Atacando la conexión

¿Por qué debería atacarse la conexión? Después de todo, no luchamos contra la conexión, por el contrario, queremos elevarla a un mayor grado y por eso atacamos. Vemos que nuestra conexión ha sido insuficiente o con más precisión, no ha tenido éxito, de hecho, no sólo fue mala, sino que falló totalmente. Necesitamos superar todas las fallas pasadas y regocijarnos de que el Creador nos da esta preparación y percibe hoy nuestro estado, como ideal para el siguiente ascenso.

Cada uno tiene sus propios problemas y nadie está preparado para conectarse. Ahora debemos ajustarnos como si no pasara nada y tomar esta carga de disturbios, esos deseos que no están dirigidos a la conexión y esa pena del corazón por los intentos fallidos de ayer, incluir todo en el nuevo ataque a la conexión. La conexión es la meta, el ataque es el medio y nosotros los ejecutores.

Los problemas de ayer nos sirven hoy como un arma de ataque. Para organizar un llamado al Creador, porque las armas y la fortaleza son buenas, pero al final, todo lo hace el poder superior, una vez que nos desesperamos de nuestro trabajo.1

Todo lo que sucede durante el día, todos los disturbios, deben servir como ayuda adicional en la preparación para el ataque a la conexión. Necesitamos procesar todas estas condiciones que se nos dan desde arriba para apoyar nuestro avance hacia la conexión. Es decir, todos los disturbios, indudablemente nos beneficiarán; pero debemos utilizarlos correctamente para no caminar en círculos y poder avanzar hacia la meta por el camino más corto.2

Necesitamos sentir que debemos distanciarnos de esta naturaleza que resiste a nuestra conexión.3

No hay duda, la pena del corazón viene del Creador, aparte de Él no hay otra fuerza. Por lo tanto, no pedimos al Creador que nos libere de algún enemigo externo ni de la fuerza malvada que lo estropea todo. Todos los cambios los hace sólo el Creador para que nos acerquemos a Él.4

La importancia de la meta, el deseo de alcanzar nuestra conexión y la adhesión con el Creador puede aumentar tanto que llegue al límite y nos lleve a las lágrimas. No puede ser más grande; esta es la última etapa, cuando la persona hizo todo lo que estaba en su poder, escudriñó todo lo que pudo, descendió a lo profundo de la creación y de su naturaleza. Y encontró que sólo la conexión de todas las partes de la naturaleza permite que el sistema completo cobre vida y avance. Sin embargo, ve que no puede llegar a la conexión y estar en ella.

El objetivo es totalmente claro, pero no se tiene ninguna posibilidad de lograrlo y se rompe en llanto. Son lágrimas de debilidad porque se descubre que falta una parte importante en nuestra naturaleza, desde el inicio de la creación y que es imposible alcanzar la conexión sin ella.

Sólo entonces el Creador se revela a Sí mismo y le da al hombre el don llamado Lishmá, deseo de otorgar. Y lo eleva a un nuevo nivel de comprensión, sentimiento, conexión y acción y puede compensar su deficiencia anterior.5

¿Cuándo podrá el hombre determinar que su corazón está roto y estar feliz por ello en lugar de estar afligido?6
De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá, 13/jun/18, clase con el tema: “Atacar la conexión”
1 minuto 1:15
2 minuto 21:40
3 minuto 26:27
4 minuto 38:52
5 minuto 41:45
6 minuto 54:30

Material relacionado:
Una nueva vida No. 957 conexión espiritual es el siguiente paso de la evolución
Un ataque de unidad
Con nuevas fuerzas para el ataque por la corrección

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta