¿Qué es un trabajo perfecto para el Creador?

¿Qué se requiere de una persona para ingresar al mundo espiritual? Debe separarse de sí mismo y someterse al Creador con todo su corazón y alma de acuerdo a todas las condiciones necesarias. Necesita arreglar el resto de su vida correctamente. Estaría bien escribir con exactitud qué creo que debo ordenar en mi vida corporal y espiritual. Cada vez debo agregar nuevas condiciones, reducir, organizar y probablemente incluso eliminar algunas partes.

Por lo tanto, voy gradualmente a crear una cierta imagen de un estado espiritual de mí mismo. No es tan importante si es la primera etapa, la segunda o la tercera; las condiciones cambian, pero el principio permanece. Esto se basa en el hecho que tenemos dos propiedades: por encima la razón, y junto a esta, dentro de la razón.

Una no puede existir sin la otra. Es necesario estar en ambos estados: sentir ansiedad, miedos, terror, esto es, todo lo relativo al deseo de recibir placer, y al mismo tiempo, uno debe estar en el poder de otorgar, fe sobre la razón, en adhesión con el Creador lo más que se pueda.

Además, aunque la fe y la adhesión con el Creador anulan nuestro deseo egoísta y todos los temores, esto debe sentirse simultáneamente en la persona, en paralelo. No se debe temer de una tal “personalidad dividida”. Solo se necesita poder utilizar estas dos fuerzas, dos parámetros, juntos el primero y el segundo, para no ser arrojados ni a la línea derecha ni a la izquierda.

Quizás yo prefiera moverme mayormente en la línea derecha por encima de la izquierda, y luego despierto a la izquierda con respecto a la derecha. Pero ambas líneas existen en mí y yo comprendo que estoy parado en dos piernas. Solo de esta forma mi estado se estabiliza.

Precisamente porque yo puedo controlar ambas líneas, será una completa transición llamada “trabajando para el Creador en alegría”. La alegría viene del hecho que yo incluyo las dos líneas opuestas y puedo construir una línea media, a partir de ellas, con la que construyo mi alma. De la izquierda tomo el deseo, y de la derecha el poder de la corrección, la pantalla, la Luz reflejada, y la vestidura en la Luz directa, y de esta manera, construyo mi vasija espiritual, el Kli.

Por lo tanto no hay necesidad de borrar ningún fenómeno; uno solo necesita saber cómo tratar apropiadamente las propiedades de las líneas derecha e izquierda. Todo debe estar en una persona, pero uno no debe ser arrojado como niño pequeño desde una alegría irreprimible hacia sollozos. La estabilidad interna es necesaria.

La sociedad debe ayudar a una persona a estabilizarse y, con ayuda del entorno, puede hacerse rápidamente. El entorno puede amortiguar nuestra alegría y euforia irreprimible, así como nuestros temores y ansiedades, si de repente entramos en tales vibraciones negativas.

El grupo es capaz de hacerlo porque tiene la carga, la fuerza, y puede ayudar a una persona en ambas situaciones. Si el grupo está en el camino espiritual,  entonces cada uno lleva su línea derecha e izquierda, que están desbalanceadas, y se equilibran con la ayuda del grupo. Agregan la fuerza de la derecha y la izquierda al grupo, y esto balancea todo en la línea media por medio de la conexión común.

Entonces, en el centro del grupo, la línea media, el pilar de la plegaria crece como un árbol. Este es el trabajo correcto respecto del Creador que es revelado exactamente en esta línea media.1

De la primera parte de la lección diaria de Cabalá, sobre el tema “Desde el pié de la escalera hacia la adhesión permanente” 12/ago/18

1 Minuto 5:30

Material relacionado:
El arte de trabajar en la línea media
La línea media está por encima del amor y el odio
Una operación en “fe por encima de la razón”

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta