Reconocer la necesidad de tu corrección

Estar en duelo es admitir el dolor en tu corazón, que viene del reconocimiento de la necesidad de tu propia corrección.  Es imposible corregir algo sin la previa revelación del daño. No nos lamentamos por una fecha en el calendario, sino por el estado que nos prepara para la corrección. Por eso existe una fecha que nos recuerda esto. En realidad, la corrección puede realizarse en cualquier día y no es necesario esperar al día 17 de Tamuz para que esto ocurra.

Detrás de la historia y la geografía de la ciudad material de Jerusalén (el muro de piedra y su destrucción), debemos ver lo que es más importante: la comprensión espiritual, nuestra obligación de unir nuestros deseos, intenciones y pensamientos. Esto será la corrección de la vasija de nuestra alma colectiva, fragmentada por el pecado del Árbol del Conocimiento. Esta fragmentación no la hizo el hombre, sino el Creador como preparación nuestra. Ahora debemos corregirla, reunir todas las partes, para que dentro de esta vasija podamos descubrir quién y qué es nuestro Creador. Al revelarlo, alcanzamos Sus cualidades y pensamientos en nuestra mente y corazón, obteniendo la corrección. Por supuesto que la esencia de la corrección es para que seamos exactamente como el Creador y no pensemos en algo material.

Luego, revelaremos que todo en este mundo fue una realidad imaginaria, realmente no existe. Hacemos todo ésto sólo para corregir la fragmentación. El Creador creó un estado opuesto a sí mismo, para que a partir de eso lo revelemos.1

El pecado del Árbol del Conocimiento fue orquestado por el Creador, porque sin eso, es imposible alcanzar la corrección. El primer hombre, Adam, estaba en otorgamiento – como un ángel, en el que no hay revelación de la inclinación al mal. No había creación todavía. En otras palabras, aquello que trasciende los límites de lo divino, el otorgamiento. Por eso, se requería una acción que sacara de ahí a la persona, que fue lo que exactamente se hizo desde arriba, de forma intencionada.  

Todo lo demás es sólo revelación de las oportunidades para la corrección, para lo cual no estaba lista la creación. La primera fragmentación es la revelación del mal y todo lo demás, destrucciones y problemas, son la revelación de nuestra debilidad e incapacidad para corregir la división. La destrucción del Primer y Segundo Templo, todo el exilio y sufrimiento, debía revelarse así para que entendamos cómo corregir exactamente nuestro Kli, con qué fuerza, en qué forma. Estos sucesos, sin embargo, ya no estaban programados desde arriba. Fueron evocados por la debilidad del hombre y por eso se relacionan a la creación, no al Creador.2

La destrucción del Templo es relevante para toda la humanidad, sin importar la nacionalidad o lugar de residencia. Debemos corregirlo a través de nuestra unidad.  Cuanto mayor sea nuestro grado de unidad, mayor fragmentación descubriremos —la fuerza del mal contra la fuerza del bien— y entonces, ascenderemos a estos niveles, como por los peldaños de una escalera.3

Bein HaMetzarim (“Entre los estrechos”) es el estado de una persona, un tiempo en el que no puede llevar sus intenciones al Creador, especialmente a través del grupo. Hay muchas personas en este mundo que quieren conectarse directamente con la fuerza superior. El problema es que ese tipo de demanda no llega al Creador, dado que no pasa por el Kli correcto.

“Entre los estrechos” es un tiempo en el que la conexión entre el Creador, el grupo y yo se fragmenta. Incluso en este estado, no obstante, debemos clamar al Creador, porque ésta es la revelación del mal, como está escrito: “ Desde los estrechos llamé a Dios” (Salmos 118:5). En otras palabras, descubrimos que estamos en un estado crítico y por lo tanto, ahora podemos gritar.4

De la primera parte de la lección diaria de Cabalá 1/jul/18, sobre el tema: “El tiempo de ‘Entre los estrechos’”

1 Minuto 1:30:30

2 Minuto 1:38:30

3 Minuto 1:47:30

4 Minuto 1:48:19

Material relacionado:
Entre los estrechos
Rompiendo los estrechos confines de este mundo
El camino hacia la Luz pasa entre los recto

 

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta