Convirtiéndonos en un todo único

La vasija (Kli) espiritual no son diez personas, sino una decena, la cual se ha convertido en un todo único. Al grado en que pueden ser incluidos en el concepto de “uno”, se convierten en vasija espiritual. Todo nuestro trabajo está dirigido hacia esta unidad y sólo al trabajar así comenzamos a sentir los obstáculos que el faraón y sus ministros ponen frente a nosotros. El Creador, a propósito endurece su corazón, para ayudarnos a entender qué es separación y qué es unidad y para ayudarnos a lograr la unidad cualitativa en la cual es revelado el nuevo estado.

Todo es evaluado no en la decena, sino en la habilidad para unirse en un todo. Y el grupo se vuelve uno, sólo si tiene conexión con la fuerza superior, aparte de la cual no hay nada más y, puede concentrar todos los problemas en uno.

Por lo tanto, siempre necesitamos garantía. Cada uno recibe su endurecimiento del corazón en diferente momento, de diferente manera y los demás lo ayudan a sobreponerse, como está escrito: “Y él ayudará a su amigo”. Nunca existe una situación donde uno sea incapaz de ayudar al otro, porque uno siempre tiene algo de lo que el otro carece. Por lo tanto, incluso si estoy en declive del cual no puedo salir, aún así soy capaz de ayudar a otro a elevarse. Después de todo, su corazón es endurecido de diferente manera*.

Al principio, se trabaja sólo por la recompensa que se acostumbra en este mundo, es decir; éxito egoísta, mayor entendimiento, conocimiento, poder. Gradualmente se adquiere un entendimiento diferente de lo que es éxito, viendo sus señales en el grado de dedicación al grupo y a través del grupo, en lo dedicado que es hacia la fuerza superior. Considera una recompensa por todos sus esfuerzos a la habilidad que adquiere para anularse en el grupo y hacia la fuerza superior. Es decir, ya  está trabajando para ganar deseos de otorgamiento con el fin de llegar a Lishmá.

De esto se trata el proceso de pasar por el exilio egipcio, de principio a fin. Entramos en Egipto con el deseo de ganar y tener éxito según nuestros parámetros egoístas regulares.  En realidad, esto corresponde a lo que dice José. Por eso coexiste bien con los egipcios; todos nuestros deseos de otorgar funcionan dentro de los deseos de recibir de los egipcios. ¡Egipto prospera, el deseo de recibir disfruta y todo está bien!

Gradualmente, como resultado de nuestro trabajo y de la influencia del Creador en nosotros, comenzamos a sentir nuestra separación, la oposición. Nuestro sistema de recompensas cambia y también nuestro entendimiento del trabajo. El exilio egipcio es un periodo muy especial y por eso recordamos a Egipto en todas las etapas de nuestra corrección, hasta el final.**

Al principio imaginamos el éxito espiritual en términos egoístas ordinarios y sentimos la conexión con Egipto. La etapa previa llamada “la tierra de Canaán” ya se agotó y fue seguida por la hambruna. La siguiente etapa, “Egipto”, promete un océano de placeres. Y por eso descendemos a Egipto.

Pero gradualmente, con el endurecimiento del corazón, el aumento del deseo de recibir, entendemos que nuestro trabajo tiene que ser diferente y que esto no es unidad. Lo principal es que la Luz que reforma está trabajando en nosotros, eso nos cambia. Nunca lograríamos el éxito sin ello, porque no importa cuánto nos conectamos con los deseos egoístas, lo único que surge es puro egoísmo.

Por lo tanto, lo que necesitamos hacer es buscar acciones de unidad, seguir de forma diligente el consejo de los cabalistas. Esto es el llamado, trabajo en Egipto. El faraón organiza nuestro trabajo, precisamente para llevarnos a la espiritualidad. Sentimos que nuestro egoísmo no está de acuerdo y recibe golpes; somos incapaces de unirnos a pesar de todos nuestros esfuerzos.***

Intenten trabajar para beneficiar a otros y verán lo fácil que es. Trabajarán hasta el grado que puedan no preocuparse por nada. Esto, instantáneamente nos libera de numerosas preocupaciones, dándonos la sensación de libertad. Después de todo, hacen lo que se necesita y no se preocupan por el resultado, porque eso es exterior a uds. En este caso, el deseo de recibir no limita. De esta manera pueden burlar su egoísmo, el cual les hizo preocuparse por uds. mismos.****

De la 1a parte de la  lección diaria de Cabalá, 12/mar/18, Escritos de Rabash, artículo 15, 1990, “¿Qué significa que antes de que el ministro egipcio cayera, su clamor no fue respondido en el trabajo?”
* (Minutos 34:00 – 36:44)
**(Minutos 36:44 – 39:36)
*** (Minutos 40:08 – 43:07)
**** (Minutos 45:00 – 46:26)

Material relacionado
Una nación unida por medio de chispas
Los grados de la garantía mutua
La constante y la variable en la ecuación de la Garantía Mutua

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: