En el pensamiento inicial

Nunca podemos realmente unir nuestros deseos y nuestras intenciones. Podemos conectarnos sólo dentro del Creador. Ahí nos interconectamos y nos volvemos una decena. Es por eso que es necesario hablar constantemente de la grandeza del Creador, sin Él no completaremos nuestra construcción de la decena. Podemos hablar infinitamente acerca de la unidad, pero nada sucederá.

El final de la acción ya debe estar establecido en el pensamiento inicial, es decir, en adhesión con el Creador; por lo tanto, debe estar involucrado en el comienzo de cada acción. 1

De la segunda parte de la lección diaria de Cabalá 10/may/18, Talmud Eser Sefirot, parte 4, capítulo 1, punto 5

1 Minuto 35:20

Material relacionado:
Unidad y oposición de los deseos y las intenciones
Manifestación de los deseos involuntarios
Todos los deseos vienen del Creador

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta