Amor por los demás, ¿por qué lo necesitamos?

¿Por qué necesitamos atravesar por el amor por los seres creados con el fin de alcanzar el amor por el Creador? Todos están de acuerdo con amar al Creador porque es la fuerza superior que creó y controla todo. Es beneficioso para nosotros amar y ser amigables con tal fuerza por razones egoístas. Los seres creados, que son la otra parte, los odiamos y pensamos que son innecesarios. A veces incluso soñamos con no tener a nadie en el mundo. No es sólo en sueños sino en la vida diaria, todos piensan sólo en sí mismos y toman en cuenta sólo su propio beneficio.

El amor por los seres creados es algo completamente artificial; ¿por qué lo necesitamos? Incluso si tenemos todo tipo de razones del porqué deberíamos amarnos los unos a los otros y estamos de acuerdo con que deberíamos estar en armonía mutua con todos en nuestra mente, esto aún seguiría siendo sólo buenas intenciones. En realidad, nunca funcionará porque nuestra naturaleza no nos permitirá amarnos o simplemente unirnos de manera amigable.

¿Por qué el Creador hizo que tengamos que ser opuestos a Él? Si queremos alcanzar la perfección, elevarnos al nivel del Creador quien incluye toda la creación dentro de Sí, tenemos que adquirir sus atributos. Es decir, tenemos que incluir ambos atributos y, por lo tanto, el Creador originalmente nos creó de una manera opuesta para que por encima de esta oposición llegáramos a Su semejanza.

Resulta que la persona tiene que incluir dentro de sí dos atributos opuestos: por debajo -nuestra trayectoria corpórea con todo tipo de obstáculos (este mundo, nuestros problemas, el deseo de recibir), y tenemos que tratar de estar por encima de esto, confiados plenamente en que “No hay nada más que Él”, la fuerza superior, el mundo superior, el otorgamiento. Como resultado de la incorporación de estas dos partes, recibimos una tercera línea en la que las otras dos existen en armonía y equilibrio. Es así cómo alcanzamos adhesión con el Creador.

Alcanzamos adhesión con el Creador mientras tenemos dos naturalezas: una que es opuesta al Creador y una apoyándolo. Así, permaneciendo como creación, alcanzamos semejanza con el Creador. También, el camino a esta meta es por medio del amor por los seres creados, y sólo desde allí al amor por el Creador.

Por encima de  todos los obstáculos que el Creador nos presenta en este mundo, en nuestra vida, problemas internos y externos, nos mantenemos en el principio: “No hay nada más que Él”, nos fortalecemos los unos a los otros y entonces empezamos a darnos cuenta de la necesidad de elevarnos por encima de nuestras sensaciones, como está escrito: “Tienen ojos y no ven, tienen oídos y no oyen”. Por encima de todo eso, debemos determinar que todo viene del Creador y no para que corrijamos el mundo sino sólo para que relacionemos todo al Creador. Esto es lo que implica nuestra corrección.

No nos dirigimos a este mundo, no queremos cambiar nada de él: ni la naturaleza de la persona, ni las relaciones entre los demás. Lo único que cambia es nuestra actitud, el reconocimiento de que todo proviene del Creador- esto es lo que define la corrección.

Cuando determinamos esto, nos damos cuenta de la necesidad del amor por los seres creados empezando por los amigos y expandiendo esta sensación a todo el mundo.1

De la primera parte de la lección diaria de Cabalá 6/jul/18, lección del tema: “Del amor por los seres creados al amor por el Creador” .

1 Minuto 0:20

Material relacionado:
Los niveles de alcance del Creador
Por qué trabajar para el Creador
Nos imaginamos el otorgamiento en relación al ambiente del grupo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta