entradas en '' categoría

Mis pensamientos en Twitter, 25/mar/18

#Cabalá Estudiar el #Zóhar está por encima de cualquier otro estudio, incluso si no se entiende o se lee incorrectamente. Sin embargo, es una gran corrección del alma. El libro del Zóhar acelera el logro y la profundidad de la Torá. (CHIDA. Moré BeEtzba 44) #SabiduríaDeLaCabaláML

#SabiduríaDeLaCabaláML Este tiempo nos obliga a multiplicar el logro de la Torá interna. Rompiendo nuevos caminos, el libro del Zóhar da un camino a través del desierto. Sus frutos nos abrirán las puertas de la redención (del egoísmo de nuestra naturaleza). (#RavKook Orot 57)

#TrabajoEspiritualML #Cabalá Hay muchos tontos que dejan de estudiar el Libro del Zóhar, que contiene nuestra vida. Si la nación me escuchara, se ocuparía diariamente del Libro del Zóhar, cancelando así las calamidades, atraería Luz y abundancia (Nozar/Hesed/cap 4/Mishnah 20).

Estudiar el Zóhar nos protege del mal. Se necesita revelar la sabiduría en esta vil generación, como escudo para aferrarse a la #FuerzaSuperior. Las generaciones pasadas fueron más cercanas al Creador, ahora sólo la Cabalá puede protegernos. YTzemaj Prefacio al árbol de la vida.

De Twitter, 25/mar/18

Material relacionado:
Mis pensamientos en Twitter, 24/mar/18
Mis pensamientos en Twitter, 16/mar/18
Mis pensamientos en Twitter, 6/mar/18

 

Convirtiéndonos en un todo único

La vasija (Kli) espiritual no son diez personas, sino una decena, la cual se ha convertido en un todo único. Al grado en que pueden ser incluidos en el concepto de “uno”, se convierten en vasija espiritual. Todo nuestro trabajo está dirigido hacia esta unidad y sólo al trabajar así comenzamos a sentir los obstáculos que el faraón y sus ministros ponen frente a nosotros. El Creador, a propósito endurece su corazón, para ayudarnos a entender qué es separación y qué es unidad y para ayudarnos a lograr la unidad cualitativa en la cual es revelado el nuevo estado.

Todo es evaluado no en la decena, sino en la habilidad para unirse en un todo. Y el grupo se vuelve uno, sólo si tiene conexión con la fuerza superior, aparte de la cual no hay nada más y, puede concentrar todos los problemas en uno.

Por lo tanto, siempre necesitamos garantía. Cada uno recibe su endurecimiento del corazón en diferente momento, de diferente manera y los demás lo ayudan a sobreponerse, como está escrito: “Y él ayudará a su amigo”. Nunca existe una situación donde uno sea incapaz de ayudar al otro, porque uno siempre tiene algo de lo que el otro carece. Por lo tanto, incluso si estoy en declive del cual no puedo salir, aún así soy capaz de ayudar a otro a elevarse. Después de todo, su corazón es endurecido de diferente manera*.

Al principio, se trabaja sólo por la recompensa que se acostumbra en este mundo, es decir; éxito egoísta, mayor entendimiento, conocimiento, poder. Gradualmente se adquiere un entendimiento diferente de lo que es éxito, viendo sus señales en el grado de dedicación al grupo y a través del grupo, en lo dedicado que es hacia la fuerza superior. Considera una recompensa por todos sus esfuerzos a la habilidad que adquiere para anularse en el grupo y hacia la fuerza superior. Es decir, ya  está trabajando para ganar deseos de otorgamiento con el fin de llegar a Lishmá.

De esto se trata el proceso de pasar por el exilio egipcio, de principio a fin. Entramos en Egipto con el deseo de ganar y tener éxito según nuestros parámetros egoístas regulares.  En realidad, esto corresponde a lo que dice José. Por eso coexiste bien con los egipcios; todos nuestros deseos de otorgar funcionan dentro de los deseos de recibir de los egipcios. ¡Egipto prospera, el deseo de recibir disfruta y todo está bien!

Gradualmente, como resultado de nuestro trabajo y de la influencia del Creador en nosotros, comenzamos a sentir nuestra separación, la oposición. Nuestro sistema de recompensas cambia y también nuestro entendimiento del trabajo. El exilio egipcio es un periodo muy especial y por eso recordamos a Egipto en todas las etapas de nuestra corrección, hasta el final.**

Al principio imaginamos el éxito espiritual en términos egoístas ordinarios y sentimos la conexión con Egipto. La etapa previa llamada “la tierra de Canaán” ya se agotó y fue seguida por la hambruna. La siguiente etapa, “Egipto”, promete un océano de placeres. Y por eso descendemos a Egipto.

Pero gradualmente, con el endurecimiento del corazón, el aumento del deseo de recibir, entendemos que nuestro trabajo tiene que ser diferente y que esto no es unidad. Lo principal es que la Luz que reforma está trabajando en nosotros, eso nos cambia. Nunca lograríamos el éxito sin ello, porque no importa cuánto nos conectamos con los deseos egoístas, lo único que surge es puro egoísmo.

Por lo tanto, lo que necesitamos hacer es buscar acciones de unidad, seguir de forma diligente el consejo de los cabalistas. Esto es el llamado, trabajo en Egipto. El faraón organiza nuestro trabajo, precisamente para llevarnos a la espiritualidad. Sentimos que nuestro egoísmo no está de acuerdo y recibe golpes; somos incapaces de unirnos a pesar de todos nuestros esfuerzos.***

Intenten trabajar para beneficiar a otros y verán lo fácil que es. Trabajarán hasta el grado que puedan no preocuparse por nada. Esto, instantáneamente nos libera de numerosas preocupaciones, dándonos la sensación de libertad. Después de todo, hacen lo que se necesita y no se preocupan por el resultado, porque eso es exterior a uds. En este caso, el deseo de recibir no limita. De esta manera pueden burlar su egoísmo, el cual les hizo preocuparse por uds. mismos.****

De la 1a parte de la  lección diaria de Cabalá, 12/mar/18, Escritos de Rabash, artículo 15, 1990, “¿Qué significa que antes de que el ministro egipcio cayera, su clamor no fue respondido en el trabajo?”
* (Minutos 34:00 – 36:44)
**(Minutos 36:44 – 39:36)
*** (Minutos 40:08 – 43:07)
**** (Minutos 45:00 – 46:26)

Material relacionado
Una nación unida por medio de chispas
Los grados de la garantía mutua
La constante y la variable en la ecuación de la Garantía Mutua

Hambre dentro de la abundancia

Los judíos habrían permanecido como esclavos del ego para siempre porque vivían muy bien en Egipto, estaban saciados y disfrutaban de la vida. Pero luego, el Creador cambió su deseo y comenzaron a preguntar: «¿Para qué vivimos? ¿Para qué es la vida? ¿Cuál es su propósito?»

La gente cambió, tal como está sucediendo ahora. De hecho, ¿qué más podríamos querer? El mundo puede dar a todos en abundancia, pero estropeamos todo. Como si lo estuviéramos haciendo nosotros mismos, pero en realidad es el gobierno superior trabajando en nosotros, corrompiéndonos, no permitiendo que disfrutemos de la vida. Podríamos tener hijos y disfrutar de nuestras familias. Si hace cien años hubiéramos tenido las oportunidades que se tienen hoy, lo habríamos considerado el paraíso, ¿por qué no estamos satisfechos? Esto es lo que significa «El rey de Egipto murió».

El antiguo deseo egoísta, en el que disfrutamos la vida, la familia, los niños, las vacaciones y la salud, murió. La vida dejó de darnos satisfacción.

El deseo de placer creció, no en cantidad, sino en calidad y exige una satisfacción nueva y superior. Tenemos a disposición manjares, viajes, pero esto no significa nada. Muchos están deprimidos, usan drogas e incluso quieren terminar con su vida, la cantidad de suicidios está creciendo o alguien compra armas y comienza a disparar a todos indiscriminadamente.

¿De dónde viene esto? Viene del Creador. Él arruina nuestro deseo de placer y envenena nuestra existencia. No podemos cumplir nuestro deseo y sentimos que la muerte es mejor que una vida así.

Antes que nada, debemos entender que esto viene de arriba, de acuerdo con el programa del desarrollo de la naturaleza. No podemos resistirlo, ni compensar de ninguna manera para arreglar la situación. Ningún tranquilizante puede ayudar a suavizar el golpe de » el rey de Egipto murió».

Los judíos trabajaron notablemente bien durante los «siete años de saciedad» y se sentían satisfechos. ¿Crees que durante los «siete años de hambruna» hubo menos comida? Había la misma cantidad de todo, pero sentían que no tenían nada y había hambre. No había nada con lo que pudieran satisfacer su deseo de recibir, como en el mundo de hoy*

El deseo de recibir es una máquina. Tienes una deficiencia y haces todo lo posible por satisfacerla. Del lado de la creación en el deseo de recibir no hay libre albedrío. Funciona como autómata, de acuerdo con los datos ingresados.

Pero el Creador quiere llevarnos al punto de actuar por nuestra cuenta, de forma independiente. Esto sólo es posible si la creación tiene dos fuerzas: las fuerzas de recepción y otorgamiento. Así, entre estas dos fuerzas, se puede construir la intención hacia el otorgamiento y trabajar por encima de nuestra naturaleza.

Sólo así existirá el ser creado; antes, simplemente no existe, porque es parte de la naturaleza: de los niveles inanimado, vegetal y animal. La reacción instintiva del deseo de recibir no se considera vida independiente.**

Si hace cincuenta años nuestros antepasados hubieran tenido lo que tenemos hoy, se habrían emocionado más de lo que pensamos. Sin embargo, hoy no estamos satisfechos con nuestra vida porque nuestro deseo de recibir ha cambiado; ya no se contenta con la satisfacción anterior. Y esto es progreso; parece que tenemos todo, pero no es suficiente.

Por eso los oligarcas están tan ansiosos por tener más ganancias, porque robar mil millones solo les da la satisfacción de cien dólares. No hay sensación de satisfacción.***

Es una bendición que no se anticipe la muerte, que sólo se piense en comida, sexo, familia, dinero, poder y conocimiento, ¿vale la pena preocuparse por esto, si tarde o temprano mueres?. Pero no se piensa en la muerte y esto significa que «el rey de Egipto murió» aún no ha sucedido. Incluso estando desesperado por el trabajo, aún se quiere regresar al estado anterior, como los judíos en el desierto que soñaban con regresar a Egipto.****

La esclavitud egipcia es un sentimiento de que la unidad egoísta ya no funciona.*****

De la 3a parte de la lección diaria de Cabalá 12/mar/18, Shamati 159 «Y vino a pasar en el curso de esos muchos días»
* (Minutos 3:25 – 8:04)
** (Minutos 12:51 – 14:48)
***(Minuto 15:11)
****(Minutos 17:50 – 18:35)
***** (Minuto 21:45)

Material relacionado
Dos escenarios del éxodo de Egipto
El éxodo de Egipto en el siglo XXI
El éxodo de Egipto en cada generación

La vaca de Bill Gates

En las noticias (Business Insider): “Bill Gates está patrocinado experimentos genéticos para crear la vaca perfecta -una que produzca más leche y pueda soportar temperaturas más allá de lo que soporta una vaca promedio”.

Mi comentario: Pienso que el problema no está en cuánta leche se produce, sino en cómo se distribuye y comercializa. Por ejemplo, Israel es el primero en el mundo en producción de leche, pero la leche aquí no es nada barata, porque el mercado está completamente regulado.

Existen muchos obstáculos en la comercialización de la leche que incluyen competencia desleal, aranceles, impuestos, monopolios, etc. Esto socava cualquier esfuerzo de los “benefactores”. A causa de las relaciones mutuamente corruptas, la humanidad es incapaz de hacer algo útil y realmente efectivo para los necesitados.

Se han hecho intentos, pero el interés propio lo arruina todo y se aferra a todo. Por eso, incluso si las súper-vacas llegan a producir cuatro veces más leche, no llegará a sus destinos africanos o asiáticos. Como último recurso, será arrojada a la basura para no reducir los precios de mercado.

Antes de invertir en ese tipo de proyectos, necesitamos invertir en la conexión de la humanidad. Sin esto, nuestras buenas intenciones son ineficaces.

Es innecesario inventar algo nuevo si las condiciones apropiadas no son creadas primero. Simplemente, si se aprovechara el exceso de productos que van a la basura, se podría proveer para un gran número de los que pasan hambre. Sin embargo, con nuestras relaciones económicas y sociales actuales no es realista.

Por lo tanto, el problema no está en la producción, sino en la gente. Más específicamente, en su disociación y desprecio mutuo. Al unirnos, veremos cómo utilizar los recursos apropiadamente, que justo ahora hay en abundancia. Si la humanidad se vuelve una familia, encontrará verdaderas formas de distribuir los productos y así podrá pensar en la producción. Hasta entonces, la leche, como todo lo demás, desaparecerá en el pozo sin fondo de nuestro egoísmo.
[222321]
De Kabtv “Noticias con Michael Laitman”, 30/ene/18

Material relacionado
No destruyas la singularidad
No gastes tu vida en cosas sin valor
¿Cómo podemos derrotar al egoísmo?

Una vida nueva #958 – El estado de Israel

Una vida nueva #958 – El estado de Israel
Dr. Michael Laitman en conversación con Oren Levi y Nitza Mazoz

Resumen

Los cabalistas apoyaron el establecimiento del Estado de Israel porque esperaban introducir el método de la Cabalá para educar a los judíos. Los judíos no son mejores que otros pero, de acuerdo al plan de la creación, se supone que den ejemplo de cómo la humanidad puede vivir en conexión y amor.
[221257]
De Kabtv “Una vida nueva #958 – El estado de Israel”, 4/feb/18
Video: Reproducir ahora    Audio: Reproducir ahora

Lección diaria de Cabalá – 25/mar/18

Preparación para la clase
Video: Reproducir ahora     Audio: Reproducir ahora

Escritos de Rabash, artículo 1, volumen 13
Video: Reproducir ahora     Audio: Reproducir ahora

Talmud Eser Sefirot, parte 2
Video: Reproducir ahora     Audio: Reproducir ahora

Escritos de Rabash, «Peldaños de la escalera»
Video: Reproducir ahora     Audio: Reproducir ahora