entradas en '' categoría

Newsmax: Cómo la verdadera ciencia murió con Hawking

El portal más grande de Newsmax publicó mi nuevo artículo «Cómo la verdadera ciencia murió con Hawking»

La muerte del astrofísico de renombre mundial Stephen Hawking puede verse como otro clavo en el ataúd de la ciencia genuina.

La honesta aproximación a la ciencia de Hawking fue ejemplificado por su disposición para admitir sus errores. En los años 70, reconoció que una creencia que formuló al principio de su carrera científica era incorrecta. Sin embargo, esta forma de investigación científica, se ha vuelto una rareza en el mundo científico de hoy.

Desde aproximadamente los años 60, hemos sido testigos de la corrupción gradual y el declive de la ciencia. La aceptación generalizada de la ciencia se deterioró y fue reemplazada por los negocios, Hollywood y los deportes. Y lo que es más relevante, la ciencia misma se imbuyó de objetivos distintos al de la comprensión de la naturaleza de la realidad. Cada vez está más explotada como medio para agrandar la riqueza, el poder y el honor de las personas.

Junto con el declive de la aceptación de la ciencia auténtica, llegaron las necesidades de los científicos de servir a los intereses de sus patrocinadores. Ahora es habitual para los gobiernos utilizar científicos para avanzar en sus agendas políticas y para las corporaciones utilizar científicos con el objetivo de incrementar sus beneficios. Una de las consecuencias obvias es que “el progreso científico” y el “progreso tecnológico” se han acabado confundiendo como si fueran lo mismo desde que el I+D científico empezará a utilizarse tan extensamente en el desarrollo de las tecnologías actuales.

Las iniciativas con ánimo de lucro no son beneficiosas para la humanidad

Por lo tanto, se ha vuelto difícil ser un científico genuino, uno de los que aspiran a descubrir el orden subyacente en la naturaleza y es mucho más fácil ser un científico que colabora con una rentable empresa de alta tecnología. La ciencia de la “búsqueda de la verdad” está siendo eclipsada por la ciencia del desarrollo tecnológico y esta va ganando apoyos políticos ya que se ha convertido en creencia común que las nuevas tecnologías surgen para el beneficio de la humanidad.

Afirmaciones tales como “la energía renovable es mejor para el medio ambiente” y “las redes sociales conectan a la gente” se han convertido en axiomas de nuestros tiempos en los discursos públicos, creando la percepción de que cada nuevo dispositivo llega para resolver los problemas de la gente y hacer del mundo un lugar mejor.

Sin embargo, una mirada en profundidad a este fenómeno nos muestra lo contrario. Por ejemplo, los autos eléctricos como el de Tesla, popularmente etiquetado como “bueno para el medio ambiente” se ha descubierto que causa más polución que las emisiones de carbono de coches de 8 años; y los medios de comunicación, a pesar de conectar a la gente tecnológicamente, se ha visto que tienen peligrosos efectos sociológicos y psicológicamente negativos.

Por lo tanto, ocultos bajo la fachada de que la tecnología finalmente resolverá la mayoría de nuestros problemas y mejorará nuestras vidas, hay descubrimientos que demuestran cómo estas nuevas “soluciones” van realmente en detrimento de nuestro bienestar porque no solucionan nuestros problemas desde su raíz.

La razón para esto es simple: no podemos esperar soluciones reales y duraderas a nuestros problemas si las soluciones propuestas nacen de la motivación de obtener un beneficio egoísta. En otras palabras, todo lo que creamos proviene de un cálculo destructivo porque nuestros propios intereses nos parecen más importantes que el beneficio de todos. El propio Stephen Hawking una vez dio el ejemplo de cómo los virus informáticos reflejan la cualidad destructiva de la naturaleza humana, afirmando que “la única forma de vida que hemos creado hasta ahora es puramente destructiva”.

El conocimiento que la ciencia aún tiene que extraer de la naturaleza

Con una ciencia y una tecnología que son consecuencia de nuestra percepción egocéntrica de la realidad, nuestra capacidad de hacer el bien a la humanidad está destinada a llegar a un callejón sin salida. Sin embargo, si cambiamos nuestra percepción de la realidad a otra en la que deseemos el beneficio de todos sobre el interés egoísta, veremos increíbles avances en la ciencia y en la tecnología: funcionarán para solucionar verdaderamente nuestros problemas y sin duda harán del mundo un lugar mejor, ya que la percepción que los impulse estará libre de explotación, manipulación y especulación.

Curiosamente, solo en el siglo XX, la propia ciencia dio un giro de 180 grados sobre la idea de que la propia ciencia es el resultado de la percepción humana. Empezó con la visión newtoniana de que la realidad existe independientemente de nuestra percepción, dio el salto gracias a Einstein demostrando que la realidad es relativa a nuestra percepción y finalizó con la mecánica cuántica afirmando que la realidad puede ser creada por nuestra percepción.

Por lo tanto, la propia ciencia ha llegado a un momento crucial en la comprensión humana: si queremos llegar más lejos en el descubrimiento de las leyes de la naturaleza y usarlas en beneficio de todos, tenemos que cambiar la manera en la que percibimos y nos relacionamos con la realidad. Los subyacentes motivos de poder y beneficios egoístas en este sector deben sustituirse con motivos altruistas que realmente busquen el beneficio de la sociedad.

Llegando al reinicio de la humanidad

Para llegar a un cambio tan fundamental en la percepción humana, tenemos que colocarnos dentro de un laboratorio como el objeto a investigar. Es decir, que tenemos que experimentar activamente y descubrir cómo mejorar nuestras relaciones con los demás a través de actividades educativas y sociales en grupos. El objetivo de tales de actividades y experimentos sería desarrollar una lente altruista a través de la cual podamos ver la imagen completa de la realidad.

A mi juicio, en el futuro, estudiar la estructura y el comportamiento del mundo a través una reforzada conexión humana, nos proporcionará el principal cambio que nuestra ciencia necesita para ser un auténtico beneficio para la humanidad. En definitiva, abriría nuestros ojos a un nuevo tipo de ciencia más cercana al equilibrio inherente y la armonía que existe en la naturaleza.

Lea el artículo en Michael Laitman.com

¿Qué hace que la gente le tema a la Cabalá?

Pregunta: ¿Qué hace que la gente teme y odie la Cabalá, a pesar de que sabe muy poco al respecto?

Respuesta: Primero, los sentimientos de miedo y odio son inherentes en la gente porque la propaganda contra la Cabalá ha existido por al menos, 3,000 años.

Segundo, es contraria a la naturaleza humana. La Cabalá habla de algo oculto; y la gente piensa que los cabalistas son una sociedad secreta’ cuyos miembros están involucrados en cuestiones secretas. Después de todo, la persona se eleva hasta el grado de gobernar el mundo. Al conjunto de cabalistas se le ha dado varias etiquetas: culto, masonería, masonería judía, esoterismo antiguo, etc.

Pregunta: Si la gente interesada en Cabalá lee esto, podría pensar: ‘¿Por qué deberíamos involucrarnos en esto?’

Respuesta: ¿Para qué es? Es el alma que hace esta pregunta. La persona no puede reprimir este deseo. Si tiene la posibilidad de descubrir el significado de la vida y alcanzar el mundo superior, no podrá limitar ni calmar este deseo. La vida se vuelve insípida sin este objetivo, ¿qué sabor tiene? Simplemente cae en estado de coma.

Pregunta: Si el Creador quiere hacer que su creación se parezca a Él y darle placer, ¿por qué es necesario tomar una ruta tan larga? Él da un método, luego lo oculta y todos lo odian, ¿por qué?

Respuesta: La razón está en el libre albedrío. No entendemos cómo se hace, pero debe ser así. Es imposible que alcances la revelación del Creador en contra de tu voluntad. Puedes ser empujado y al mismo tiempo detenido, dejándote suspendido, como en un columpio. Al atraerte y repelerte constantemente se te ofrece la oportunidad de resolver por tu cuenta la pregunta sobre el significado de la vida.

Pregunta: ¿Quién hace esto?

Respuesta: La guía superior, llamada ‘línea media’. No hay forma de evitarlo: así está organizado.

Sin embargo, en general, esto es muy difícil de entender para los principiantes, por lo que constantemente se quejan. En cualquier caso, muchos vienen y se van, primero apoyando y luego maldiciendo. Así es como la humanidad busca el significado de la vida. Y este significado está por encima de nuestra comprensión egoísta del mundo, radica en el otorgamiento, el amor, en salir de ti mismo. Por lo tanto, todo parece complicado y desalentador.

Pregunta: ¿Entonces usted justifica esa actitud del Creador?

Respuesta: Es el sistema en el que existimos, la matriz en la que vivimos. Se llama naturaleza. Por lo tanto, es imposible discutir si es bueno o malo.
[217450]
De la lección de Cabalá en ruso 10/sep/17

Material relacionado:
Resistencia a la Sabiduría de la Cabalá, Parte 3
«El más tierno y delicado entre ustedes, resentirá a su propio hermano”
¿Por qué el Creador no escucha nuestras quejas?

El grupo en Egipto

Solo los «hijos de Jacob» entran a Egipto, en otras palabras, las cualidades que en alguna forma ya están en contacto con el Creador. Pero con respecto al proceso general de corrección no es prácticamente nada, sólo el reconocimiento del mal.

No están preparados para recibir la Torá para la corrección de su propia inclinación al mal, ya que aún no han escapado del faraón. Necesitan la Luz que reforma para que les revele que son esclavos del faraón.

Egipto es el descubrimiento del deseo original de recibir placer, que aún no se manifiesta en los hijos de Israel. Por eso, el patriarca Abraham le preguntó al Creador: «¿Cómo sabré que mis descendientes heredarán esta tierra?» Y el Creador le aseguró que, en su esfuerzo por lograr la meta de la creación, revelarían un gran deseo de placer llamado «ayuda en contra».

El individuo no puede trabajar sin placer. Nuestra materia, el deseo de recibir placer, no desaparece ni se extingue; solo cambiamos el contenido del deseo. Necesitamos trabajar para adquirir un deseo que corresponda exactamente a lo que el Creador quiere dar. Este deseo no aparece por sí mismo ni por medios naturales.

En otras palabras, es necesario conectarse con el Dador y sentir cómo Él disfruta con Su acto de darme. Y así siento y entiendo todas las formas que Él usa para relacionarse conmigo; Su placer radica en que yo reciba y sienta placer con lo que Él me da.

El Creador recibe placer cuando comprendo su intención hacia mí y cuando siento placer al saber que a Él le agrada darme y que estoy preparado para responderle con la misma actitud. Necesito atravesar muchas etapas de logro del Creador para empezar a darle placer.

«Los hijos de Israel en Egipto» son el grupo cabalista. Es imposible pedir por uno mismo, sólo por el grupo, ya que en él logramos corregir el deseo para que sea para otorgar al Creador. Como está escrito: «Del amor a los amigos, al amor al Creador».

Pido por los demás, por el grupo, por la unidad, no por mí mismo. Resulta que la oración correcta y verdadera es la oración para el Creador, ya que lo hacemos todo sólo para darle placer.

Los golpes que nos sacan de Egipto: esto es lo que nos separa del grupo, de la decena. Otros problemas no son golpes, simplemente son inconvenientes que suceden. Cuando el individuo no trabaja para la unidad y corrección del grupo, recibe otros problemas.

Si no quieres unirte al grupo, indirectamente sentirás presión: problemas en el trabajo, en el hogar, con la policía, para que gradualmente, con todas estas formas indirectas, llegues a la corrección en el grupo. Ese trabajo es muy largo y poco eficaz.

Pero si desde el principio pensamos sólo fortalecer a la decena y construir un marco de conexión unido y fuerte, comenzamos a descubrir las plagas de Egipto y a salir rápido de Egipto, acelerando de forma importante el tiempo.

Lo principal es entender que Egipto y en general todo el trabajo sólo está en el grupo. Todo se revela dentro de él, fuera de él no existe nada.

Dentro de la decena tenemos un solo objetivo, una dirección por encima de nuestra naturaleza egoísta y de nuestras intenciones. En el centro de la decena, en el centro de nuestra unidad, queremos revelar al Creador en nuestra equivalencia de forma.

Tan pronto como logremos unirnos con intención de revelar al Creador, Él se revela, porque entramos en el mismo rango de frecuencia, Su misma cualidad. A esto se le llama embrión espiritual.
[222899]
De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá, 9/mar/18, Escritos de Rabash

Material relacionado:
Las diez plagas de Egipto redefinidas
La revelación de Egipto
El interminable éxodo de Egipto

 

¿Por qué nos gusta el cine?

Pregunta: ¿Por qué a la gente le encanta ver películas y programas de televisión y quedar atrapada en los sentimientos de extraños? ¿es por la falta de sentimientos y experiencias propias?

Respuesta: No. No son sentimientos de otra persona. Yo siento las mismas emociones y me identifico con los héroes de la película. La gente paga mucho dinero para experimentar sentimientos que la hagan llorar. Por ejemplo, la gente vuela a Alemania para ver una ópera, etc. Hay un artículo de Rabash donde escribe que los sentimientos que no se experimentan en este momento, pero que ya experimentamos en el pasado o nos provocan un estado de ‘empatía’ por la compasión que se siente por los demás,  aunque puedan despertar sentimientos amargos es una amargura agradable que aumenta la dulzura. Por eso, nos gusta llorar un poco y vivir un poco en pena, porque esto enfatiza aún más la posibilidad de placer y felicidad.

Pregunta: En el pasado, usted dijo que las películas se inventaron como un arte de empatía y, ¿las películas de terror? ¿por qué debería querer verlas?

Respuesta: Esas películas expanden los límites de la imaginación de la gente y la sacuden un poco. Tenemos muy pocas emociones en la vida. En nuestra vida cotidiana estamos ‘congelados’.

Observación: Existe la teoría de que si un niño pequeño ve películas de acción y terror tendrá experiencias e impresiones suficientes, por lo que ya no las recreará en la vida. Otros opinan que esto influirá negativamente en los niños y se volverán violentos.

Mi comentario: Ciertamente, se acostumbrarán a la crueldad. Igual que un mal ejemplo, es contagioso. Creo que esto no debería permitirse en absoluto.
[217760]
De la lección de Cabalá en ruso 13/ago/17

Material relacionado:
Todos quieren vivir como en las películas
¿Cómo podemos proteger a los niños de este mundo cruel?
La mujer maravilla, parte 1