entradas en '' categoría

Historia mundial a la Luz de Cabalá, parte 1

Pregunta: ¿Cómo, según qué leyes, se desarrolla la historia mundial? ¿Es cíclico? ¿Se repite en cada generación?

Respuesta: Esta es una pregunta compleja, no porque esté relacionada con la historia o la geografía, sino porque está relacionada con nuestra percepción de la realidad.

De acuerdo con la sabiduría de la Cabalá, hay dos fuerzas básicas en el universo: el deseo de otorgar o la fuerza superior positiva, el Creador, y el deseo de recibir— la fuerza negativa más baja, la creación. Ambos deseos, interactuándo entre el uno y el otro, determinan prácticamente toda la historia. Desde que sus parámetros iniciales y estados finales están establecidos, podemos describir todas estas etapas del deseo de recibir (creación) bajo la influencia del deseo de otorgar (Creador) en anticipación. En principio, no puede haber sorpresas aquí.

La primera parte del desarrollo de la historia ocurre completamente bajo la influencia de la Luz superior, es decir, la fuerza del Creador. En este proceso, la creación siente la presión de la Luz y, estando completamente en su poder, se transforma bajo su influencia,  pasando por fases específicas de desarrollo, las mismas que un embrión experimenta en el útero de su madre durante nueve meses. Es por eso que entendemos absolutamente todo lo que está sucediendo.

Porque solo opera un factor aquí, la Luz superior, sabemos de antemano qué etapas atravesaremos y cómo.

En principio, así es como se desarrolló la humanidad. Y este programa de creación presupone la reacción de una persona a la influencia de arriba: la medida en que puede avanzar en contra de su egoísmo, en el lado de la Luz superior, la cualidad de otorgamiento, amor y conexión; o no desea esto, no puede hacerlo, no entiende cómo actuar, y por eso aparentemente se opone a la influencia de la Luz.

Y si se opone, entonces naturalmente, se siente diferente. Entonces la historia incluye mayores fuerzas de resistencia por parte de la creación y mayores fuerzas coercitivas por parte de la Luz, el Creador. Aunque, en general, el desarrollo de la historia está estrictamente regulado desde el principio. Hoy hemos alcanzado una etapa de desarrollo muy interesante en la que podemos adquirir cierta libertad de voluntad, lo que nos permite cambiar nuestra historia y cambiar la velocidad y el tipo de nuestro desarrollo.

En cualquier caso, nos desarrollaremos según grados estrictamente definidos y preestablecidos.

O los atravesaremos conscientemente, con comprensión y participación, en cuyo caso el desarrollo será favorable, voluntario y bienvenido por nosotros. Lo veremos como un buen desarrollo desde nuestra perspectiva y la del Creador. O nos resistiremos como pequeños niños obstinados, que no desean implementar el programa de la creación.

Es decir, o nos es desconocido, como es el caso para la mayoría de la humanidad, o estamos familiarizados con él, como las personas que estudian la Cabalá y están obligados a saberlo, como aquellos que ya han pasado por estos estados desde hace miles de años. Tenemos que tratar de corregir nuestro camino, haciéndolo más consciente y bueno para nosotros, pero lo más importante—por los demás.

Por lo tanto, toda la historia del mundo fue escrita desde el principio. Esta es la razón por la cual los filósofos y los científicos, cuando comienzan a examinar la historia, la conducta del hombre, en el presente, el pasado y el futuro, se quedan perplejos cuando intentan responder a las preguntas: ¿Puede el tiempo avanzar hacia atrás? ¿Está todo predeterminado? ¿Dónde está nuestro libre albedrío? ¿Cómo elige una partícula elemental la forma en que continuará su desarrollo?—como una partícula u onda, ¿qué significa luz?

Los físicos dicen que todo depende de la persona que realiza el experimento. Cuando configura el dispositivo para medir la partícula elemental como una onda o una partícula, la partícula lo sabe de antemano y se comporta de acuerdo con el dispositivo elegido. Es como  si el presente determinar el pasado, es decir que el tiempo que va hacia atrás. Esto es en lo que aciertan los físicos.

La Cabalá habla de esto mucho más simplemente. En principio, no se relaciona con el concepto de tiempo porque no hay tiempo; nos damos cuenta de lo que existe en el mundo del infinito en su forma final. Pero como todos nuestros estados están establecidos con anticipación, no hay sorpresas aquí—no hay presente, pasado ni futuro, como si alguien estuviera rodando una película para nosotros y vemos sus disparos por separado.

Todo ya ha sido grabado en la película de antemano, y solo la estamos viendo. Esta es nuestra vida. Está rodando dentro de nosotros, pero prácticamente podemos decir que rueda delante de nosotros.

Somos los participantes directos de esta visualización, que está predeterminada de antemano, y sabemos todo lo que sucederá y lo que haremos, excepto una cosa—al estar en el grupo y atrayendo la fuerza superior, positiva que se nos impone, podemos provocar cambios. Sin embargo, no podemos cambiar la historia en sí misma o el curso de los acontecimientos, sino sólo nuestra actitud hacia ella, y entonces se verá completamente diferente. Eso es porque nuestra actitud hacia esto determina lo que veremos en esas tomas: guerra o paz, bien o mal. Nosotros determinamos todo.
[215706]
De la lección de Cabalá en ruso 16/jul/17

Material relacionado:
Historia de la humanidad- un vistazo al interior, parte 1
La dinámica del desarrollo de la humanidad
Las cuatro etapas del desarrollo humano

¡No te pierdas!

No habrá ninguna prostituta entre las hijas de Israel, ni sodomita entre los hijos de Israel  [Torá, Deuteronomio, 23:18]

Las cualidades masculinas y femeninas de una persona deben ser claramente dirigidas hacia el propósito de la creación, al otorgamiento de amor entre todos, y de ninguna manera hacia uno mismo.

¡No te pierdas! No dirijas todos tus deseos, intenciones, fuerzas y cualidades para tu propio beneficio, sino sólo para el beneficio de los demás.

No traerás el pago de una prostituta o el precio de un perro a la casa del Señor, tu Dios, por ninguna promesa, porque ambos son una abominación para el Señor, tu Dios. [Torá, Deuteronomio, 23:19]

No derivarás ningún beneficio para ti mismo, ni siquiera de acciones egoístas en el nivel corporal. Esto es una prostituta (un deseo egoísta) en ti.

Si actúas egoístamente por tu propio beneficio, entonces ten en cuenta que no podrás construir tu futuro templo (tu futuro estado) en base a esto. Después de todo, con esta acción estás gratificando tus deseos salvajes, bárbaros, en alguna forma. Esto no es acerca del cuerpo de una persona, sino de su alma, porque la sabiduría de la cabalá trabaja solo con el alma. Por lo tanto, debes alimentar el cuerpo, darle agua, lavarlo, ponerlo a dormir, y darle todo lo que necesita con límites razonables. Y si vas más allá de esos límites, te vuelves una prostituta, es decir vas de tus fuerzas espirituales a las corporales.

Pregunta: Entonces, en principio, toda la humanidad puede ser considerada como prostituta?

Respuesta: Hemos creado tales ídolos para nosotros mismos que las cosas no pueden empeorar porque pensamos solo en satisfacer nuestro egoísmo.
[206203]
De Kabtv “Secretos del libro eterno” 26/oct/16

Material relacionado:
Una mujer es una copa de bendición
La pureza de la mujer
“Para que pueda taparse con su manto”

La Cabalá es el método para revelar al Creador

Pregunta: ¿Quién llamó a la sabiduría que estamos estudiando “Cabalá”? ¿Se refiere este nombre a la época de la escritura de El Libro de Zóhar?

Respuesta: La palabra “Cabalá” apareció por primera vez en el libro de Abraham. Significa “recibir“, porque la cualidad más importante de la materia creada es la recepción. Por lo tanto, la sabiduría de la Cabalá significa una cualidad especial de recibir la revelación del Creador.

Pregunta: ¿Significa que términos tales como “la ciencia de la Cabalá” o “la sabiduría de la Cabalá” ya se conocían en la época del Primer Templo?

Respuesta: Mucho antes de eso, unos 1.500 años antes de la construcción del Primer Templo. Y si fue antes de eso, no puedo decirlo.

Además, se perdieron muchos libros desde Adán hasta Abraham. Simplemente no los necesitamos y desaparecieron gradualmente. No conocemos los libros escritos por Abraham, Isaac y Jacob, excepto el Libro de la Creación (Sefer Yetzirá) de Abraham. Rambam menciona que Abraham escribió muchos libros; sin embargo, no sabemos dónde están.

Pregunta: ¿Es la Cabalá un método o un libro?

Respuesta: La Cabalá es el método de la revelación del Creador. La Torá (de la palabra “Or – Luz”) es el conocimiento sobre la Luz superior. Y el resto: la Mishná, el Talmud y otras escrituras sagradas son una adición a esto, comentarios, etc. El Libro de Zóhar es también un comentario sobre la Torá.

Todo junto se llama Torá, es decir, la instrucción para revelar la Luz superior.
[214415]
De la lección de Cabalá en ruso 4/jun/17

Material relacionado:
¿Qué nos da la sabiduría de la cabalá?
Envíen un chivo expiatorio al desierto
La cabalá desde Abraham hasta la actualidad

¿Por qué la naturaleza nos castiga? parte 1

Pregunta: La tierra es nuestra casa común pero últimamente el caos la gobierna. El año pasado, un número récord de desastres naturales han ocurrido: Severos incendios, inundaciones y huracanes que impactaron países enteros así como a individuos, y resultaron en un enorme daño material y emocional. .

La vida tranquila está llegado a su fin. Se sabe que la tierra ha pasado por varios períodos geológicos, algunos de los cuales son muy inestables. ¿Esas catástrofes ecológicas son inevitables y como resultado del curso de desarrollo natural de la tierra o, son algo excepcional que no puede ser evitado?

Respuesta: Todas esas catástrofes pudieron haber sido evitadas dado que la naturaleza sólo se vuelve inestable porque las personas no pueden equilibrarla. La naturaleza siempre nos ha empujado hacia el desarrollo creando condiciones difíciles para nosotros, como calor, frío, terremotos y epidemias. Después de todo, una persona sólo comienza a moverse cuando se siente mal.

Somos egoístas y no hacemos el más mínimo movimiento si no sentimos que nos producirá algún beneficio para nosotros mismos.

Por lo tanto, la naturaleza es forzada a enviarnos sufrimiento para estimular nuestro desarrollo. Entonces comenzamos a desarrollar la ciencia y la economía, y comenzamos a estudiarnos a nosotros mismos y al entorno a nuestro alrededor en busca de una manera de organizar vidas más seguras y cómodas para nosotros mismos.

Todo este desarrollo sólo a causa de los problemas que experimentamos. Se sabe que si queremos que nuestros hijos tengan éxito, tenemos que exigirles esto y forzarlos a estudiar bien. Esta es la misma forma en que la naturaleza nos ha desarrollado a través de miles de años de la historia humana. Desde el momento en que los humanos bajaron de los árboles y dejaron las cuevas, hemos estado continuamente desarrollándonos como resultado de los problemas “humanos”, que están un nivel por encima de los problemas animales.

Esto significa que la naturaleza no sólo nos golpea como a animales, forzándonos a buscar comida, escondrijo y cuidar de nuestra descendencia, sino que nos agobia con todo tipo de problemas diseñados para desarrollar nuestras mentes y sensaciones. Debido a esto, vivimos, no sólo mediante instintos animales, sino que nos hemos desarrollado hacia una sociedad más humana. Debemos construir nuestras vidas porque nuestros hijos necesitan cuidados de diez a veinte años mientras crecen.

La naturaleza nos empuja, no sólo a través de deseos primitivos como comida, sexo y reproducción, sino que además nos dirige a desarrollar la ciencia, los sistemas económicos y la educación. Nos fuerza a descubrir y explorar nuevos continentes y explorar la naturaleza con el fin de mejorar nuestras vidas.

Es decir, la naturaleza empujó a los animales a volverse más listos. El desarrollo humano está, por lo tanto, en contraste con el desarrollo de la materia inanimada, las plantas y animales. Aparte, la naturaleza ha dirigido a los humanos a desarrollarse sensorialmente y entonces nos desarrollamos en las áreas de cultura, educación y arte: pintura, música y literatura, las cuales todas están determinadas por el estado presente de la humanidad.

No vivimos como animales que se encuentran por un corto periodo de tiempo para producir descendencia y después separarse. Las personas construyen familias y países, y usan el idioma para comunicarse y transmitir conocimiento de una generación a la otra. Este es todo un sistema que difiere cualitativamente del nivel animado de desarrollo.

Sin embargo, todo este desarrollo intelectual no es suficiente porque la naturaleza exige incluso más de nosotros. Quiere que estemos conectados en un sistema amable general, mutuamente complementándonos el uno al otro. Pero, no somos capaces de esto porque, por nuestra naturaleza, permanecemos como animales egoístas.

Dentro de cada persona, el mismo egoísta animal permanece oculto, y todo el conocimiento que ha adquirido a través de cientos de años de evolución le ha ayudado sólo a usar su entorno de forma más astuta y para el propósito de una ganancia personal más grande. Creamos sistemas sociales que nos disuaden de comernos el uno al otro, sin embargo, aún así intentamos obtener ganancias el uno del otro.

Aun así, esto tampoco funciona muy bien porque el egoísmo crece constantemente y arde dentro de nosotros.  

Cada uno quiere doblegar al mundo entero para que se ajuste a él. Por lo tanto, no somos capaces de unirnos en un sistema, común, armonioso. Este es todo el problema: la sociedad humana, en lugar de progresar y volverse más lista, está comenzando a descender y volverse hacia la fuente de todo el mal, convirtiéndose en la criatura más dañina sobre la tierra.

Los humanos destruyen las formas inanimada, vegetativa y animal de la naturaleza, y envenenan el suelo y la atmósfera. Existen miles de toneladas de escombros cósmicos alrededor de la tierra, los remanentes de satélites. No  hacemos cosas prudentes o racionales a causa de nuestro egoísmo y, por lo tanto, no podemos ser correctamente incluidos en el sistema de la naturaleza.

El sistema general, integral nos presiona de acuerdo al nivel de nuestro desarrollo. De año en año, se suponía que nos desarrolláramos más y conectáramos entre nosotros correctamente, de una forma benéfica, influyendo positivamente de esa manera a la sociedad humana así como a todos los otros niveles de la naturaleza.

Sin embargo, en lugar de esto, hemos revelado nuestra completa oposición a la naturaleza y nos hemos vuelto cada vez más corruptos. En correspondencia, nuestra influencia en la naturaleza se ha vuelto peor y no es, por lo tanto, sorprendente que la naturaleza nos provoque muchos más golpes que antes.
[215714]
De Kabtv “Una vida nueva ” 10/oct/17

Material relacionado:
Estamos atestiguando el nacimiento de una nueva era
En el umbral del descubrimiento de la meta de la evolución
La ley del gobierno del mundo, parte 1