entradas en '' categoría

¿Son las protestas masivas un escape a la depresión?

666Pregunta: La sociedad actual no siente simpatía por la gente en el poder. Durante los últimos dos o tres años, muchos países han pasado por procesos similares de resentimiento social e ira. ¿Qué puede usted recomendar algo en relación a este fenómeno generalizado y creciente?

Respuesta: Me he encontrado con gente muy rica que dice: «¿Si no tengo beneficios, qué voy a compartir?» Quise responderles: «¡No distribuya nada! Ellos pueden tenerlo todo sin usted».

Desde luego, no les contesté esta manera, pero su posición es comprensible. En el pasado, ellos crearon lugares de trabajo, distribuyeron bonificaciones y premios, y través de los medios de comunicación, han difundido rumores de que han utilizado su riqueza para cuidar a los demás.

Hoy los ricos no tienen nada que compartir, aunque lo quisieran. La gente de repente se siente vacía por dentro en vez de sentir los impulsos naturales previos de «¡yo quiero esto, y esto, y esto!» Ahora, no es posible construir un nuevo deseo en su interior; ¿que los llenará si no hay deseo, si no hay carencia?

¿Ustedes suponen que un artista o compositor al entrar en un supermercado pueda realizarse a sí mismo al cien por cien? ¡No! Él debe comprar productos para mantener y fortalecer su cuerpo, pero lo más importante para él es llenar sus necesidades internas. Tal situación hoy es típica de la gente común. ¿Por qué? Porque la naturaleza ha dejado de despertar en nosotros los deseos a los que estamos acostumbrados de recibir a través de algún canal y de repente encontramos un vacío.

Las protestas masivas se han convertido en un fenómeno habitual en la actualidad. ¿Por qué estas personas salen a la calle? Ellas están buscando un llenado. No les importa quién gobernará, porque piensan que a través de ellos encontrarán nuevos llenados, y aprovechan alguna fuente como el propósito de vida. Pero, ¿qué puede hacerse? Esto no sucederá. Ellos están dispuestos a cerrar los ojos, a desvanecerse consumiendo drogas, sólo para no sentir el vacío. La mitad de la humanidad se ha hundido en la depresión. Debemos entender que no tienen otra posibilidad.

Así que los líderes han perdido su estatus entre las masas. Si en el pasado las masas anhelaban la riqueza, el control y el respeto, en la actualidad esto ya no existe. Ellos no ven personas a las cuales puedan rendirles culto entre sus líderes. Hoy los líderes son peores que la gente sencilla, y ellos también los desprecian, preguntándose ¿por qué deberían malgastar sus vidas en ellos?

La generación más joven, que está entre los 15 y los 30 años hoy, los percibe exactamente de la misma forma. Sólo las personas mayores permanecen en ese viejo paradigma. No hay salida para las personas influyentes que no sea darle a la gente la Educación Integral. Sólo de esta manera estarán en condiciones de mantener su influencia e incluso elevarse a un nuevo nivel cualitativo ante los ojos de la sociedad.

(146371 – Del Kab.TV «Una nueva vida» del 2/10/14)

¡Todo está en las manos del hombre!

000Pregunta: Cuando la inocencia y la justicia de Job son probadas vez tras vez además del sufrir, tres amigos se acercan a él para expresarles sus condolencia. Ellos sugieren que él ha hecho algo malo y que no puede ser que los golpes vengan de la nada.

Pero Job no está de acuerdo con esto, continúa insistiendo en su inocencia. Estos amigos representan la pregunta que a menudo nos hacemos a nosotros mismos: ¿Personalmente he hecho algo malo para recibir castigo, o se trata de algo más?

Respuesta: La naturaleza no pregunta si hicimos algo o no. Nos imaginamos el destino como el mal que sigue al mal o el bien que sigue al bien. Pero la ley de la naturaleza no actúa de acuerdo a esta fórmula. En principio se nos dice que «el corazón del hombre es malvado desde su juventud», él automáticamente se encuentra en una cuenta negativa.

Pregunta: ¿Resulta que el consejo de los amigos de buscar el mal en uno mismo es incorrecto?

Respuesta: Él no lo encontrará. Simplemente vendrá con distintas fórmulas por medio de las cuales uno debe comportarse, pero no explorará la naturaleza en sí. No toma en cuenta que la ley de «ama a tu prójimo como a ti mismo» es aplicable a él.

Por ejemplo, en nuestro mundo hay distintas leyes de comportamiento y cultura, con respecto al hecho de cómo comportarse en la familia, en la sociedad, en la naturaleza, etc. ¿De dónde vienen estas leyes? ¿Están basadas en el conocimiento de la naturaleza, del bien? No. Típicamente, las personas llegan con estas de acuerdo a sus cálculos, y nosotros debemos respetarlas.

Resulta que inicialmente formamos relaciones entre nosotros de una forma distorsionada y luego no sabemos de dónde viene la mala suerte. ¿Cómo nos encontramos con estas tonterías en que decimos que el Creador nos dio, el Creador quitó, el Creador es bendito y no tengo nada que hacer con esto? Yo siento que soy un santo. Yo acepto este destino como si viniera de Arriba y no veo mi participación. ¿Cuántos más infortunios no vendrán a mi camino?

Pregunta: Las personas tienden a pensar que si los infortunios le ocurren a alguien, entonces obviamente hizo algo malo de forma individual. Y usted describe el sistema, es decir, no mira el destino individual, sino el destino de la sociedad.

Respuesta: Es difícil considerar el destino individual porque nuestra visión es limitada. Hay grandes pecadores que se sienten bien. Y si miro con mis ojos egoístas, veo que las personas disfrutan al engañar a los demás y robarles a lo largo de sus vidas. Ellas lo tienen todo, incluso son respetadas, y después de la muerte son llamadas justos. La pregunta es si puede o no servir como ejemplo. ¡Claro que no! La vida individual de la persona no puede ser un ejemplo.

Pregunta: Si los infortunios le llegan uno tras otros a la persona, al final, ella maldecirá el día en que nació. Muchas personas sienten que la muerte es mejor que una vida así.

Respuesta: Esto es un escape de la responsabilidad, del propósito y una mala disposición para escuchar. Es necesario formar una opinión pública que le ayude a la persona a escuchar que hay una meta y que  necesita organizar su vida. No se trata de un destino ciego o suerte. ¡Todo está en las manos del hombre! 

(148786 – Del Kab.TV «Una nueva vida» del 5/28/14)