La petición y la respuesta de una sola vez

Es imposible juzgar un estado hasta que has estado en este. En la tarde es difícil creer que en la mañana no tendrás poder para levantarte y que el sueño será tan dulce porque en la tarde somos atraídos por placeres completamente diferentes.

Por lo tanto, está escrito: “No juzgues a tu amigo hasta que estés en sus zapatos”.
El otro eres tú, así que no te juzgues en vano. Para juzgar el lugar, necesitas estar en éste con todos tus deseos, pensamientos y sensaciones. Esto significa que “el juez tiene sólo lo que sus ojos ven”.

El camino espiritual supone que una persona se juzga a sí misma, observándose desde un costado, en cada estado, hasta que llega a la línea media, y entonces puede convertirse en un juez real.1

Lo más importante para el avance en el camino espiritual es la plegaria, una petición. No importa qué sucedió, en qué estado estamos – todo esto es entregado y organizado por el Creador. Y sólo podemos acudir al Creador, todos juntos con una petición desde el corazón. Esto es lo más importante.

Si una persona reza la plegaria hacia el Creador correctamente, inmediatamente recibe una respuesta y mediante esto puede acentuar la petición, y una vez más recibir una respuesta, etc. Entonces, va en círculos todo el tiempo: “Yo soy de mi amado, y mi amado es mío” hasta que nos adherimos a tal grado que trabajamos juntos. No es que le pido al Creador respuestas o que reacciono a la respuesta del Creador, sino que la petición y la respuesta ocurren simultáneamente.

Más tarde, veremos que la respuesta está en la petición misma. Esto es determinado por la medida de adhesión entre nosotros. Uno no necesita esperar por una respuesta porque la petición misma ya contiene la respuesta.2

De la lección diaria de Cabalá, preparación para la lección, 20/ago/18
1 Minuto 6:11
2 Minuto 8:00

Material relacionado:
Yo soy de mi Amado y mi Amado es mío
Un Nuevo Año: un nuevo peldaño en la escalera espiritual
Sólo un milagro derretirá el corazón de piedra

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta