entradas en '' categoría

Esaú y Jacob: Una batalla por el liderazgo

Dr. Michael LaitmanPregunta: La Torá dice que Jacob siguió el consejo de su madre y fingió que era su hermano Esaú. Por eso, con engaño recibió la bendición de Isaac. ¿De qué se trata esta historia?

Respuesta: Isaac representa la línea izquierda. Esaú y Jacob representan dos líneas que se derivan de él. Ninguna de las dos puede existir sin la otra.

Jacob era el que estaba destinado a recibir la bendición, ya que él fue elegido para definir y ejecutar todo el proceso de corrección. Él es el que lo proporciona todo para lograr el estado corregido al final del proceso.

Sin embargo, Isaac dio a luz a Esaú porque es absolutamente imposible avanzar sin su línea. En esencia, la línea de Esaú es la línea del deseo, del vacío, de la necesidad y de la demanda de llenado. En otras palabras, Esaú significa una sensación de vacío, el sufrimiento y la persecución.

Es por eso que Esaú se fue al campo (campo de vida), que significa la base de la existencia humana en la capacidad de un sujeto relativamente libre. Sin esta base, la vida humana no tiene significado alguno. Sin la cualidad llamada Esaú, no se puede pasar a un estado llamado Adam (hombre), y así permanece en el nivel animado. Esto explica el por qué Esaú era el primogénito de Isaac a quien se suponía que debía transferirle todo lo que tenía.

Por el contrario, para la esposa de Isaac, Rivka, no fue así porque el programa de la creación era originalmente inherente a Jacob, no a Esaú. En esencia, Jacob no es descendiente de Isaac, sino de Abraham. Él es el hijo de Isaac, pero no su primogénito.

Este acuerdo demuestra claramente que el programa de la creación es un factor auxiliar, mientras que el asunto de la creación es lo básico. Lo mismo se aplica a la naturaleza. A pesar de que Israel («una cabeza para mí», ראש לי) es la cabeza de la humanidad, la humanidad todavía es el material básico del deseo que tiene que conducir a la unidad, a la adhesión con el Creador.

Pregunta: ¿Esto quiere decir que Esaú (un deseo vacío que exige llenado) representa el mundo contemporáneo?

Respuesta: Las fuerzas más oscuras y más fuertes tienen que ser convertidas en las más livianas. El pueblo judío está obligado a llevar a las masas a la fusión con el Creador. El Creador está esperando a Esaú, mientras que Jacob está asignado a cumplir con su rol.

Esta es una batalla por el liderazgo, por cuál de ellos es más importante. Se trata de la división de las funciones de la identificación de qué tipo de conexión con el Creador aguanta cada uno de ellos. El combate continúa hasta el último estado, en cuyo momento la competencia entre ellos se convierte en la conexión y la reposición del uno al otro. El egoísmo no puede alcanzar este resultado por sí solo.

De hecho, Jacob no entendía muy bien por qué estaba involucrado en este tipo de molestia. Era un niño de mamá; él no tenía deseos inmensos, ni necesidades sin fondo como los tenía Esaú. Por otra parte, Esaú es enorme, fuerte y poderoso, pero al mismo tiempo se siente infeliz y vacío. Tenemos que entender su rol poco envidiable. Si miramos la desgraciada, infeliz doliente humanidad que gana miles de millones de dólares sin ninguna pista de qué hacer con ellos, es muy duro envidiarlos. Esaú representa las masas en general que tienen que ser traídas al orden.

Esaú exige una respuesta de Jacob. Los antisemitas más destacados, como Henry Ford, entendieron este hecho y escribieron sobre él. Sin embargo, los judíos todavía quieren escapar hacia América y asimilarse allí. Ellos hacen lo posible por no ser identificados como judíos.

Pregunta: Jacob también hizo leves esfuerzos para resistirse a su misión, pero su madre lo obligó a perseguirla. De hecho, ¿quién es «la madre»? ¿Quién empuja el pueblo judío para que actúen como Jacob?

Respuesta: La madre es una propiedad de Bina. Es un atributo de otorgamiento y amor que se da cuenta claramente de que de lo contrario nunca será implementado en la balanza de toda la humanidad.

Esta madre en particular tiene dos hijos, quienes nacieron del amor llamado Bina. Ellos sólo han sido divididos con el fin de mostrarle a la humanidad la forma de unir las propiedades de Esaú y las cualidades de Jacob, y de demostrarle a la humanidad cómo dirigir correctamente estas cualidades. La propiedad llamada Jacob tiene que cubrir las cualidades de Esaú con la intención. Si esto sucede, todo saldrá bien.

En general, ninguno de los hermanos puede ser culpado por cosa alguna. Sólo mediante la adquisición de una auténtica libertad podemos ponerlo en práctica en la vida. Yo diría que en la actualidad estamos pasando por este estado. Aunque no es actual per se, sino que comenzó en la época del Ari, en el siglo 16.

Sin embargo, estamos bastante retrasados. ¡Miren lo que está pasando en el mundo! Tenemos que cumplir con la misión de Jacob tan pronto como sea posible. De lo contrario, Esaú presionará sobre nosotros aún más fuertemente. La cosa más importante es darnos cuenta que somos nosotros los que desencadenamos la presión al no hacer nada.
(148353)
Del Kab.TV «Porción semanal de Torá» del 11/14/14

Material Relacionado

No podemos perdernos entre el resto de la gente
En la encrucijada

¿Quién es un cabalista?

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Por qué los cabalistas afirman que la sabiduría de la Cabalá es una ciencia, lo cual significa que se trata de un estudio basado en hechos y pruebas?

Respuesta: Un cabalista no cambia las condiciones externas como lo hace un científico, sino que cambia sus atributos internos y estudia el cambio en la percepción interna del mundo.

El científico estudia la naturaleza inanimada, vegetativa y animada mientras que un cabalista estudia la naturaleza en el nivel del ser humano, Adam, derivado de la palabra hebrea «Domé», parecido al Creador, dado que se nos ha dicho que el Creador creó al hombre a Su imagen y semejanza.

Por lo tanto, cuando estudiamos al hombre como lo sugiere la sabiduría de la Cabalá, aprendemos acerca del Creador mediante el estudio de nosotros mismos, y como resultado, cambiamos nosotros mismos hasta volvernos como Él.

De esta forma alcanzamos el pensamiento, el plan y la meta final de la creación y el mundo se vuelve más claro y manejable…
(146783)

Material Relacionado

La sabiduría de la cabala es la investigación cinetifica sobre una base experimental
Un cabalista es un científico que estudia la naturaleza superior
La cabala es el lenguaje mas preciso para expresar la espiritualidad

Ascendiendo por encima del tiempo

Dr. Michael LaitmanLa persona realmente se llena a sí misma cuando adquiere una nueva vida de otorgamiento y de entrega, y cuando descubre que la fuerza que llena el mundo es la fuerza del amor y otorgamiento.

Muchas personas mayores descubren esto al final de su vida, y lamentan el hecho de no haber podido identificarse con esta fuerza.

Por lo tanto tenemos que enseñarle a la gente que la nueva vida eterna es real. De esta forma, incluso a una edad temprana, la persona sabrá qué esperar y cómo hacer uso del tiempo. El correcto llenado del tiempo es necesario para llevarse a sí misma a un nivel de existencia por encima del tiempo. El tiempo nos lo dan realmente para que podamos ascender por encima de él.

Esto lo alcanzamos al servir correctamente a la sociedad cuando la persona le ayuda a la sociedad y la sociedad le ayuda a ella, entonces ambos, tanto el hombre como la sociedad, se elevan por encima del tiempo.

Debemos entender que nosotros sentimos el tiempo en nuestro cuerpo físico, mientras que por fuera del cuerpo, el tiempo no existe. La persona tiene una percepción interna muy subjetiva del tiempo, puesto que nos medimos el tiempo en función de la forma en que funciona nuestro cuerpo: la frecuencia de la respiración, los latidos del corazón, y nuestro metabolismo, es decir de acuerdo a la vida de nuestro cuerpo físico.

Si me separo de mi cuerpo fisiológico, yo puedo elevarme a otro eje de tiempo. Ya no percibo el paso del tiempo, sino el número de acciones que puedo realizar cada vez que esté en ese eje. Entonces, soy totalmente independiente del tiempo.

Es difícil imaginar esto, pero esta dimensión existe. Incluso Einstein dijo que el tiempo es relativo. Podemos hablar mucho sobre el tiempo, como cuándo termina, cuándo cambia, y cómo podemos estirarlo o comprimirlo.

Nuestro tiempo psicológico depende totalmente de nuestro cuerpo físico. Si queremos ascender por fuera de este cuerpo al siguiente nivel, a nuestro nivel espiritual, a nuestra conciencia, podemos desprendernos del tiempo de nuestro cuerpo.

El cuerpo seguirá viviendo, pero nosotros adquiriremos una percepción adicional de absorción y extracción, y en las entradas y salidas de este sistema, comenzaremos a sentir la vida en términos del tiempo que se mide sólo en función de acciones de otorgamiento y recepción y no de acuerdo al reloj o a la órbita de la tierra u otros objetos celestes en el espacio. Esto no tiene nada que ver con nuestras vidas, ya que somos mucho más complejos y sublimes que estas órbitas y ciclos que miden el tiempo y la vida.
(148831)
Del Kab.TV «Una nueva vida» del 4/22/14

Los cabalistas acerca de la nación de Israel y las naciones del mundo, parte 13

Baal-HaSulam-150x150El pueblo de Israel debe llevar a cabo su misión

Baal HaSulam, «Introducción al Libro del Zóhar«, sección 69: Pero si, Dios no lo quiera, es lo contrario, y el israelí degrada la virtud de la internalidad de la Torá y sus secretos, los cuales se ocupan de la conducta de nuestras almas y de sus grados, y de la percepción y los sabores de las Mitzvot en relación a la ventaja de la externalidad de la Torá, que sólo se ocupa de la parte práctica … con ello deshonra y degrada la internalidad del mundo, que son los hijos de Israel, y mejora por encima de ellas la externalidad del mundo, es decir, a las naciones del mundo. Ellas humillarán y deshonrarán a los hijos de Israel, y considerará a Israel como superflua, como si el mundo no tuviera necesidad de ella, Dios no lo quiera.

Por otra parte, con ello, hace incluso que la externalidad en las naciones del mundo domine su propia internalidad, porque lo peor entre las naciones del mundo, lo más dañino y destructor del mundo, se eleva por encima de su internalidad, que son los justos de las naciones del mundo. Entonces ellos causan toda la ruina y la atroz masacre de que nuestra generación ha sido testigo.
(148653)

La rotación imparcial de la rueda de la historia

DR. Michael LaitmanMiqueas 7: 6; Tratado Sotá 49.6: Antes de la llegada del Mesías… la casa de reunión será hogar de libertinaje, Galilea será destruida en las guerras… los sabios serán avergonzados, aquellos que tengan miedo del pecado serán despreciados, y no habrá ninguna verdad. Los justos no será capaces de llevarse bien con los traicioneros, y serán obligados a retirarse.

Antes de la venida del Mesías… los jóvenes se avergonzarán de los ancianos y los ancianos se elevarán frente a los jóvenes… porque un hijo deshonra a su padre; una hija se levanta contra la madre; una hijastra contra su madrastra; los enemigos del hombre son los miembros de su casa. Nosotros gradualmente estamos acercándonos a este estado. Lo sentimos en todas las esferas de nuestra vida; en las familias, los países y las estructuras sociales.

Las personas se quedan solas con su egoísmo y los intereses de nuestros amigos o miembros de la familia no son tenidos en cuenta. El estado de cosas que experimentamos actualmente es llamado la más completa oscuridad.

En el Tratado Sotá se dice que «el rostro de la generación será como la sonrisa del perro». En otras palabras, el rostro de la generación ya ha adquirido una terrible impresión del anochecer. Por eso hablamos de la oscuridad que se acerca a nosotros.

La notamos cuando miramos a nuestros jóvenes, también vemos este proceso al mirarnos a nosotros mismos y al observar nuestros propios cambios. Admitimos que inconscientemente que aceptamos todo lo que sucede a nuestro alrededor sin tener ni idea de que este tipo de actitud se convierte en un hábito.

Este estado es completamente opuesto al que nos podría acercar al Creador. Esta es sólo una forma de demostrar cuán alejados estamos de Él.

Sin embargo, la separación del Creador o la cercanía a Él son un solo y el mismo movimiento, tal como una rueda que gira en un movimiento inverso, pero aun así nos lleva hacia adelante. El mismo concepto se aplica aquí en el hecho de que estoy en el punto que es opuesto a mi meta, pero todavía continúo avanzando.

Pregunta: ¿Qué sensaciones experimentan las personas cuando los valores morales, sociales, y familiares están siendo destruidos?

Respuesta: Nosotros vemos lo que está pasando con las familias, los niños, los divorcios, las drogas y las relaciones.

Las familias numerosas son raras en estos días, ya que las conexiones familiares sólidas se desvanecen. El desapego de los padres por parte de sus hijos y viceversa son un símbolo de nuestro tiempo. Los cónyuges ya no pueden vivir juntos, dado que no tienen nada en común. Hacemos todo lo posible por ser independientes e inventar numerosas novedades tecnológicas que nos permitan ser completamente autónomos.

Pensamos que nuestra casa es nuestro castillo. Sin embargo, no podemos confiar en nuestras familias, ni contar con su apoyo sólo debido a que somos sus partes. Ya no existe nada como eso. En lugar de ello, numerosos hogares de ancianos, varios albergues, y otros lugares donde las personas permanecen solas están muy extendidos en la actualidad.

Todos estos son signos de la oscuridad que está destinada a mejorar nuestra necesidad de la llegada del Mesías, que es la fuerza que nos sacará del estado de desapego y nos llevará a la unidad.
(148368)
Del Kab.TV «¿Vendrá el Mesías?» 11/14/14

Material Relacionado

El rol de la nación de Israel
Los descendientes de Abraham, Issac y Jacob
No hay escapatoria a nuestra misión

La fuerza de la resurrección espiritual

dr.laitmanPregunta: Isaac le prohibió a Jacob casarse con cualquiera de las hijas de Canaán. ¿Por qué es tan importante no «mezclarse?» ¿Qué quiere decir esto?

Respuesta: De acuerdo al sistema general, Jacob tenía que descender solo de la línea media. Como resultado de ello, tuvo que originar la propiedad de Israel y alcanzar un gran estado, la adultez (Gadlut), y dar nacimiento a las doce tribus de Israel. En otras palabras, él era el que tenía que generar un sistema completo, correcto y equilibrado conformado de manera que pudiera sostener ascensos, rompimientos, y poder disolverse en Esaú, es decir en la humanidad, y renacer, reviviendo así a toda la humanidad.

Hoy, nosotros somos los que tenemos que completar nuestra resurrección espiritual. Sin embargo, eso no quiere decir que tengamos que terminar la autocorrección primero y sólo entonces venga el turno de la humanidad. ¡No, en absoluto! Estamos incluidos dentro de la humanidad. En la medida de nuestra autocorrección, y el nivel del renacimiento espiritual de todos y cada uno de nosotros, se alterará de forma instantánea la parte que corresponde a cada uno de nosotros. Por lo tanto, progresamos de acuerdo a lo que debemos modificar en otros.

Pregunta: ¿Es nuestra responsabilidad actuar en el territorio de las otras naciones?

Respuesta: Sí. Estamos llevando su corrección en nuestros hombros y ellas comenzarán a ayudarnos tan pronto como lo consigamos. Si comenzamos a actuar correctamente, se nos unirán, nos seguirán inmediatamente, y nos pedirán que les digamos qué tienen que hacer.
(148356)
Del Kab.TV «Porción semanal de Torá» del 11/14/14

Material Relacionado:

La escalera de Jacob
Los descendientes de Abraham, Isaac y Jacob

Artículo en el periódico italiano Shalom

El diario italiano Shalom publicó mi artículo «¿Quién eres tú, pueblo de Israel?»

Dr. Michael LaitmanShalom-2

El ideal de amor y otorgamiento

Dr. Michael LaitmanEl Creador, el ideal de amor y otorgamiento, constantemente debe ser representado ante nosotros de una manera clara y precisa. Debemos darnos cuenta de que podemos entender este ideal y revelarlo hasta cierto punto.

Esto significa que el Creador es algo que sentimos por fuera de nosotros mismos. No hay ninguna condición de alcanzar la creación, y todo lo sentimos en nuestros atributos y en nuestros deseos.

El atributo más alto es el atributo de Keter, en el cual sentimos al Creador; este es el atributo de amor y otorgamiento, como resultado de la labor de las nueve Sefirot inferiores.

Así nos tenemos que sintonizar a nosotros mismos de acuerdo a este instrumento de sintonía, de acuerdo a la décima Sefirá superior y adaptar constantemente a ella todas las otras Sefirot.

Esto no es fácil, dado que la correcta intención se alcanza en el grupo durante el estudio atrayendo la Luz Superior desde el punto de Keter, y mediante el uso de todos los otros atributos. Todo lo que hacemos en este mundo al establecer la conexión mutua entre nosotros es necesario con el fin de revisarnos a nosotros mismos constantemente a través de esta conexión.

La parte más alta de Keter tiene que ser separada de nosotros. Tenemos que purificarla cada vez más y más, para elevarla y separarla de nosotros. Esta tiene que ser cada vez más transparente en nuestras sensaciones.

Luego hay ocho Sefirot: Jojma, Bina, Jesed, Guevurá, Tifferet, Netzaj, Hod y Yesod, nuestros deseos que pueden ser corregidos, y Maljut, que no puede ser corregida.

La más alta Sefirá, Keter, la más baja Sefirá, Maljut, y todo lo que podamos imaginar entre Maljut y Keter está entre ellas como ocho Sefirot. Esto es con respecto a este sistema que trabajamos.

En cada etapa de su desarrollo, la persona sólo tiene que pensar cómo puede alcanzar Keter revelando a Maljut cada vez más y tratando de verla como Keter en los ocho atributos anteriores.

Keter brilla hacia abajo, y al final de la corrección, se extiende de una manera que se funde gradualmente con Maljut con la ayuda del trabajo en las ocho Sefirot que hay entre ellas durante 6.000 años o 125 niveles. Las ocho Sefirot entre Keter y Maljut son la red de nuestras conexiones mutuas.
(148742)
Del Kab.TV «Los secretos del Libro Eterno» del 3/26/14

Material Relacionado:

El motor eterno que funciona en amor
Todo el universo se formó de una chispa de Energía Superior
Creación del mundo: ¿Cómo conciliar el Génesis con el Big Bang?

En cada uno de nosotros existe un trabajo tonto

Dr. Michael LaitmanPregunta: En la conocida historia de Job, se describe el sufrimiento humano que en mayor o menor grado nos toca cada uno de nosotros. Job era (Job 1: 1): … íntegro y recto, temeroso de Dios y apartado del mal. Y a pesar de todo, los problemas cayeron sobre él, uno tras otro.

Al final, llegó la noticia más amarga de que una poderosa tormenta había destruido su casa y sus diez hijos habían sido asesinados. Cuando él escuchó acerca de estos eventos, después de esto, Job declaró (Job 1:21): … Desnudo salí del vientre de mi madre, y desnudo volveré allá; el Señor dio, y el Señor quitó; bendito sea el nombre del Señor. La primera pregunta que aparece para cada uno de nosotros es, «¿fue el destino?»

Respuesta: No hay accidentes. Hay fuerzas de la naturaleza que actúan e influyen en todas las partes de la creación y en todas las criaturas en general, y en partes separadas de las sustancias y en las sustancias en general. Ustedes pueden relacionarse con ellas como les plazca, pero en primer lugar, tienen que llegar a la conclusión de que no se trata sólo de un destino ciego, sino de un proceso que atraviesa toda la creación y que los incluye a ustedes.

A diferencia de las naturalezas del inanimado, vegetativo y animado, nosotros tenemos la capacidad, con la ayuda de la unidad y la conexión entre nosotros, de alcanzar un lazo común, gracias a la cual dejamos de ser la parte nociva de la naturaleza. A través de este, neutralizamos el desarrollo del mal. Y el mismo desarrollo que debe existir, nos ocurrirá en la dirección correcta.

Pregunta: ¿Se deduce que la libertad que se nos da se expresa en un cambio de actitud hacia lo que está sucediendo?

Respuesta: No se trata de una actitud interna solamente, sino que además es una acción. Toda la naturaleza está unida. Y la humanidad dentro de esta naturaleza se ha convertido en un factor negativo, dado que los desacuerdos nos desgarran erigiéndose cada uno de ellos a expensas de los demás; nosotros nos odiamos, nos distanciamos de todos, y nos peleamos todo el tiempo.

De ello se desprende que, en toda la naturaleza, sólo nosotros somos perjudiciales, por lo tanto nos suceden todo tipo de desastres. Si nos conectáramos en unidad, acuerdo, cooperación y Arvut (garantía mutua), entonces, ciertamente, aceptaríamos las fuerzas que nos desarrollan de una manera positiva. La libertad se nos da para esto.


Pregunta:
¿Por qué específicamente Job, que era «íntegro y recto, temeroso de Dios y apartado del mal» es el que recibe golpes, convirtiéndose en el símbolo de los sufrimientos humanos para todas las generaciones?

Respuesta: Si les preguntamos a las personas que nos rodean, entonces todas dirían que son íntegras y rectas, como Job. «¿Yo soy malo? ¡De ninguna manera! ¡Soy un ciudadano decente y leal!» Así es como cada uno de nosotros se refiere a sí mismo. ¡Nadie siente el desequilibrio en general! «Por mí, que arda el mundo entero, lo principal es que esto me convenga; yo no voy a sentirlo. Estoy listo para estar en una isla aislada en el corazón del océano del mundo en llamas, y nada me preocupa».

Eso también es lo que pensó Job: «Gracias a Dios tengo todo, así que está bien». Él era íntegro y recto cuando las cosas eran buenas para él, y cuando se volvieron malas, también le dio las gracias al Creador: «¡El Señor dio, y el Señor quitó; bendito sea el nombre del Señor!» En última instancia él percibe lo que está sucediendo como la acción de la fuerza superior en la que no puede influir en modo alguno. Yo diría que se lo retrata como un tonto. Él acepta lo que ocurrió y lo que hay, pero él mismo no hace nada.

Creo que lo mismo sucede hoy en día con la gente. Pregúntenle a cualquiera: «¿Hay crisis?» Sí. «¿Hay cambio climático?» Sí. «¿Es verdad que esto es peligroso?» Sí. Todos ven que no hay trabajo, la gente está enferma, las parejas se divorcian, y los niños viven en la calle. ¡Todo esto es cierto, pero gracias a Dios! ¿Por qué «gracias a Dios?» Y ¿dónde están ustedes? ¿Cómo logran ser «íntegros y rectos»? «Gracias a Dios.» ¿Esta es su actitud? ¿Así es como debe ser? Entonces el sufrimiento continúa para que la gente cambie su actitud hacia la vida.(148711)
Del Kab.TV «Una nueva vida» del 5/28/14

Material Relacionado

Inanimado, vegetativo, animado y hablante
El comienzo del nacimiento
El maestro me conecta con la vida

El camino del sufrimiento no es el camino

Dr. Michael LaitmanNuestra tarea es hacer un esfuerzo, «Como un buey al trabajo y un burro a la carga». (Masejet Avodá Zarah 5b). Hay una meta y nosotros tenemos que alcanzarla de todos modos. Ya sea que el anfitrión se siente sobre nosotros y nos de golpes con un látigo, y luego actuemos como bestias, o que a través del entorno desarrollemos dentro de nosotros mismos la importancia de la meta, el anhelo de ser como un Adam (hombre) que es «similar» (Domé) al Creador y alcancemos la adhesión con Él. Entonces avanzamos por nuestra cuenta, sin esperar los golpes.

De esta manera le damos la satisfacción al Creador. Nosotros no le damos ninguna satisfacción al Creador a través de lo que hacemos debido a los golpes. Esta es toda la diferencia entre la trayectoria natural del desarrollo «a su debido tiempo» (Beitó) o el camino de la aceleración del tiempo, «Yo lo aceleraré» (Ajishena), el camino de la Luz.

Es imposible que yo alcance mi corrección por el camino del sufrimiento, por el camino de «a su debido tiempo». Todos y cada uno de los golpes cambia algo en mí, pero no se considera que lo haya hecho yo mismo ni está anotado en mi cuenta. Porque la grandeza del Creador, la importancia de la meta y la devoción son lo que se requiere de mí, las cosas que deben provenir de la persona, son lo que la caracteriza; mientras que a través de golpes, a ella sólo se la sacude un poco para despertarla y empujarla hacia el escrutinio, el trabajo y los cambios con respecto a los valores. Así que tenemos que entender que es imposible avanzar a través de los golpes.

O desarrollamos desde el principio la importancia del próximo estado a través del entorno, que de acuerdo a nuestra naturaleza no es nada importante para nosotros, pero a través del entorno construimos su importancia y lo hacemos por adelantado, o recibimos golpes que nos obligan a comenzar este proceso. Pero en última instancia, haremos el mismo trabajo con el entorno, la importancia de la meta, la importancia del Creador, y la aclaración de la inferioridad de nuestro ego.

Así que el «camino del sufrimiento» no existe. El camino de «a su debido tiempo» no es un camino. Sólo nos ayuda a comprender que el Creador nos empuja hacia los cambios y nos obliga a despertar a través de estos golpes. Entonces yo entro en un grupo para esto, que es el entorno adecuado que comenzará a empujarme.

A pesar de que para mí esto es desagradable, no huyo; más bien, a pesar de todo, yo me adentro más. Todos tenemos que ser conscientes de que en un estado como este es imposible huir; por el contrario, es necesario para seguir adelante. Si quiero entrar y me encuentro con la oposición, puedo retroceder y abandonar, o puedo empujar aún más e irrumpir.

Por lo tanto no hay un camino del sufrimiento. Si yo mismo no me empujo a través del entorno, entonces desde arriba incrementarán la presión sobre mí. Y luego el mismo esfuerzo que tenía que haber hecho para avanzar por el camino de «Yo lo aceleraré» y que no hice, tomará la forma de sufrimiento y golpes que me obligarán a volver al camino correcto.

No es necesario que esperemos los golpes y el sufrimiento para avanzar. No avanzamos hacia ninguna parte a través del sufrimiento. En las mejores circunstancias, querremos huir de los golpes hacia el entorno correcto, y allí ya empezaremos a aclarar cómo ir por el camino de «Yo lo aceleraré», es decir la importancia del entorno, la importancia del Creador, la importancia del maestro y todos los medios que pueden jalarnos hacia adelante. Este debe ser nuestro primer nivel, y luego aceleramos el tiempo y nuestro desarrollo.
(148630)
De la 1° parte de la Lección diaria de Cabalá del 11/26/14, Escritos de Baal HaSulam

Material Relacionado:

¿Cómo transformamos el camino del sufrimiento en el camino de la Luz?
El comienzo de la cuenta regresiva
Los ensayos en el teatro del Creador