Paraíso para el animal —Exilio para el hombre

Para llegar a la redención es necesario sentir el exilio, como se le dijo a Abraham: Torá, Génesis 15:13: Entonces dijo a Abraham: “Sabe que -ciertamente- tu descendencia será extranjera en tierra ajena, donde la esclavizarán y oprimirán 400 años.

Es decir, te debes sentir muy mal en tu deseo de disfrutar. Aunque pueda traer a la persona muchos placeres y satisfacciones, riqueza, honor, poder y toda la abundancia, la persona decide que es su exilio.  

Después de todo, comienza a apreciar la espiritualidad, la cualidad de otorgamiento, por encima de las posesiones corporales. Y no puede tolerar este exilio. Al contrario, cuanto más placentera, satisfecha y rica le hace el Creador su vida, durante los “siete años de hambruna”, más agudo es su deseo por dejarla.   

Tiene todos los beneficios en abundancia, pero no está de acuerdo en vivir así, siente que está siendo comprado por placeres bestiales y que aún están ocultos los placeres espirituales: el otorgamiento y el mundo superior.

Cuando una persona empieza a sentir su estado de esta forma significa que ya es digna de la redención.
[222570]
De la 3a parte de la lección diaria de Cabalá 4/mar/18, Escritos de Baal HaSulam, “La herencia de la tierra”.

Material relacionado:
El Egipto del que mana leche y miel
El milagro de “la salida de Egipto”
Todo el mundo está en el exilio, la tierra entera es Egipto

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta