubierta geológica específica de la Tierra, su biosfera. No puede ser físicamente independiente de ella ni por un minuto. «(Vladimir I. Vernadsky,» Algunas palabras sobre la noosfera»)

Las tendencias por la unidad y la interdependencia están aumentando cada año. Nos guste o no. Ya sea que seamos conscientes de ello o no. El término «globalización» se ha convertido desde hace mucho tiempo, en todos los idiomas, en una palabra de todos los días. El embajador Wu Jianmin, presidente de la Universidad China de Asuntos Exteriores, dice lo siguiente al respecto:

«El mundo del siglo 21 es diferente de aquel en el que vivíamos antes. Hemos pasado de la destrucción mutua asegurada a la interdependencia económica».

Les guste o no, la globalización está ganando impulso y hace que nuestro mundo sea profundamente interdependiente. Un ejemplo notable es la relación entre China y Estados Unidos…

En 1972, el volumen de comercio entre los dos países ascendió a $ 5 millones de dólares, y en 2012 alcanzó $ 500 mil millones de dólares

En 1972, las inversiones de Estados Unidos en la economía china era cero, y ahora asciende hasta $ 60 mil millones de dólares». (Asuntos globales).

Las interconexiones son una buena cosa. Es difícil argumentar. Sin embargo, una consecuencia directa de este tipo de relaciones profundas es la interdependencia. Y está cargada de consecuencias, y no siempre agradables. Es debido a esta relación y a esta interdependencia que la crisis financiera estalló en 2008.

¿Qué podemos hacer, cómo podemos conectar lo que aparentemente no puede ser conectado? Necesitamos un poco de metodología especial para resolver este problema aparentemente irresoluble. Sin embargo, esta metodología ha estado por todos lados durante mucho tiempo. Con su ayuda, Abraham conectó personas completamente diferentes en una sola nación con un destino único.

«El conflicto entre el bien y el mal que avanza sin cesar en el corazón del hombre en ninguna parte alcanza tal intensidad como en la raza judía. La naturaleza dual de la humanidad en ninguna parte tiene más fuerza o se ejemplifica de manera más terrible». (Winston S. Churchill, «una lucha por el alma del pueblo judío»)
(144804)

El secreto esencial de los judíos, parte 67

Del libro El secreto esencial de los judíos, M. Brushtein

 

Capítulo 5. Atados por una red

 

Todo lo que existe está conectado entre sí de modo que uno siga a lo otro, y, además, uno viene y nace del otro. Todo está atado en un nudo y es un ser total que puede alcanzar la perfección sólo si tiene absolutamente todos los detalles.

 

La unidad es la meta de la naturaleza

 

Todos los líderes se vuelven hacia su pueblo con ideas de unidad. Estas ideas son siempre bienvenidas por todos. El problema es que la unificación que ofrecen a menudo está dirigida a derrotar a alguien o a superar algo. ¿Qué hay de malo en eso?

El hecho es que al derrotar a alguien o superar algo, llegamos a la desunión y / o a la desintegración en los otros niveles. Los ejemplos no son difíciles de encontrar. Cualquier guerra, incluso la más liberadora, provoca bajas. Así ha sido, y además también está ocurriendo esto en la actualidad. No somos capaces de prever las consecuencias de nuestra unificación.

Estamos unidos por la naturaleza de acuerdo a su propio programa. Este proceso comenzó después del Big Bang, y continúa hasta nuestros días. La tendencia a unir impregna a toda la humanidad. Esto lo sabe mucha gente; se habla mucho de ello, sobre todo hoy, pero no sacamos conclusiones ni queremos construirlo.

«Con todas las opciones, tenemos la tendencia inexorable de la evolución humana desde la época de las sociedades hasta la era de las súper-sociedades.» (Alexander Zinoviev, Hacia la supersociedad)

Nosotros seguimos viviendo por medio de nuestros propios intereses, que no son necesariamente los mismos, si se me permite decirlo, que los intereses de la naturaleza. ¿De dónde viene esta confianza? Todo es muy simple. Ni siquiera tratamos de tener en cuenta estos «intereses naturales». De hecho, ¿qué intereses puede tener la naturaleza? No es sólo una tontería hablar, sino incluso pensar en ello.

Tenemos que unirnos, porque esta es la directriz de la Naturaleza, y la propia Naturaleza debemos ayudarnos con esto. En la segunda parte del libro, discutimos en gran detalle el método de unidad basado en las leyes de la naturaleza. Ahora, hablemos del asunto sin rodeos, ¿por qué necesitamos unirnos? ¿Dónde podemos ver los beneficios de esa unidad en la vida?

Podemos aprender algo acerca de los beneficios de la unidad a partir de una historia que ocurrió en 1968.

En ese entonces, el submarino nuclear estadounidense Escorpión desapareció en extrañas circunstancias. El último contacto por radio con el Escorpión fue el 21 de mayo cuando el submarino se encontraba a 400 kilómetros al noroeste de las Azores, cinco días antes de su programado regreso a la Estación Naval de Norfolk. Había 99 miembros de la tripulación a bordo.

Se llevó a cabo una búsqueda en la zona con un radio de veinte millas y a una profundidad de más de mil metros.

Uno de los oficiales de la marina, John Craven, propuso la aplicación de una manera inusual para calcular las coordenadas del submarino. Reunió a un grupo, conformado por matemáticos, buzos, trabajadores de rescate y otros profesionales.

Al grupo se le dio toda la información conocida sobre el submarino. La información era muy escasa y nadie sabía lo principal: qué pasó con el barco, cuál fue su velocidad y qué curso tomó.

La esencia de la técnica de Craven fue la siguiente. El grupo organizó debates conjuntos, donde representaron diversos escenarios de lo que había sucedido.

En la etapa final de la discusión, cada participante ofreció su versión de lo sucedido. Craven reunió todos los escenarios y reunió un colectivo de previsión de las coordenadas del submarino, que, por cierto, no coincidió con ningún escenario.

Pasaron cinco meses. El submarino hundido fue descubierto a una profundidad de 3.000 metros. La ubicación de la embarcación resultó estar sólo a 183,4 metros de distancia del punto que el grupo de Craven indicó.

Conclusión: De forma individual, cada miembro no sabía nada, al mismo tiempo, el grupo lo sabía todo. El grupo, la conciencia colectiva es más elevada que la conciencia de un solo individuo.

«Los enigmas desconcertantes que en la naturaleza llamamos capricho, y en la vida humana cambio, son astillas de una ley revelada en destellos». (Victor Hugo, El hombre que ríe)

(144732)

Un techo que te protege del viento y de la lluvia

5Rabash, Carta 36: El asunto del S’jaj (la cubierta de la Sucá) el cual es llamado sombra, está hecho de está hecho de los desechos del granero y el lagar. Este es el asunto al que nos referimos en nuestra plegaria en la Sucá, «para refugiarnos de las corrientes y de la lluvia», lo cual significa que la fe de la persona la salva de todos los que la dañan. Esto se debe a que el asunto de los que dañan, es el asunto de pensamientos extraños e ideas extrañas y la fe en realidad se construye de esos materiales de desperdicio y sólo de esa manera es un refugio para el viento y la lluvia, dado que de otra manera es llevada por la corriente de este mundo.

Tenemos que encontrar y alcanzar cada vez este estado en el que no le importa a nuestra mente y corazón, es decir los «desechos de granero y lagar» (granero se refiere al corazón y lagar a la mente). Esos materiales de desecho se vuelven tan importantes para nosotros que los elevamos por encima de la razón al ascender por encima de nuestros pensamientos y deseos de con el fin de recibir, trabajamos por encima de ellos y construimos el S´jaj (techo) de la Sucá, la cual nos salva de las corrientes de aire. Parece que esas corrientes vienen como para hacernos fallar y debilitarnos, pero en realidad son enviadas sólo con el fin de forzarnos a hacer más fuerte el techo de la Sucá.

Pregunta: ¿No es peligroso comenzar a comportarse como un «chico listo» en vez de sentir?

Respuesta: Por supuesto tienen que ser listos,  pero si examinan a otros con sus sensaciones (su corazón y su mente) seguramente acabarán con la respuesta incorrecta, porque esas herramientas no son válidas. Antes que la persona se vuelva un juez neutral, ella no puede examinar ni evaluar nada. No es por casualidad que «Themis» (la diosa de la justicia) juzgue con los ojos vendados.

Un juez debe ser neutral, lo cual significa por encima de sus propios pensamientos y deseos. Debe saber cómo manejarse o en otras palabras cómo estar en vasijas de otorgamiento. Sólo entonces es posible decir que esa persona puede investigar y aclarar lo que está sucediendo, porque un juez sólo tiene lo que sus ojos pueden ver.

La razón para todas las fallas en el mundo es en realidad porque las personas piensan que pueden ser objetivas. Pero de dónde puede venir ese enfoque objetivo si el mundo está totalmente inmerso en su ego.

Al estar en una decena fuerte, investigamos, aclaramos cosas, y tomamos decisiones al discutir cosas entre nosotros y tratar de ascender juntos, comenzamos a observar los diferentes fenómenos a través del prisma de la decena. Esta es una investigación seria, aun cuando cada uno de nosotros todavía no esté corregido. Pero tratar de ver las cosas a través la decena nos ayuda a avanzar y nos acerca a la respuesta correcta.

(145324 – De la 2° parte de la lección diaria de Cabalá del 10/10/14, Escritos de Rabash)

Un impulso para la corrección de la red

4Pregunta: Nuestro amigo enfermo se vuelve un detonador para que nos unamos en una red de redes conectadas ¿Qué puede convertirse en un detonador como este en la vida diaria, cuando estamos inmersos en el aprendizaje e incluso en la diseminación activa, que se vuelven gradualmente una rutina?

Respuesta: Debemos estar conectados entre nosotros todo el tiempo y entender que es específicamente a través de esto que sentimos la red de conexión. Nuestros puntos que hemos encontrado en las conexiones de este sistema son obligatorios sólo para que podamos anularnos por el bien de toda la red de redes, en aras de la unidad.

Esto se debe a que la red es la característica de otorgamiento, y las conexiones (las pequeñas intersecciones) en las que estamos, son nuestras esferas egoístas. Entonces, todo el trabajo está dirigido hacia afuera de nosotros, lo cual significa que se realiza en las redes mismas.

¿Cómo podemos despertarnos? Como regla general, el medio más fructífero y útil es la diseminación. Así invitan deseos no corregidos completamente nuevos hacia ustedes y tratan de trabajar por el bien de estos.

Imaginen que cuando están en esas redes, están enlazados con unos cuantos «enlaces» más que trabajan incorrectamente, engullendo energía, sin darle a otros, están en estados confundidos. Ustedes tratan de tomar sus deseos e intenciones, y de alguna manera ajustar, corregir, y ayudarlos a acercarse a tomar consciencia de su misión.

Con esto, están realizando un trabajo útil para todo el sistema. A través de su participación, aparentemente equilibran el trabajo incorrecto del resto de las partes y crean enlaces adicionales entre ustedes y esas personas que conectaron con ustedes mismos.

Entonces, siempre digo que nuestra diseminación es el más grande impulso e incentivo para la corrección de la red. 

(145563 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 10/8/14, Shamati # 5)

¿Esfuerzo consciente o automático?

2Pregunta: Entendemos que el proceso de nuestro avance se vuelve cada vez más eficiente, pero junto con esto se vuelve más y más difícil, en una  buena manera ¿Cómo es posible añadir felicidad y agradecimiento a esto de tal forma que no sean sólo palabras? ¿De dónde obtenemos la emoción y exaltación aun cuando los eventos pudieran no ser tan placenteros?

Respuesta: La felicidad se deriva de una comprensión de que todo esto proviene del Creador y que todo es para nuestro avance de manera que, junto con el grupo, lleguemos a un cuerpo compartido llamado el alma. En cualquier caso, la humanidad está avanzando hacia adelante, pero no conscientemente; mientras que nosotros estamos avanzando conscientemente. Toda la diferencia está en esto y esta es realmente una tremenda diferencia.

Imaginen un cuerpo que funciona de forma automática porque en cada momento es movido a través de nuevas condiciones, y la mente, la cual no funciona de forma automática, conscientemente reacciona, y decide cómo actuar.

Observen a las personas a su alrededor y cómo están luchando por sobrevivir. Así es como llevan a cabo el programa de la creación de forma inconsciente. El ritmo de su trabajo es lento con un umbral bajo, y toma mucho tiempo hasta que sucede con ellos. Pero en nuestros tiempos, esta frecuencia está incrementándose.

Se nos dio un sistema completamente diferente, un sistema de participación consciente en nuestros cambios. Lo principal es incluirnos en este y superar todo tipo de problemas. Para nosotros es mucho más difícil superarlos que para una persona común, porque esos problemas nos parecen sin sentido, dado que no hay necesidad de ellos, y son sólo distracciones. Vemos que sería mejor estar involucrados en algo más.

En general, una persona sabe que así es la vida y no puede hacer nada al respecto. Para nosotros esto no es la vida, de la misma manera que todo lo que se encuentra en este mundo no es vida. Pero por otra parte, se nos ha dado  una oportunidad de observar esto desde un nivel más elevado; entendemos que se nos dio nuestro mundo para que fuéramos capaces de activar nuestra intención. Llevamos a cabo esas acciones para superar las distracciones, pero con la intención de que a través de esto, estemos entrando en un estado más alto, en un sistema elevado.

Durante muchos años los cabalistas trabajaron duro para ganar su pan diario. Baal HaSulam trabajó en la construcción. Incluso hoy, en Bnei Brak, todavía existe un edificio que él ayudó a construir. Rabash trabajó en la construcción de carreteras, después como zapatero. Cambió de profesiones muchas veces antes de comenzar a trabajar como empleado en alguna institución hacia el final de su vida.

La vida de los cabalistas era muy difícil, pero no huyeron de esto. Lo principal es que junto con esto podían continuar trabajando conscientemente por el bien del Creador, avanzando hacia Él, por cierto, gracias a esas situaciones terribles.

(145567 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 10/8/14, Shamati # 5)

Extremismo de derecha en Europa, parte 2

1Este viejo, viejo mundo

Pregunta: Europa ya ha tenido experiencias amargas; ha conocido muchas guerras ¿Por qué no trata de romper con la presente tendencia de xenofobia?

Respuesta: Vivimos en tiempos diferentes. La Europa moderna contemporánea no está preparada para pelear. Por ejemplo, cuando estaba en Alemania hablé con políticos, alcaldes, y figuras públicas; admitieron ante mí que las personas están simplemente exhaustas. Claramente, es posible salir y protestar en voz alta, pero básicamente, los europeos no están preparados para resistir lo que está sucediendo.

¿Qué evita aparentemente que los líderes u otros que parecen estar unánimes en contra de las ideas que quiebran el multiculturalismo, en contra de disturbios hacia los sectores «no nativos», llamen a una demostración en las calles? Pero no, las personas no están preparadas para protestar. El tiempo de las batallas ha pasado, y hoy no están listos para pelear.

Básicamente no hay nada serio incluso detrás de las proclamas neonazis. No eran los fascistas los que lideraban los desfiles de antorchas del siglo 20.

Pregunta: Y aun así las personas están votando por los extremistas de derecha, añadiéndoles peso político.

Respuesta: Es política, pero no más que eso. No están listos ni preparados para una verdadera guerra en Europa. Los europeos no tienen ningún poder y ningún incentivo. Han envejecido, y esto se nota bastante. A pesar de que de alguna manera las personas no están de acuerdo con lo que está sucediendo, y aunque los jóvenes todavía salgan a las calles aquí y allá, en general el viejo mundo ha entrado en años y se debilitó y bajó los brazos.

(144890 – Del Kab.TV «Una nueva vida» del 9/9/14)