Aceptando los descensos y ascensos

Uno debe trabajar con sus estados como un ecualizador para que los ascensos y descensos sean aceptados igualmente en toda su fuerza.  Es así como ecualizamos todos los estados y la oscuridad brillará como la Luz. En realidad, nada cambia, excepto la actitud de la persona que llega a ser más equilibrada hacia los estados que atraviesa.

Si el individuo percibe ascensos y descensos,  descenso y ascensos entonces, todo se convierte en una realidad donde el Creador gobierna todos los estados.*

Nuestra comprensión de que el egoísmo nos permite alcanzar la adhesión con el Creador mata nuestra intención egoísta y la convierte en otorgamiento. Estas cualidades hicieron exactamente lo que se suponía que debían hacer. Esto es lo que se llama “matar al egipcio”. Es decir, tener la actitud correcta para todo, comprendiendo que no hay mal en el palacio del rey, y que todo es para el otorgamiento.**

A una persona se le permite entrar al palacio del rey solo si su única preocupación es en beneficio del rey, no importa qué. Solo si permanece temeroso, si puede ejecutar esto, entonces puede ingresar. Mientra mayor es el temor, mayor es su altura de entrada.

Para alcanzar tal temor, uno debe estar conectado con el grupo y con el Creador para que le proporcionen la fuerza para no ofender la dignidad del rey, permanecer bajo la influencia de la única fuerza del bien que hace el bien, y pensar sólo en otorgarle. El deseo de recibir no va a ningún lado y debemos elevarnos constantemente por encima de él, y no podemos hacerlo sin temor. El temor nos protege contra la actitud egoísta porque pido que me protejan de ella, que me eleve por encima de ella, y luego puedo entrar.***

“El egipcio” está dentro de los hijos de Israel; el descenso está incluido en el ascenso. Por lo tanto, no saltamos del estado del egipcio a otro egipcio, sino sólo de Israel a Israel, y el egipcio está incluido en él, lo que significa que el egipcio desaparece. Los descensos están incluidos en los ascensos: los descensos anteriores ya forman parte del nuevo ascenso.

“Matar al egipcio” significa erradicar la propia actitud hacia los descensos. Comenzamos a ver los descensos como partes inseparables de los ascensos.****

Cada vez el Creador renueva el acto de la creación, convirtiéndome en una nueva persona. ¿Qué quiere Él de mí ahora si Él me hizo de esta manera? Esta es la pregunta en la que debo profundizar.

Busco lo que se origina de Él, porque “Él es el primero”, y lo que debo hacer ahora aparentemente por mí mismo, esperando que el Creador me ayude si me dirijo a Él con una oración a través del grupo. Y luego llegar a “y Él es el último”, lo que significa que el Creador se revelará dentro de mí ahora que estoy corregido por medio del grupo y la Luz que reforma.*****

De la primera parte de la lección diaria de Cabalá, Escritos de Rabash, ¨¿Por qué la festividad de Matzot es llamada Pascua?¨ 5/abr/18

*(Minuto 33:00)
** (Minuto 48:50)
*** (Minuto 56:10)
**** (Minuto 1:14:30)
***** (Minuto 1:15:00)

Material relacionado:
De ahora adelante, ¡sólo ascensos!
La separación trae un descenso, la unidad un ascenso
El ciclo de descensos y ascensos y la corrección del Maaser (Avanzado)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta