entradas en '' categoría

¿Hay un Dios?

Laitman_712_03Pregunta: ¿Hay un Dios?

Respuesta: Yo no sé lo que la gente quiere decir cuando dice ”Dios”. Si por “Dios” nos referimos a una fuerza que controla todo, entonces esa fuerza es la naturaleza.

A medida que aprendemos más sobre la naturaleza, vemos que todo en ella es racional, equilibrado y que trabaja de acuerdo a sus leyes. Conocemos algunas de esas leyes, otras no y por esta razón su esencia se nos oculta. Creemos en diversos milagros y acciones que supuestamente pueden afectarnos en nuestros quehaceres, esto es porque nos falta conocimiento. La ciencia de la Cabalá ofrece la posibilidad de aprender estas leyes.

La naturaleza puede ser llamada Dios, si tenemos en cuenta que es una fuerza absolutamente rígida, que no acata ninguno de nuestros deseos. No es como nuestros padres con los que podemos llegar y llorar y ellos tienen compasión de nosotros. Nuestras lágrimas no ayudarán. Es un sistema que actúa de acuerdo a sus leyes precisas. Como está escrito: “Yo di una ley y no la cambio.”

De acuerdo con la ciencia de la Cabalá, el valor numérico (Gematria) de las palabras: “naturaleza” y “Dios/Creador” es el mismo. Por lo tanto, voltear al Creador es lo mismo que voltear a la naturaleza. Sin embargo, es mejor llamar a esta fuerza naturaleza, ya que inmediatamente entendemos que estamos hablando de leyes rígidas y suplicarles no nos ayudará.

Una persona debería saber cómo comportarse y corregirse a sí misma para que estas leyes se conviertan en benevolentes. Si no las utiliza correctamente, entonces, consecuentemente, recibirá una reacción negativa, igual que con cualquier ley física.

!Por lo tanto, no hay Dios que podamos apaciguar o, de alguna manera aplacar!
[161819]
De Kabtv “Conversaciones con  Michael Laitman” 10/jun/15

Material relacionado:
Las leyes de la Naturaleza son una cosa inquebrantable
La Cábala es un sistema de leyes de la naturaleza
Dios existe…

Libertad verdadera e imaginaria, parte 1 – Grilletes en la libertad imaginaria

Laitman_712_03Escritos de Baal HaSulamLa Libertad”: “Jarut (grabado) en las tablas”; no se pronuncie Jarut (grabado), sino Jerut (libertad), para mostrar que son liberados del ángel de la muerte. Esas palabras necesitan ser aclaradas, porque, ¿cómo está relacionado el asunto de la entrega de la Torá con la liberación del ángel de la muerte?

Pregunta: La libertad ha atraído a las personas generación tras generación, ¿Qué significa esto?

Respuesta: La Libertad es un concepto amorfo, es totalmente irreal, antinatural, es algo que nos elude, algo que delineamos en nuestra imaginación. Lo que las personas piensan y aceptan como libertad se deriva de una falta de entendimiento de, en dónde existen.

Vivimos en un volumen limitado, en una Tierra pequeña y cerrada y dentro de este volumen tratamos de encontrar un estado en el cual sintamos la menor presión posible. En este estado, aparentemente nos sentimos libres, independientes, eligiendo y realizando nuestras acciones, pensamientos y opiniones.

Pero todos somos partículas de una red inmensa, interconectada a través de billones de hilos de control, por lo tanto no sentimos que estamos en un sistema rígido que determina completamente todo. Su ocultamiento de nosotros es lo que nos da la ilusión de libertad. Pero, en realidad no tenemos libertad, ni en pensamientos, ni en deseos, ni en acciones.

Pregunta: ¿La necesidad de esta sensación amorfa, constituye una respuesta a la sensación subconsciente de que no somos libres?

Respuesta: Pienso que la humanidad no entiende que no es libre. Una persona siempre encuentra maneras de evadir las sensaciones y pensamientos no placenteros. Después de todo, nuestra característica principal es el deseo de recibir y disfrutar, así, constantemente estoy buscando la condición de disfrute máximo o sufrimiento mínimo. Esta es toda mi aspiración en cada situación.

No podemos decir que una persona tiene gran necesidad de libertad. Quiere encontrar un trabajo, pasar algo de tiempo con su familia, tener todo definido y en regla. Por otra parte, cree que es mejor estar a cargo ¿Entonces qué clase de libertad es esta?

Una persona se pone en ciertos marcos de referencia particulares. Se casa, establece una familia y, por lo tanto, está obligada a trabajar, alimentar a la familia, preocuparse por ella, protegerla -obligación, obligación y obligación. ¡¿Entonces dónde está la libertad?!

Todas nuestras vidas están organizadas de manera que necesitamos obedecer ciertas reglas. Lo queramos o no, en cualquier caso estoy bajo la autoridad de dogmas, gustos, restricciones, modas, etc. Lo quiera o no, todo esto me influye.

Se concluye que no soy libre en nada, ¡en absolutamente nada! Entonces no hay libertad con qué contar. Incluso si una persona vive solo en la jungla, aun así estará rodeada de algún tipo de entorno que le impone sus limitaciones y principios.

¿Cómo puedo entender qué es la libertad? Para esto necesito elevarme por encima de la falta de libertad y sentir aguda y claramente dónde estamos, cuáles fuerzas determinan nuestra condición, cómo la naturaleza, a través de los individuos y a través de todo mi entorno, me define y me da forma.

Continuará… .
[161823]
De Kabtv “La última generación” 11/jun/15

Material relacionado:
El mecanismo de intelecto colectivo
La única solución correcta es la unificación
La libertad auténtica e ilusoria

La escalera de los deseos

Laitman_712_03Pregunta: Nuestros deseos siguen creciendo. ¿Cómo podemos convertirlos en una escalera en la que sólo podamos ir hacia arriba y sentir la ascensión?

Respuesta: Hay dos estados en la creación: absoluto otorgamiento y absoluta recepción. La distancia entre ellos se llama escalera y en cada paso de la escalera hay cada vez mayores deseos. Al ascender por la escalera se adquiere la forma de una intención de otorgar cada vez mayor. El deseo en sí, es el deseo de recibir, mientras que la escalera determina la intención con el fin de otorgar. De hecho, al principio hemos sido creados como seres que sólo pensamos en nosotros mismos y que utilizamos todos nuestros deseos en nuestro propio interés. Somos incapaces de dar nada, sólo podemos recibir de los demás.

Pero cuando utilizamos la Sabiduría de la Cabalá, atraemos la energía especial de otorgamiento, que comienza a operar en nuestro deseo egoísta general y lo corrige capa por capa, al añadir el atributo de otorgamiento al atributo de recepción. Cuando la Luz Superior actúa e influye en el deseo de recibir, se divide en 125 niveles de corrección, formando una escalera llamada “escalera de Jacob” Así es como nos corregimos hasta llegar al otorgamiento completo, cambiando la forma de nuestro enorme ego al atributo de recibir con el fin de otorgar.

Cuando usamos los dos principales atributos de la creación, el atributo de recepción y el atributo de otorgamiento, llegamos a la igualdad con el Creador. Al mismo tiempo, no desaparecemos en Él, ya que, por un lado nuestro deseo de recibir se mantiene y sólo adquiere una forma externa de otorgamiento, pero por otro lado, recibir con intención otorgar nos hace similares al Creador. Esto significa que en el exterior nos parecemos a Él e, internamente estamos hechos de deseo de recibir. Así es la corrección.
[161780]
De Kabtv “Conversaciones con Michael Laitman” 10/jun/15

Material relacionado:
Ascendiendo los peldaños de la escalera por medio de la Luz del Zohar
125 escalones de unidad
La escalera de Jacob

Una tormenta en el alma

Laitman_712_03Pregunta: ¿De quién depende el éxito: es la conexión interna entre nosotros, los sufrimientos por los que pasará el mundo o, nuestra difusión oportuna?

Respuesta: Diez años de sufrimiento de toda la nación, no atraerá la Luz Superior ni un poco, comparado con un sólo día de difusión y algunas lecciones matinales, ¡incluso diez años de sufrimiento en toda la nación! Esto es porque los sufrimientos que vienen del lado de las vasijas no están clarificados, ni calculados; es como un animal que aúlla de dolor y no sabe qué hacer con el dolor.

La gente no tiene una conexión consciente con el Creador. Por tanto, esto no se puede comparar a la lección que, a veces despierta la plegaria, la demanda, el anhelo. Así es en relación a la difusión, es darse cuenta de lo que falta, es solamente la intención en favor de otorgar. De allí que, la difusión es el medio más efectivo para la corrección; los sufrimiento nos dirigen. Pero la pregunta es, ¿qué es este sufrimiento? ¿para qué estás sufriendo?

Comentario: Yo sufro por que me siento mal.

Respuesta: Esto significa, que sufres de vacío en los deseos normales más corpóreos: comida, familia, dinero, honor y conocimiento.  Esto está todavía en la forma regular de sufrimiento. El Creador te manda problemas y lloras. Pone más presión y lloras aun más fuerte, si pone menos presión, lloras menos. Y si te hace cosquillas comienzas a reír. Todo es una reacción directa del comportamiento superior, ¿dónde está tu reacción correcta? No debes de pensar en tus sentimientos dentro del deseo, sino elevarte por encima de ellos, donde construyes tu Rosh ha Partzuf (cabeza del Partzuf).

El grupo necesita impregnarnos con deficiencia espiritual, la necesidad de salir del deseo de recibir y moverse al otorgamiento. Si los amigos comenzaran a hablarte sobre un peligro inminente, acerca de una tempestad o de una tormenta terrible que hará volar todo, que está en camino y que va a convertir todo en un desierto, te volverías frenético de miedo y preocupacion. Estarias lleno de miedo por eso; así que, ¿por qué no pueden transferirte el menos una pequeña parte de su preocupacion en relación con la espiritualidad? Deberían hacerlo.

Pero son perezosos. Así que necesitas pagarles, para hacer todo lo necesario en el grupo. De esta forma, cada uno ayudará al otro. Pero si esperas a que la deficiencia por la espiritualidad se despierte en ti y que se convierta en un gran anhelo, nunca sucederá. Con el grupo sales de punto egoísta animal e inmediatamente te elevas a la red de fuerzas que ya son espirituales. Aunque aún no están corregidas, son egoístas, no por Su bien (Lo Lishma), de hecho ya es una red y eso es lo principal.

No recibimos suficiente presión del grupo; esto es todo el problema. Otra reunión de amigos (Yeshivat Haverim) y otra más, es mecánico y no va a ayudar. Rabash no nos dejaba tener más de un Yeshivat Haverim a la semana. Todo depende de una inserción más profunda dentro del dominio de las intenciones.
[129838]
De la tercera parte de la lección diaria de Cabalá, Escritos de Baal HaSulam

Material relacionado:
Castigo espiritual
Bajo presión
Conexión personal con el Creador