10 gramos de satisfacción ilimitada

Nos es difícil imaginar qué es el Mundo del Infinito, porque lo vemos desde un costado de la vasija y lo percibimos como un deseo infinito.

En la espiritualidad, en contraste con la corporeidad, el infinito se considera plenitud sin ninguna restricción. Si el vaso está lleno hasta el borde, significa que hay infinito dentro, incluso si tiene sólo 200 gramos de capacidad.

La vasija no limita su recepción de Luz; es decir, no indica hasta qué medida acepta recibir y no más allá de eso. Por lo tanto, las vasijas pequeñas como las grandes pueden contener plenitud infinita si no limitan la Luz, sino que reciben todo lo que puede caber en ellas.

Puede haber una pequeña vasija en estado de infinito y otra, un millón de veces más grande puede ser limitada. Después de todo, esto se evalúa en relación a la vasija; si no pone límite en la recepción de la Luz, es ilimitada.

Puede haber sólo diez gramos de deseo en ti, pero no limitas la plenitud. Por lo tanto, estás en el Infinito y tus sentimientos son ilimitados. O tal vez, en lugar de diez gramos, tu deseo crece hasta diez toneladas, pero no puedes recibir más de la mitad. Resulta que diez gramos son plenitud infinita y cinco toneladas son limitadas. Todo se evalúa con respecto a la persona que lo alcanza.
[222566]
De la 2da parte de la lección diaria de Cabalá 4/mar/18, Talmud Eser Sefirot

Material relacionado:
¡Mamá, yo quiero ir con ellos!
Deseo que revive a la persona
Aprender a navegar unidos en un barco

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: