entradas en '' categoría

“Stephen Hawking”

De mi página de Facebook Michael Laitman 15/mar/18

“Dios no existe, y en mi opinión no hay una dimensión realista más allá de la capacidad de percepción de la mente humana”, solía decir el astrofísico Stephen Hawking, que falleció ayer. En otras palabras: todo lo que existe en la realidad es solamente lo que la mente humana es capaz de captar, y si el individuo no tiene la capacidad de captar el concepto de “Dios”, entonces este no existe. De hecho, este es también el enfoque de la Sabiduría de la Cabalá.

La Sabiduría de la Cabalá, como ciencia, sostiene que el hombre debería investigar, averiguar y sentir, y no ir tras imaginaciones vanas, sino implementar el dicho: “el juez no tiene más de lo que ven sus ojos”, es decir: primero uno debe alcanzar y percibir las cosas como hechos y solo entonces se puede aceptar el hecho de su existencia.

El término “Dios” no es definido, es un apodo amorfo. Decir “no hay Dios” es como decir “hay Dios”, porque mientras no se definió qué es, el asunto no deja de ser un apodo insignificante. Para declarar la existencia o la falta de existencia de algo, se necesita definir primero qué es ese algo.Posiblemente Stephen Hawking sabía cómo él percibía el concepto que él denomina “Dios”, pero en la ciencia no es posible referirse a algo de lo cual no hay una definición común y aceptada por todos. De todos modos, Stephen Hawking conectó el término Dios con una dimensión realista. Él no se refirió a Él como a una entidad definida de cualquier tipo y ese es un aspecto en común que tuvo con la Sabiduría de la Cabalá que se refiere a Dios como todo lo que existe en nuestra realidad. En Gematría “Dios” en hebreo tiene el valor numérico igual a la palabra “La Naturaleza” ( = 86).

El enfoque cortante de Stephen Hawking respecto a la inexistencia de algo, me recuerda un poco a la certeza que fue el legado de las generaciones anteriores, según la cual el planeta Tierra era chato o que el planeta Tierra no gira mientras que el sol lo rodea. El primer hombre que voló al espacio, Yuri Gagarin, dio una vuelta entera al mundo y cuando volvió a aterrizar, le preguntaron si había encontrado a Dios, y este contestó: “no lo encontré”. Entonces le dijeron: “he aquí la prueba de que no existe”. Ese es un enfoque ingenuo. A la vista de la persona simple, el dicho que hay o no hay Dios, se conecta muchas veces a la expresión de su camino, al triunfo de su fe. Si un grupo de fútbol gana, el público grita: “Hay un Dios” y viceversa. Es decir, la fe en la existencia de Dios depende del triunfo personal. Es posible que la opinión de Stephen Hawking respecto a la existencia de Dios, también provenga de su percepción o de su alcance personal o falta de alcance.

Stephen Hawking dijo que si Dios existiera, la humanidad sabría todo lo que Él sabe. Es cierto, pero la pregunta es: ¿Qué es la humanidad? ¿A quién le pertenece la humanidad? ¿Un recién nacido que madura y aprende las leyes del juego que le permitan existir y vivir su vida de forma razonable, pertenece automáticamente a la humanidad? Si al fin de cuentas lo que importa es el nivel de desarrollo mental, emocional, perceptual. El bebé nace con un potencial de desarrollo para convertirse en hombre, pero es apenas un potencial, y esto no ocurre de modo automático.

Un estudiante que evoluciona en la Sabiduría de la Cabalá supone que lo que no percibe en sus recipientes, no existe para él. Me dicen: “cuando saltes a la altura de un metro, verás un mundo completamente diferente”. Entonces yo practíco para saltar a la altura de un metro, eso es todo. Yo no creo lo que cuentan, yo quiero verlo por mí mismo. Yo me enfoco solamente en el salto. La Sabiduría de la Cabalá nos explica cómo utilizamos las leyes de la naturaleza para desarrollar nuestra capacidad de captar la naturaleza en su totalidad. Investigar, llegar al estado en el que me incluyo con toda la naturaleza, eso se llama “llegar a la adhesión con Dios” o, según la versión de Stephen Hawking: “que la humanidad sepa todo lo que sabe Dios”.

Para aprender cómo hacerlo comienza aquí >> percibiendo-la-realidad

Mis pensamientos en Twitter, 15/mar/18

Mi artículo reciente en @newsmax… al acecho, bajo de la fachada de que la #tecnología finalmente resolverá la mayoría de nuestros problemas y mejorará nuestra vida, hay descubrimientos que muestran que estas “soluciones” nuevas son realmente perjudiciales para nuestro bienestar. #Sustentable #CSR

#TrabajoEspiritualML Ahora mi ego, mi amado faraón, proclama: ¡Yo gobernaré!” “Pero tengo que poner al Creador en su lugar para que Él lo gobierne todo. Esa es la meta de mis esfuerzos y el grupo puede ayudarme a reemplazar al faraón con el Creador, donde el egoísmo gobierna”.

#TrabajoEspiritualML El Creador quiere que lo necesites, que sientas que no puedes actuar ni en pensamiento ni en deseo. Él te confunde, crea problemas, para que no puedas enfrentarlos sin Él, que lo busques y le pidas. Cuando te diriges a Él con un ruego, Él se revela a ti.

#SabiduríadelaCabaláML ¿Cómo percibe el cabalista a otros? No hay “otros”. No hay nadie en absoluto. Soy ADAM y existo yo solo con el Creador.

¿No es esto aburrido? No. Todo está dentro de mí. En este sentido, administro el mundo y estoy unido al Creador: “Uno acepta uno” #cita

#SabiduríadelaCabaláML #TrabajoEspiritual El mal lo conoce la persona que se hace llamar villana o egoísta. Se vuelve consciente del mal en su interior, en la medida en que es justa. Cuando una persona siente que es pecadora, en esa medida, ya es justa.

#LibreAlbedríoML Si me identifico con el egoísmo siento los golpes que recibe como míos. Pero tan pronto dejo de sentir el egoísmo como mío, dejo de sentir los golpes que él recibe. Así, el egoísmo aparece como un animal que está a mi lado, yo soy humano, por encima de él.

Alma es el deseo de satisfacer al #Creador deseando hacer bien a los demás, un deseo opuesto a nuestro egoísmo. En lugar del cálculo, “¿Qué puedo obtener de los demás?” pienso “¿Cómo puedo satisfacer a los demás?” ¡La recompensa es el #alma, la conexión eterna con el Creador!

#SabiduríadelaCabaláML #SoluciónaCrisis Cábala advierte: si intentamos construir relaciones con leyes materiales y egoístas aunque sean “justas”, bajo el principio “lo mío es mío, lo tuyo, tuyo”, provocamos un mal aún mayor porque la corrección del mal requiere reconocerlo.

#SabiduríadelaCabaláML #SoluciónaCrisis Nuestras acciones producen; corrección o daño. Incluso el momento de ocio, es un tiempo que no usaste para la corrección, quiere decir: ¡que causaste destrucción! Por lo tanto, siempre debemos estar apasionados por el deseo de unidad total.

#Zohar: los hijos de Ismael poseerán la Tierra Santa, cuando esté vacía por muchos años. Obstaculizarán a los hijos de Israel para que regresen a ella. Rabí Ishmael (I dC): Se llama Ishma-Él (Dios oirá) ya que Dios escuchará los lamentos de su pueblo causados por los ismaelitas.

Escapar del ego/Egipto/faraón hacia #Israel/#Creador sucede por el sendero largo: el desierto y el mar Rojo (final). Largo porque está lejos del corazón y la mente en términos de cálculo por beneficio propio. Por ese camino escapamos del ego y ya no podemos volver a él.

De Twitter, 15/mar/18

Material relacionado:
Mis pensamientos en Twitter, 20/may/17
Mis pensamientos en Twitter, 21/may/17
Mis pensamientos en Twitter, 25/may/17

Coeficiente de otorgamiento

Todas las ciencias en el mundo estudian la conexión entre las partes de la realidad, cada una en su propio nivel: fisiológico, psicológico, biológico y físico.

La sabiduría de la Cabalá no se relaciona con estos niveles, sino con el nivel más básico que es el deseo contenido en cada parte de la creación, sólo que en diferentes formas, en diferentes niveles y en diferentes tamaños.

Por lo tanto, la Cabalá se considera la principal ciencia. Lleva a cabo la misma investigación científica que cualquier otra ciencia, deriva fórmulas, estudia la creación y las acciones del Creador, aclara nuestro lugar en la creación y mide la creación en relación con el Creador. Todo esto presupone un serio estudio científico. Ninguna otra ciencia da definiciones exactas.

De hecho, la creación es muy complicada. Aunque parece que se basa en una fórmula muy simple: el deseo del Creador de otorgar, igual al deseo de la criatura de recibir.

Sin embargo, no es una igualdad simple, porque incluye un coeficiente que debe igualar el deseo de recibir y el deseo de otorgar: el deseo del Creador de otorgar es igual a C multiplicado por el deseo de recibir de la criatura.

Este coeficiente incluye dentro de sí una restricción, una pantalla (Masaj) y Luz reflejada. Necesitamos implementar esta ecuación todo el tiempo. Por lo tanto, debo conocer el deseo de recibir, el deseo de otorgar y mi coeficiente.

Así que siempre estudio el deseo del Creador de otorgar. Aspiro y me identifico con Él. De acuerdo con estos parámetros, yo determino mi estado y lugar en la creación. De esta manera, exploro toda la creación. Sin esto es imposible relacionarme con el Creador correctamente y yo necesito alcanzar el grado de amor con Él. El coeficiente es mi intención en aras del otorgamiento. Sin eso, no puedo contactar al Creador.
[222457]
De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá, 1/mar/18, Escritos de Rabash

Material relacionado:
El amor convierte la recepción en otorgamiento
La alegría es una señal de Otorgamiento
Bienvenido al mundo del otorgamiento

Punto de contacto con la verdad

¿Cómo lograr una verdadera oración que nazca de un deseo genuino? Está escrito: ‘El hombre está donde están sus pensamientos’. Por lo tanto, debemos comenzar a identificar dónde están nuestros pensamientos: restringirme a mí mismo y a mi deseo, hasta un punto y, apegarme al Creador. Así, empiezo a sentir en mí diferentes estados, y en cada uno debo volver a adherirme al Creador.

Puede ser que no sepa exactamente cómo lograr esa restricción hasta ese punto, pero sigo intentando, como un niño que quiere crecer. Así empiezo a construir mi Partzuf espiritual y escudriño los disturbios que el Creador me envía por todas partes, me asustan, me confunden y agitan mi corazón y mi mente. Incesablemente regreso al punto de adhesión. No se me pide nada más; así construyo mi plano espiritual.

Si me anulo por encima de los disturbios y me vuelvo a unir al Creador, entonces cada disturbio en mi corazón y mi mente se corrige y es incluido en la santidad. Por eso, siempre permanezco en el deseo genuino y en la oración verdadera, tratando constantemente de volver a la adhesión y dándome cuenta de que no puedo hacerlo sin la ayuda del Creador. Constantemente descubro problemas y aplico mi esfuerzo para pedir adhesión al Creador.

Mi primer punto de adhesión debe ser genuino. No soy parte de él, sólo tengo la meta de adherirme al Creador. Y luego empiezo a estudiar al Creador. Con sus acciones en mí, puedo saber cuál es su actitud, su carácter, su comportamiento y comprendo lo que Él quiere decirme. Esto, en esencia, es la llamada ciencia de la Cabalá.

Los libros de la Torá son santos porque fueron escritos por aquellos que en el momento en que escribieron esos libros estaban en santidad en el mundo espiritual, es decir, en otorgamiento y logro de la fuerza superior, en amor fraternal. Si la persona escribe desde el sentimiento de logro del Creador -‘el bueno que hace el bien’, desde el deseo de hacer el bien a todos, desde el estado de amor al prójimo como a sí mismo, sus escritos se llaman sagrados y contienen la cualidad de otorgamiento –Biná.

Sin embargo, el que lee este libro puede no tener la intención correcta. Pues nacemos egoístas y partimos de un equilibrio negativo, deseando obtener recompensa o al menos, evitar el castigo. La gente piensa que la Torá es un remedio maravilloso para todos los problemas y que al estudiarla se volverá mejor en este mundo y tal vez, en el otro mundo. Por lo tanto, estudia para beneficio propio en este mundo y en el otro, por miedo al castigo y por el deseo de recibir recompensa. En ese caso, lo que interesa es, cuántas Mitzvot observó y cuántos libros estudió.

Grandeza del Creador significa que en cualquier estado que pueda surgir, sean cuales sean los problemas y las desgracias que sobrevengan, primero y principalmente pienso en Él. Ni siquiera en mi adhesión con Él, sino sólo en Él, en darle placer.

¿Cómo se puede comprobar si realmente uno se preocupa por su incapacidad para otorgar al Creador o si sólo se piensa en uno mismo: ‘por qué aún no logro el otorgamiento?’ La forma de verificarlo es si se está dispuesto a ayudar a que otros logren otorgar al Creador. Así, realmente la dirección es hacia el otorgamiento.

Cada día para salir de Egipto

En primer lugar, debemos adherirnos al Creador, luego, percibir los disturbios en este punto de adhesión y usarlos para aumentar la adhesión con el Creador, sin profundizar en los problemas de la vida. Debo abandonar todos mis temores y problemas y adherirme a ‘No hay nada más que Él’. Me incluyo en el Creador como un punto, en esa realidad única que existe, como al principio de la creación.

‘Sepan que antes de la creación sólo existía la Luz superior que lo llenaba todo …’ Y luego, en esta Luz superior fue formado un punto negro, opuesto a la Luz en su deseo por placer. Pero se anula por completo ante la Luz y yo, ¡quiero hacer lo mismo! Después de alcanzar el punto de adhesión con la Luz, es decir, de sólo ver al Creador en todo lo que me sucede, podré abrir mi mente y corazón, mis pensamientos y deseos, hasta el punto en que pueda verlos como el Creador.

No tengo nada propio, me vuelvo un sólo punto. Y mis sentimientos no me pertenecen, son enviados por el Creador, para que me adhiera a Él aún más. Y mi punto de adhesión comienza a expandirse por encima de todos los disturbios y mi área de adhesión con el Creador sigue creciendo. Por lo tanto, no son disturbios, sino ‘ayuda en contra’, porque son en mi contra, pero me ayudan a aumentar aún más mi adhesión. No siempre logro referir todo al Creador, aunque entiendo que así debería ser. Los problemas y los miedos pueden ser tan grandes que no podré permanecer en adhesión con el Creador. El signo de adhesión es la alegría que viene de ‘No hay nada más que Él, el bueno que hace el bien’. Cuando estoy en adhesión con Él, siento la perfección, porque todo el que se adhiere a la perfección, también es perfecto.

Si no hay alegría, estoy en el exilio, no en adhesión con ‘No hay nada más que Él’.

Estoy sentado en el trabajo y me siento en exilio, pierdo el tiempo innecesariamente. Alguien trajo todas estas tareas y tengo que desperdiciar mi vida en ellas. No hay salida, tengo que seguir, pero con la intención de que al hacerlo me adhiera al Creador y me anule ante Él. Y todo se debe al trabajo y a los disturbios, al llamado mundo imaginario que me da oportunidad de aumentar mi adhesión. Si logro la adhesión, dejo de sentir este mundo, desaparece. En lugar de estar separado se une, al ocultar la pantalla se vuelve revelación.

Convierto el exilio en redención simplemente al referir todo al Creador y eso es suficiente. Toda la diferencia entre Egipto e Israel es que el mismo deseo revelado en Egipto cambia su intención a otorgamiento; pasa por el desierto y llega a la tierra de Israel. Por lo tanto, cada día debemos vernos saliendo de Egipto.

Todos los días debo esforzarme por lograr adhesión con el Creador, así revelo que estoy en exilio. Por lo tanto, mi trabajo diario es adherirme al Creador por encima de la separación y convertir mi naturaleza malvada en buena y, el ángel de la muerte en el ángel de la vida.
[222457]
De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá, 7/mar/18, Escritos de Rabash

Un tándem con el Creador

Trata de actuar de manera muy simple: ante cualquier deseo o pensamiento que aparezca en tu corazón o mente, encuéntrate a tí mismo pensando que te fue enviado por el Creador.

Intenta seguir actuando en tándem con Él con este pensamiento y deseo. Comprenderás lo diferente que comienzas a sentir todo, hasta que sientas que tú y Él son socios.

En cada momento, Él engendra pensamientos y sentimientos en ti, tú tratas de continuar junto con Él, intentando constantemente que Él permanezca dentro de tus acciones todo el tiempo.

Verás que tendrás éxito.
[221907]
De la lección de Cabalá en ruso 29/oct/17

Material relacionado:
La armonía interior de la humanidad
Vivir en armonía con el Creador
El camino para lograr armonía con la naturaleza

Una vida nueva #949 – Mujeres al mando de la sociedad

Una vida nueva #949 – Mujeres al mando de la sociedad
Dr. Michael Laitman en conversación con Oren Levi y Tal Mandelbaum ben Moshe

Resumen

En el futuro, las mujeres se desempeñarán como madres y cuidarán a toda la sociedad, como una familia. Estarán comprometidas con la educación, la cultura y la construcción de buenas conexiones entre la gente, mientras que los hombres estarán más inclinados a participar en la industria e investigación. Una nueva clase de educación social redefinirá lo que significa ser mujer; la identidad de la mujer ya no estará asociada con la belleza externa, sino con su preocupación por la sociedad.
De Kabtv – Una vida nueva #949 – “Mujeres al mando de la sociedad”, 16/ene/18
Video: Reproducir ahora       Audio: Reproducir ahora

Lección diaria de Cabalá – 15/mar/18

Preparación para la clase
Video: Reproducir ahora     Audio: Reproducir ahora

Escritos de Rabash, volumen 1, artículo 16
Video: Reproducir ahora     Audio: Reproducir ahora

Talmud Eser Sefirot, parte 2, capítulo 1, artículo 1
Video: Reproducir ahora     Audio: Reproducir ahora

Escritos de Rabash, “El que endurece su corazón”
Video: Reproducir ahora     Audio: Reproducir ahora