entradas en '' categoría

Los niños del universo, parte 7

Dr. Michael LaitmanEl gran desarrollo de la humanidad no le presta atención al universo, sin embargo este es el lugar donde podemos encontrar nuestras raíces. En los enormes espacios abiertos del universo, podríamos encontrar la fuerza, grandes cantidades de otros tipos de materia, la antimateria, y así sucesivamente.

Es claro que los humanos exploran el universo, pero no le dan a su investigación el suficiente peso porque están seguros de que nuestro futuro depende de quién es más fuerte, más rico, o más poderoso. Nuestro avance no está dirigido hacia la comprensión de la naturaleza en su plena revelación, ni fomenta el reconocimiento de nuestras deficiencias.

Yo asumo que el universo es el completo otorgamiento y que la fuerza de otorgamiento creó y organizó todo lo que existe. Por último, al combinarse ciertas fuerzas, el otorgamiento generó los niveles, el inanimado, vegetativo, animado y hablante de la naturaleza.

El universo sigue desarrollando la materia hacia un nivel especial cualitativamente nuevo, en el que la materia de repente se cuestiona sobre su fuerza que le dio su origen: «¿De dónde venimos? ¿Quiénes somos?»

Sabemos que en el pensamiento que hay detrás de cualquier acción está en el resultado para el que estaba destinada la acción. Reaccionamos al resultado; sin embargo, nunca le prestamos la suficiente atención, ni asignamos la energía suficiente para aclarar qué es exactamente lo que está influyendo en nosotros.

Por otra parte, reconocemos que somos el resultado de la actividad de esta fuerza. Mientras exploramos la naturaleza humana, vemos claramente que no poseemos ninguna libre elección ni gozamos de libertad en cuanto a las acciones. Estamos supeditados a nuestros genes, instintos, cálculos sobre los beneficios y las pérdidas usando fórmulas primitivas.

Aquí está el problema: ¿Cómo podemos explorar el universo, su progreso y los procesos que experimentamos, si le dedicamos toda nuestra energía a otras cosas?

Uno de mis estudiantes trabaja en el Gran Colisionador de Hadrones en Suiza. Él me contó que en un primer momento, hubo interminables debates sobre si era bueno o no comenzar un enorme y costoso proyecto de este tipo. Sin embargo, el costo del Colisionador es equivalente al costo de mantener las tropas estadounidenses en Afganistán durante una semana.

Así que es obvio que no aplicamos el suficiente esfuerzo a explorar la naturaleza. Estoy realmente apesadumbrado por este estado de cosas. Si lo suficientemente bien conociéramos la naturaleza y difundiéramos el conocimiento a las masas mejor de lo que lo hacemos hoy, podríamos reconocer nuestras deficiencias. Queremos descubrir la falta de nuevas propiedades: las de otorgamiento.

Entonces, además del deseo de recibir que ya tenemos, también obtendríamos la fuerza de otorgamiento que nos permitiría explorar la naturaleza desde un nuevo ángulo.

(146861)
Del programa «Una nueva vida» del 3/02/14

En cuanto al beneficio de la ruptura

Dr. Michael LaitmanShamati # 1: «No existe nadie más aparte de Él»: Y sólo si esa persona tiene un verdadero deseo, recibirá ayuda de Arriba. Y a ella se le muestra constantemente en qué está fallando en su estado actual. Es decir, se le envían pensamientos y opiniones que están en contra del trabajo. Todos estos pensamientos son el resultado de las Reshimot que aparece, que surgen desde dentro de la persona y demandan realización. Anteriormente existía un solo deseo, pero fue aplastado en muchos deseos, fragmentos. Este único deseo era sólo una pequeña vasija de otorgamiento llamada Adam HaRishón (el Primer Hombre), que fue circuncidado, que nació sin un ego, como un ángel. Primero había sólo un pequeño deseo de otorgamiento en él. Pero posteriormente él agregó a sí mismo el deseo de recibir, el AHP, por la probar del árbol del conocimiento. A partir de esto, se le añadió un poderoso deseo que aplastó el deseo de otorgar en partes más pequeñas. De esta manera, en vez de un deseo de otorgar, fueron creados muchos deseos de otorgar. Surge la pregunta: «¿Cómo puede ser aplastado en muchos pedazos el deseo de otorgar?» Después de todo, esto es contrario a la naturaleza del otorgamiento, que siempre nos atrae hacia la conexión, como varias gotas de agua que se conectan de inmediato en una gota. Pero el deseo de recibir se aferró al pequeño deseo de otorgar cautivo y lo sostuvo dentro de sí en servidumbre, como el pueblo de Israel en Egipto. Así que por dentro hay un deseo de otorgar, pero está completamente envuelto dentro de una intención en aras de recibir. De ello se deduce que, incluso dentro del deseo de otorgar, la persona se ve obligada a trabajar a fin de recibir. Esta es la forma en que el deseo de otorgar se encuentra bajo el control de Faraón. Pero a pesar de eso, mientras tanto, este estado es opuesto al Creador, es una nueva tendencia que se descubre en su interior, un nuevo y poderoso Kli. Porque el deseo de otorgar que se encuentran en el cautiverio del deseo de recibir creció a causa del AHP, el corazón de piedra, que conecta los Kelim del pueblo de Israel. Por ello, en el momento de la corrección, hubo una gran mejora. Como está escrito, el pueblo de Israel salió de Egipto con gran riqueza. Se llevaron todo lo que pudieron tomar de Faraón. Y sólo permaneció en Egipto lo que era imposible corregir.

(146809)
De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 10/29/14, Shamati # 1

Los 600 mil rostros del alma común

Dr. Michael LaitmanLa Luz Superior, el Creador, hizo un deseo, «algo de la nada», que es completamente opuesto a Él. Este deseo es la única creación hecha.

Más tarde, el deseo se expandió bajo la influencia de la Luz y en algún momento comenzó a actuar por su cuenta. Aspiraba a ser similar a la Luz y consideraba que la Luz era un remedio para el logro de esta meta a través del acto de aceptación de la Luz en aras de otorgar lo mejor de la capacidad del deseo.

El deseo es llamado el alma (Neshamá). La máxima cantidad de Luz que el deseo puede recibir en aras de otorgar es llamada Nefesh, Rúaj, Neshamá. El deseo no puede recibir otras Luces, por ahora. Sólo más tarde, al final de la corrección, entrarán en el deseo las Luces de Jaya y Yejidá. Ahora, el deseo es llamado Neshamá, puesto que lleva el nombre de la Luz máxima que puede acomodar.

Esto significa que todos nosotros representamos un alma, un deseo. A fin de hacer que este único deseo actúe con independencia y adquiera similitud con el Creador, fue roto en muchos pedazos. En esencia sigue siendo el mismo deseo común, pero ahora se percibe a sí mismo como dividido en 600.000 astillas. Nosotros mismos nos consideramos como uno de los fragmentos del deseo común.

Los pedazos del deseo continuaron dividiéndose en la medida en que cada creación en este mundo porta una pequeña partícula que una vez constituyó una gran vasija. Nuestra meta es conseguir que las personas reconecten voluntariamente todos los elementos.

Una vez conectados, cada uno de los fragmentos, cada persona, se siente como un alma común. Cada uno se fusiona con el resto de las 599.999 partículas, de este modo se obtiene toda la estructura de 600.000. A través de nuestras relaciones con el resto de las partículas, cada uno de nosotros construye su alma general de 600 mil piezas.

Laitman

Esto se aplica a todo aquel que se una con otras piezas o astillas, seguido por uno fragmento más y luego otro. Así, cuando todos nos conectemos, recreamos nuestra alma y juntos constituimos un solo deseo común.

Por volver a agregarnos, alcanzamos un estado en el que nos constituimos en una vasija. Cada uno de nosotros tenemos que corregirnos a nosotros mismos por completo, es decir, combinarnos con el resto de las piezas. Hasta el momento, estamos tratando de conectarnos en decenas, pero de hecho, el mismo criterio se aplica a toda la vasija, a todas las almas, a toda la creación, a cada persona en este mundo, a los que vivieron antes que nosotros y a aquellos que aún no han nacido y que aparecerán más adelante, después de nosotros. No importa cuándo.

Todos ellos son partes de un alma porque nosotros nos conectamos con ellos de acuerdo a nuestras cualidades personales. Si cada uno de nosotros se conecta con el resto de las 600000 partes, recrearemos el alma original única. Cada uno de nosotros se conecta con los demás de una manera que nadie más puede y cada persona se fusiona con otros de una manera que ninguna otra partícula puede hacer de la misma forma. ¡Es por esto que cada uno de nosotros es tan importante!

Durante el proceso de unión con los demás, siempre tenemos que tener en cuenta que a pesar de que en este momento nos fusionamos con una pequeña decena, aun así estamos preparándonos para unirnos con el resto de la creación a través de nuestras decenas. A esto le llamamos una sola alma.

Si actuamos con esta intención dentro de nuestra decena, esto será suficiente para alcanzar la revelación del alma común dentro de este grupo.

(147021)
De la Convención en Los Ángeles «Día dos» del 11/01/14, Lección 4

Curación a través del dolor

Dr.Michael LaitmanPregunta: El dolor es uno de los indicadores comunes que enfrentamos cuando se habla de salud o dela falta de ella. Nos esforzamos por ser liberados del dolor en todas las formas y métodos posibles. Sin embargo, ¿no tiene alguna función el mecanismo del dolor?

Respuesta: En primer lugar, cuando hablamos de algún fenómeno, debemos entender su origen. La fuente del sistema nervioso, como la de todos los sistemas, de toda la materia, de la vida y de las criaturas, es el deseo de recibir. Los organismos primitivos no tienen sistemas nerviosos, sino sólo una clase de transferencia de ácidos y fluctuaciones eléctricas característica de los átomos y las moléculas.

Según el grado de crecimiento del deseo, un cuerpo desarrolla dentro de sí sistemas únicos que se preocupan por su bienestar y salud. En un nivel particular, junto con los otros sistemas del cuerpo, se desarrolla el sistema nervioso.

Los sistemas del bien y del mal se apoyan entre sí y el dolor nos protege. Sin dolor, no me sentiría que mi mano está cerca del fuego o que algunas están ocurriendo algunas molestias en el cuerpo. Entonces, los remedios para aliviar el dolor son, de hecho, contrarios a la naturaleza.

El dolor se desarrolla en diversos niveles. A veces, es difícil separar el dolor físico, corporal y mental, el dolor del pasado, del presente o del futuro, mi dolor y el dolor de alguien que amo u odio. Aquí, de repente empezamos a salir de nuestros cuerpos y a participar en la sensación de dolor o en su contrario, la felicidad, en los sistemas externos de acuerdo al grado de conexión con ellos, independientemente de que sean buenos o malos.

¿Por qué los amantes deben pelearse a veces? ¿Por qué es imposible vivir como dos ángeles en una nube color de rosa? Esto se debe a que de esta manera, pueden sentir las limitaciones entre ellos y su grado de penetración en el otro. El dolor contiene una gran cantidad de información, como una descarga eléctrica a través de la cual es posible transmitir grandes cantidades de datos.

Está claro que estamos unidos unos con otros a través de nuestros sistemas fisiológicos, pero, entre ellos, hay una pronunciada complejidad en particular del sistema del dolor. Este alcanza niveles muy altos, pasando de dolor físico a dolor mental y espiritual. A veces, la depresión puede ser útil. Nunca se ha enfatizado esto de manera exagerada como se hace hoy.

Los estados depresivos detienen a la persona y la relajan. Estos surgen para que ella sepa correctamente donde está y no se acerque a otras personas, debido al riesgo de epidemias. La depresión ahora se eleva desde un nivel corporal a un nivel mental e incluso al sistema espiritual.

Esto se convierte en un gran problema para la medicina moderna que, según parece, no siente la suficiente rentabilidad en este sentido, de tal forma que no se involucra con ella.

De hecho, a través de la felicidad y las buenas influencias sobre la persona, nosotros definitivamente podemos curar casi todas las enfermedades. Sin duda, esto es relevante para las enfermedades modernas como el cáncer, enfermedades del corazón, la hipertensión y la diabetes.

Pregunta: ¿Hay alguna diferencia entre el dolor y el sufrimiento?

Respuesta: El sufrimiento es relevante para que los sistemas conectados entiendan el origen del dolor. Este está asociado con la sensación de culpa, la dependencia o interdependencia de alguien. El sufrimiento es más relevante para un estado en la mente, que una sensación fisiológica.

(147669)
Del Kab.TV «Una nueva vida» del 10/9/14

Material relacionado:

La ley de la compensación placer vs dolor
Una señal de dolor
Que pedir cuando sentimos dolor

Los cabalistas acerca de la nación de Israel y las naciones del mundo, parte 10

La misión del pueblo de Israel

…Y la internalidad del mundo, la cual es Israel, también se levantará en todo su mérito y virtud sobre la externalidad del mundo, que son las naciones. Entonces, todas las naciones del mundo reconocerán y admitirán sobre ellas el mérito de Israel.

Y ellas seguirán las palabras (Isaías 14, 2), «Y los pueblos los tomarán, y los traerán a su lugar: Y la casa de Israel los poseerá en la tierra del Señor» Y también (Isaías 49, 22), «y traerán en brazos a tus hijos, y tus hijas serán traídas en hombros».

Eso es lo que está escrito en El Zóhar (Nasó, p 124b), «a través de esta composición», que es El Libro del Zóhar, «ellos serán sacados del exilio con misericordia». «Amén, que así sea».

Baal HaSulam, «Introducción al Libro del Zóhar», ítem 71

…La bendición de paz en todo el mundo precede a la fuerza, es decir, a la redención, porque «Dios no encontró una vasija para contener la bendición para Israel, sino la paz».

Baal HaSulam, «La paz»

(147035)

Los hijos del universo, parte 10

Dr, Michael LaitmanPregunta: Está usted diciendo que hasta ahora hemos estado estudiando la naturaleza de una manera limitada, subjetiva, dado basamos nuestros estudios en nuestro ego que limita cada investigación.

Esto significa que no hay que inventar nuevos telescopios, microscopios y aceleradores de partículas, sino algo que en realidad sea totalmente diferente. ¿Qué tipo de instrumento es el que necesitamos para estudiar el universo?

Respuesta: Necesitamos un nuevo programa para la humanidad. La naturaleza nos ha hecho egoístas, y en ese sentido, no somos muy diferentes al nivel animado. Sólo hemos inventado diferentes herramientas e instrumentos y ahora tenemos en la mano bombas atómicas y otras armas en vez de un palo. Hemos avanzado en la misma dirección a través de nuestra evolución.

Pero si realmente queremos salir de nuestra burbuja y no queremos seguir siendo el gusano que vive dentro del amargo rábano y que lo percibe como su mundo entero, tenemos que prestar más atención y hacer más esfuerzos para adquirir una segunda naturaleza. Tenemos que tratar de programarnos nuevamente a nosotros mismos en esa dirección para que se integren los dos tipos de naturaleza que hay dentro de nosotros: tanto nuestra vieja naturaleza que recibe como la nueva naturaleza que otorga y da.

Entonces veremos realmente la otra mitad del universo, del mundo, o incluso mundos, y también querremos ver la razón para todo lo que sucede. En realidad, es mediante el estudio de la naturaleza del otorgamiento que alcanzamos y aprendemos sobre nuestra raíz y su plan. De lo contrario, si nos quedamos dentro, no descubriremos o sabremos nada de nosotros mismos y simplemente continuaremos mejorando nuestros juguetes mecánicos y tecnológicos y nada más que eso.

El nuevo nivel es la tecnología interna de la persona, sin ningún tipo de trucos inteligentes que creamos a través del ego. Este es un método para adquirir la fuerza de otorgamiento, y es parte de la naturaleza que sólo tenemos que sacar para que se invista en nosotros y forme dentro de nosotros el sistema de percepción paralelo.

Pregunta: ¿Cómo afectará esto nuestra vida cotidiana?

Respuesta: En primer lugar, descubriremos cómo y para qué debemos vivir y cómo mejorar nuestras vidas. El universo mismo se originó a partir de estas dos fuerzas, y al establecer dentro de él la cooperación mutua de estos dos sistemas de recepción y otorgamiento, nos elevamos por encima de ellos al pensamiento que creó el universo. Así que en realidad, y no sólo simbólicamente, nosotros ascendemos a un estado eterno infinito.

En términos generales, nos desarrollamos hacia esta pregunta básica de una manera u otra. No se trata sólo de una pregunta sobre la razón para nuestro sufrimiento y el sentido de nuestra amarga vida, sino de la razón inicial básica, de su propósito. Sólo el universo será capaz de proporcionarnos una respuesta cuando ascendamos por encima de la atracción egoísta, que por el momento, es simbolizada por nuestro planeta tierra.

Pregunta: ¿Dónde está el campo de trabajo en el que podemos desarrollar adecuadamente dentro de nosotros las fuerzas de otorgamiento? ¿Se trata de mis relaciones con el universo o con las demás personas?

Respuesta: Se trata de las relaciones con las otras personas, porque en realidad son la materia más desarrollada. Es por medio de la cooperación mutua y de mis interacciones con ellas que puedo desarrollar una segunda naturaleza.

Esto me permite descubrir nuevas cosas en el universo. Cuando salgo de mí mismo, veo una dimensión diferente a través del prisma de la fuerza de otorgamiento en el que el espacio no tiene sentido. Yo miro el mundo por encima de la materia.

(146877)
Del Kab.TV «Una nueva vida» del 3/2/14

Material relacionado:

El propósito del universo
El universo múltiple
El universo de la sabiduría infinita