Acelerar el inicio del camino espiritual

El tiempo nos confunde. Si no hubiera pasado, presente o futuro, sino sólo un punto en el tiempo, un momento, viviríamos en una realidad diferente. Como no sabemos lo qué nos sucederá en el siguiente momento, porque está oculto, tenemos un problema.

Por otro lado, es bueno que no conozcamos nuestro futuro y no podamos predecir nada. Pues, ¡esto nos da la oportunidad de necesitar al Creador! Esto es lo más importante que debemos lograr: la necesidad de la ayuda del Creador, para lograr su revelación.

Debe revelarse a sí mismo, de lo contrario no puedo existir ni siquiera simplemente de manera egoísta, no puedo organizar mi vida. Necesito que aparezca el Creador porque sólo Él sabe cómo estabilizar y organizar todo para que pueda vivir con confianza. Esto es necesario para mí, incluso egoístamente; aún no se trata de otorgar.

Hay ejercicios especiales que comienzan desde el egoísmo, desde este mundo, desde el deseo de disfrutar y continúan hasta las mayores alturas en el deseo de otorgar. El único objetivo de estos ejercicios es sentir necesidad del Creador.

Por lo tanto, queremos acelerar el tiempo y llegar a un estado de absoluta incertidumbre antes del siguiente momento, sentirnos dependientes de lo desconocido, del destino y de no poder percibir el siguiente momento. El miedo ante la incertidumbre no cesa hasta el fin de la corrección, hasta el último grado de la escalera espiritual.

Si queremos acelerar el tiempo, debemos encontrar trucos para poder relacionar todo con la fuerza superior. Así, “los hijos de Israel suspiran a causa del trabajo y ellos claman y su clamor se eleva a Dios a causa del trabajo. Y Dios oye sus gemidos” y Él responderá y los acercará. Luego, en el siguiente grado, de nuevo nos encontraremos indefensos, suspendidos entre el cielo y la tierra, hasta el punto de causar pánico, miedo mortal. Sin embargo, en condiciones más suaves, el hombre no necesitará la ayuda del Creador.

Por eso, debemos estar felices de haber alcanzado el estado en el que podemos practicarlo, al menos un poco. Estos ejercicios nos ayudarán a entender lo que significa elevarse con fe por encima de la razón y estar suspendido en el aire, es decir no sentir el suelo bajo nuestros pies y no tener nada en qué apoyarnos cuando todo se tambalea. Este es un estado especial donde inicia la espiritualidad.

Si la persona se vuelve totalmente dependiente del Creador y no de sí misma, si no siente ningún apoyo en su percepción egoísta, en tiempo, movimiento y espacio, es un gran triunfo. Así, inicia su viaje en el camino espiritual.1   

De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá, 22/jun/18, lección sobre: “Unidos en una decena”

1 minuto 11:17

Material relacionado:
¡El espacio, el tiempo y el movimiento no existen!
Cómo elevarse por encima del tiempo
¿Qué es alargar el tiempo?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta