La correcta intención define todo

¿Cómo es esto? Es como un hombre rico que tenía un padre viejo a quien no quería mantener. Fue juzgado y el veredicto fue que lo mantendría al menos tan respetuosamente como mantiene a su propia familia, o enfrentaría un duro castigo.

Naturalmente, lo llevó a su casa y tuvo que sostenerlo generosamente, pero su corazón estaba afligido. El anciano le dijo: “Ya que me das todas las delicias que tienes sobre tu mesa, ¿qué perderías si también tuvieras una buena intención, que es razonable a los ojos de toda la persona sensata, para ser feliz con tener la oportunidad de honrar a tu padre, quien ha gastado toda su energía por ti y te ha convertido en un hombre respetable? ¿Por qué eres tan obstinado que te castigas a ti mismo? ¿Puedes librarte aunque sea un poco de esto?”

Así es. Al final, otorgamos a la sociedad, y solo la sociedad gana de nosotros, ya que cada persona, grande o pequeña, agrega y enriquece el tesoro de la sociedad. Pero el individuo, a pesar de la tristeza y el dolor que recibe tiene una gran falencia. Por lo tanto, le estás dando a tu prójimo, pero con dolor y con gran sufrimiento amargo . Entonces, ¿por qué te importa la intención correcta? (Baal HaSulam. Los Escritos de la Última Generación).

La parábola habla sobre el hecho de que debemos cambiar nuestra actitud hacia todas las personas en el mundo, desde el desprecio, el odio, la distancia y el rechazo, hasta el amor. Al cuidar al padre, la parábola quiere decir que el cuidado hacia el mundo entero es el mismo que para las personas más cercanas a ustedes.

Todos saben que la Torá ordena “amar a tu prójimo como a ti mismo“, pero nadie está ansioso por cumplir este único mandamiento en ninguna religión o cultura hasta el día de hoy. Todos fervientemente pronuncian palabras de amor y luego clavan un cuchillo en la espalda de su prójimo. En consecuencia, la persona no tiene prójimos. La única persona cercana a uno es uno mismo.

Pregunta: En la parábola, el padre dice: “Puedes alegrarte de tener la oportunidad de mostrar respeto hacia tu padre”. ¿Cómo es posible cambiar a una alegría repentina?

Respuesta: Debemos entender la profundidad de esta historia. Una persona hace un cálculo: si puedo mostrar respeto a mi padre en la medida de merecer entrar al Jardín del Edén (paraíso), entonces debería hacerlo porque, ¿cuánto tiempo vivirá mi padre…? Le mostraré formalmente respeto, no puedo cambiar mi corazón.

¿O tal vez puedo? Si empiezo a imaginar el paraíso que se está preparando para mí en el otro mundo todos los días, entonces, por supuesto, tendré ciertos sentimientos por el Creador porque gano este paraíso con Su ayuda.

Pero en todo caso este es un negocio muy difícil, incluso en el sentido egoísta, porque el paraíso me está esperando en el mundo futuro, pero para hacer un esfuerzo tengo que sacrificarme en este mundo. Solo unos pocos son capaces de esto. ¿Dónde están estas personas que harían el bien a otros en aras de entrar al paraíso? Me gustaría

verlos, estar entre ellos, y dejarles ganar el paraíso con mi ayuda.

La persona está hecha de tal manera que ningún truco o persuasión puede afectar su egoísmo. Es muy difícil para uno cambiar de actitud incluso hacia los propios padres, parientes u amigos, y más aún, hacia la sociedad que consiste en personas de lo más diversas, las que se oponen a uno mismo, incluidos los enemigos. El cambio de actitud se realiza solo con la ayuda de la ciencia de la Cabalá.

Baal HaSulam escribió: “Entonces, ¿qué diferencia hay si tienes una buena intención?” Cuando una persona hace esta pregunta y comienza a entender lo que significa cambiar la propia actitud uno ve que no es fácil, porque las acciones no tienen valor, pero la intención define todo.

La intención correcta es la transición de nuestro mundo al mundo espiritual; ésta es la revelación del mundo superior.
[224231]
De  Kabtv “La última Generación” 9/oct/17

Material relacionado:
Convirtiendo lo malo en bueno
Torpeza espiritual, “la seducción de una virgen”
La alegría es el resultado de las buenas acciones.

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta