La cuenta regresiva ha comenzado

Cada día que el Templo no se reconstruye, es como si se destruyera de nuevo.  Para terminar, desde tiempos del Ari, tenemos la obligación de corregir el rompimiento. Por lo tanto, desde entonces, podemos empezar a contar los muchos años de retraso que ya tenemos en nuestra corrección. También, cada día en el que no se hace corrección, se agrega al rompimiento. Más y más deseos egoístas son revelados, mismos que debieron ya haberse corregido y que no nos hemos conectado por encima de ellos. Sin embargo, todavía no lo hacemos, y por lo tanto, estamos fortaleciendo la carga del corazón.1

De la segunda parte de la lección diaria de Cabalá 3/jul/18 , sobre el tema: “El período entre los estrechos” 

1 Minuto 1:40

Material relacionado:
El templo que está en tu corazón
La destrucción del templo – el 17 de Tamuz
El lugar donde se construye el templo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: