Congreso de Cabalá en Italia

De mi página de Facebook Michael Laitman 01/ago/18

Hace unos días regresé de una exitosa convención internacional de Cabalá en Roma. Tres días de estimulante conexión que nos llenaron a mí y a cientos de mis estudiantes. Sin embargo, antes del vuelo de regreso, vimos otra realidad.

Los restaurantes estaban vacíos de comensales, las tiendas vacías de compradores. El país con forma de bota está cojeando. La capital de Italia, conocida por su glamorosa cultura de comida y moda, está perdiendo su glamour. El equilibrio demográfico también ha cambiado, me han contado mis estudiantes locales. Las parejas consideran el matrimonio solo a partir de los 35 años de edad en adelante, si es que lo hacen. Y no están preocupados sobre tener hijos porque, según ellos, eso puede suceder a los 50.

Examinando el pulso italiano se refuerza un diagnóstico global: la cultura humana está agonizando y renaciendo al mismo tiempo. Lo que solía ser antes brillante ya no es evidente para el ego humano. Las personas se vuelven diferentes a medida que el vacío crece dentro de ellas. Llega como una nube, cubriendo el horizonte y provocando que todos caminen entre la niebla.

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta