entradas en '' categoría

Una persona espiritual

Dr. Michael LaitmanPregunta: En su opinión, ¿quién puede considerarse una persona espiritual?

Respuesta: Alguien que con la ayuda del método de la sabiduría de la Cabalá, sale de sí mismo y crea dentro, una sensación nueva llamada ‘alma’. La persona que lo hace, percibe la cualidad espiritual a través de la característica de otorgamiento, es decir, no dentro de sí, sino fuera. En nuestro mundo hay pocas personas como éstas, nadie las reconoce, no se revelan ni enseñan a nadie.

La única organización que está seriamente involucrada en esto es Cabalá La’Am (Cabalá para la gente), actúa como un centro internacional de educación de Cabalá, tiene la meta de enseñar la sabiduría de la Cabalá a la gente, pues recibió la misión desde arriba. Tratamos de crear las condiciones adecuadas para que cada persona, que quiera alcanzar un estado espiritual y sentir el mundo fuera de sí, lo pueda hacer.
[181509]
De la lección de Cabalá en ruso 21/feb/16

Material relacionado:
Una persona espiritual
Una persona espiritual es un mensajero de la tierra
El entorno espiritual es el depósito del alma

“Fracaso como impulsor de éxito”

Dr. Michael LaitmanEn las noticias (Harvard Business Review): “Entre los viejos fabricantes de vino hay un dicho: ‘Para que la viña se vuelva más hermosa, debe sufrir’. Antes de obtener un gran vino, se somete la viña a estrés, humedeciendo el suelo hasta el límite de supervivencia del viñedo. Tras que el viñedo pasa por esta ‘prueba’, las uvas producen vinos complejos, delicados y selectos.

“En japonés y chino, el ideograma para el término ‘catástrofe’ tiene un doble significado, fracaso y nuevas posibilidades.

Mi comentario: Esto significa que el estrés, hasta el punto de desastre, desarrolla nuevas oportunidades de crecimiento. Se ha dicho: “A quien el Creador ama le envía dificultades”.

Cabalá lo explica sencillamente: a causa de que nuestra naturaleza egoísta es opuesta al Creador a la propiedad de amor, nuestra meta en la vida es cambiarnos para ser similares al Creador. El Creador nos envía adversidad que nos forza a cambiar. De otra manera el ego no cede. Esto se observa perfectamente en la historia del pueblo judío.

La metodología de la Cabalá nos ayuda rápida y correctamente a entender la presión del Creador y usarla para “nuevas oportunidades” de desarrollo hacia una similitud con el Creador.
[179709]

Material relacionado:
Una mirada imparcial al mundo
Llega a conocerte a ti mismo, llega a conocer al Creador
El Creador no necesita nuestro sufrimiento

La noche del éxodo de Egipto

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Cómo explica Cabalá “la noche del éxodo de Egipto”?

Respuesta: La noche del éxodo de Egipto es un resultado del desarrollo previo de los judíos, cuando llegaron al estado que les permitió volverse una nación y entender que tienen dentro el ego, el faraón, que los separa, que provoca conflictos entre ellos y los hace sentirse distantes unos de otros.

Ve lo que sucede alrededor: discordia en familia, sociedad y gobierno. Haríamos cualquier cosa con tal de suprimir al supuesto enemigo. Necesitamos comenzar a sentir nuestro estado como Egipto, como el reino del faraón, es decir a nuestro egoísmo que evita que seamos una nación, una familia. Precisamente, esto es llamado noche.

Por esto en la noche de Pascua nos reunimos con nuestra familia y nos sentimos una familia, una nación. Queremos demostrar que estamos dispuestos a unirnos, a estar juntos con el objetivo de elevarnos por encima de nuestro egoísmo y liberarnos. Este es el éxodo de Egipto y la entrada a la tierra de Israel.

Entre ellos hay un periodo de 40 años de ir por el desierto, donde nos corregimos. Con esta corrección nos preparamos para entrar a la tierra de Israel ya que no podemos ir directamente del egoísmo y el odio, al amor. Después de todo, el amor es el mismo egoísmo, sólo que en forma inversa. Los periodos de 40 años de preparación, representan la distancia entre el deseo de recibir y el deseo de otorgar, del odio al amor.

La noche egipcia es absoluta oscuridad, una noche terrible de total falta de entendimiento de lo que está sucediendo y de lo que sucederá. La gente ve que por el odio mutuo, deja de existir como nación, como familia. Entiende que es un callejón sin salida que la dirige a la muerte.

Pero al mismo tiempo, no ve la salida porque el poder del egoísmo parece ser histórico, eterno y absoluto. En todo, la gente ve su egoísmo y siente que es en beneficio propio. El ego controla cada acción: interna, externa, las relaciones, etc.

Todos mantienen tal distancia unos de otros, en la que el ego puede defenderse y recibir el máximo de otro. Es decir, el egoísmo todo el tiempo regula las relaciones entre nosotros, con la naturaleza, los animales, el mundo y la vida.

El terrible estado de comunicación nos es revelado sólo de forma egoísta, como la oscuridad de Egipto. Exactamente en ese estado, a media noche, de pronto aparece  una fuerza en nosotros, que nos guía hacia adelante, hacia la salida del egoísmo y nos da la sensación de que podemos elevarnos por encima de él.

Asoma un punto culminante de inversión y la oscuridad más terrible, de pronto comienza a transformarse en esperanza, en luz: hay una salida en algún lugar, ¡tengo que correr! Y corro tras este sueño, tras este poder interno que de pronto surge en mí ¡Y aparece la luz!

Es una noche especial, la noche de la salida de la esclavitud del egoísmo hacia la eternidad altruista y la perfección. Por eso lo celebramos.
[181801]
De Kabtv “Noticias con el Dr. Michael Laitman” 13/abr/16

Material relacionado:
El misterio de la noche de Pascua (Pésaj)
Pesaj en cada generación
Jerusalem Post “Pascua – una oportunidad de salir”

Responsabilidad por lo que ocurre

Dr. Michael LaitmanLa Torá, Números, 33:55, 33:56: Pero si no sacan a todos los habitantes de la tierra, sucederá que a aquellos a los que dejen serán como aguijones en sus ojos y como espinas en sus costados y les darán problemas en la tierra en la que viven. Y lo que pensé hacer con ellos, lo haré con ustedes.

Tenemos que alejarnos de nosotros a nuestros propios deseos, es decir, corregirlos en nuestro interior. Los deseos no desaparecen; es imposible cortarlos y tirarlos a la basura. Existe un enorme deseo creado por el Creador, como se dice: «He creado el deseo del mal (inclinación al mal) y les entregó  la Torá para su corrección»

La intención del deseo puede ser egoísta o altruista. El deseo mismo es inerte. En su aplicación original es un cero absoluto, pero se nos da en forma negativa. Por lo tanto, tenemos que corregir su aplicación de negativa a positiva, esto se logra cambiando la intención. Esto es, conducir a las naciones que existen dentro del deseo.

Aquellos a los que dejen serán (se convertirán) como aguijones en sus ojos y como espinas en sus costados, (es decir, estos deseos no nos dejarán realizar ninguna acción espiritual de otorgamiento, amor y conexión mutua) y les darán problemas en la tierra en la que viven. Esto nos recuerda mucho nuestro estado actual. Después de todo, ¡no trabajamos en nosotros mismos!

Hoy, la llamada nación de Israel son aquellos a los que se les dio la oportunidad de llegar a la corrección espiritual. Sin embargo, ¡no hacemos nada! Por lo tanto constantemente recibimos palos y golpes, cuchilladas en la espalda y el cuello, lo que nuestros vecinos nos hacen. ¡Es porque no hacemos nuestro trabajo! ¡No debemos culparlos a ellos, sino a nosotros mismos! Tenemos que encontrar la fórmula correcta, la que sólo pasa por nosotros, para cambiar este estado.

Si no cumplimos con lo que Cábala nos dice, vamos a sufrir y no lograremos nada. Tenemos que hacer algo con nosotros mismos.

Nos encontramos en el epicentro de una «explosión atómica potencial” y no entendemos lo que evocamos en el mundo a través de nosotros mismos. Tenemos que reconocer nuestra responsabilidad en lo que está sucediendo.

Comentario: Pero este ocultamiento, ¿no viene del grado superior?

Respuesta: El ocultamiento se nos da específicamente, para que, rápido logremos corregir nuestra conexión con otros, sentir el estado superior y llevarlo a la humanidad.

Este ocultamiento es en nuestro beneficio. Si no existiera, nos moveríamos de forma automática, siguiendo las instrucciones de arriba sin pensar, sin sentir sin razón, como si fuéramos un mecanismo herido. En ese caso seríamos llamados ángeles. Pero el hombre tiene que estar más alto. Necesita elevarse al nivel en que él mismo elija ser similar al Creador y traer Su idea al mundo.
[180968]
De Kabtv «Secretos del libro eterno»

Material relacionado:
Viviendo en la intención en vez de vivir en el deseo
Los deseos egoístas son aquellos que no están enfocados en el otorgamiento y el amor por los demás
¿Qué espera el mundo de Israel?

Una nueva vida 717-El éxodo de Egipto dentro de mí

Dr. Michael Laitman

Una nueva vida 717-El éxodo de Egipto dentro de mí
Dr. Michael Laitman en conversación con Oren Levi y Tal Mandelbaum ben Moshe

Resumen

La realidad es un todo; por lo tanto, es díficil hablar de parte de ella sin conocer la imágen completa. El arbusto ardiente en el desierto representa la revelación interna de Moisés tras quemar su ego y equiparar sus características con la Divinidad, como una frecuencia de absorción similar; él y el Creador transmiten en la misma frecuencia.

Fundamentalmente, el bien no es inherente a nosotros; sino la inclinación al mal, así que no podemos pensar en nadie, excepto en nosotros mismos. Tras cuarenta años en los que Moisés vivió con el faraón, fue con Jetro otros cuarenta años y aprendió la cualidad de otorgamiento, Jesed (misericordia) y cómo alcanzarla por encima del egoísmo. Después, regresó a Egipto a trabajar en el ego.

La meta de la humanidad es que la naturaleza humana, incluyendo el egoísmo, se asemeje a la plenitud de la fuerza superior cuya naturaleza es el amor.

El retorno de Moisés a Egipto, simboliza el regreso al ego que aún necesita corrección. Nadie reconoce al faraón dentro de sí mismo. El faraón simboliza el total dominio del ego general en nosotros. Moisés simboliza un pequeño deseo por la característica del otorgamiento, por el descubrimiento de la verdad.

El pueblo de Israel representa los deseos que pueden ser corregidos hacia los atributos de otorgamiento y amor dentro del ego general. El ego es el campo de la realidad y Moisés necesita señales y prodigios para mostrar al ego su poder. Entonces, Moisés toma el bastón, cuya función es dirigirlo en el camino espiritual, tirar al ego e ir por encima de él.
[182225]
De Kabtv “Una nueva vida 717-El éxodo de Egipto dentro de mí” 19/abr/16
Video: Reproducir ahora    Audio: Reproducir ahora