Todo es una oportunidad para corregir nuestros deseos

Todo lo que sucede en el mundo viene a nosotros para darnos la oportunidad de corregir nuestros deseos.

Todas las ansiedades, temores, incertidumbres, impotencia, nuestras experiencias que surgen del desorden que existe en cada parte de esta vida -problemas personales, familiares o preocupaciones nacionales- solo pueden resolverse atrayendo al Creador más cerca de nosotros.

En cada revelación del mal debemos ver una invitación a la corrección y la conexión entre nosotros a tal punto que la fuerza superior se revele en nuestra conexión con una fuerza cada vez mayor.

Así es como nuestros deseos rotos se manifiestan en todas las formas posibles, presentándonos como problemas que nos suceden a nosotros personalmente, al grupo y al mundo. Corregirlos solo se puede hacer a través de la unidad en el grupo y revelando al Creador dentro de él.

En todo este trabajo no hay más que un objetivo: comprender que todo proviene del Creador para que nos unamos aún más y, a través de nuestra unidad, corregir todos los problemas. En otras palabras, los problemas deben servir como medios para fortalecer nuestra unidad, y entonces estaremos agradecidos tanto por las desgracias como por las bendiciones. Es porque realmente son bendiciones no hay nada malo en el mundo del Creador, Él sólo es bueno.

Necesitamos vernos a nosotros mismos como librando una batalla interna con nosotros mismos para que nada nos confunda o nos desvíe de la senda recta, con la comprensión de que todo viene del Creador y con el deseo de conectarnos con Él por encima de todos los problemas. Después de todo, la conexión con el Creador es más importante para nosotros que cualquier obstáculo.

Las experiencias desagradables deben dejar sus rastros dentro de nosotros, de lo contrario, no habrá revelación por encima de ellos. Similar a la forma en que la energía se revela en un circuito eléctrico solo a través de la resistencia, todo se basa en la resistencia, todos los componentes del circuito eléctrico: condensador, bobina, resistencia. Y dentro del cuerpo de una persona todo también se basa en la resistencia, por encima de la cual se forma la conexión.

El sufrimiento viene cuando no puedo conectarlos con el grupo y dentro de él con el Creador. Este es el camino del sufrimiento. Sin embargo, si conecto todas las perturbaciones a nuestra conexión y al Creador, entonces es el camino de la corrección.

Yo solo ahora decido hacia dónde ir: permanecer en confusión y llorar, o lo contrario, utilizar correctamente todas las perturbaciones, conectarlas al grupo y al Creador, y bendecir al Creador por revelar todo lo que requiere corrección. Mediante esta corrección podemos evitar cualquier peligro, incluso una guerra mundial. Todo depende de nosotros y lo lograremos.

No habrá sufrimiento, tal como está escrito: “Míralos y se convierten en una pila de huesos”. Después de todo, son solo una ilusión; estamos siendo asustados por las sombras. Todo viene del Creador y somos nosotros los culpables si no podemos convertirlo en algo bueno. Todo está en nuestras manos, no tienes idea de qué inmenso poder espiritual hay dentro de nosotros.1

La ley de garantía mutua es una ley muy seria, estricta y realista. Habla de un Kli mutuo, una vasija, que debe ser completa. En esta vasija entera están todos los deseos creados por el Creador, pero algunos pertenecen a la cabeza y otros al cuerpo. Si una parte se corrige a sí misma, con esto atrae todas las demás partes hacia sí misma, que también comienzan a corregirse.

Por lo tanto, cada individuo que recibió la oportunidad de acercarse a la corrección del mundo, la humanidad y el alma, y ​​a la revelación del Creador, debe valorarlo. Después de todo, se le ofreció una oportunidad feliz de participar activamente en la construcción de la vasija espiritual eterna y perfecta del alma colectiva.

La garantía mutua nos conecta entre nosotros a través de miles de finos hilos. Así es como cada célula del cuerpo está conectada con todo el cuerpo. Es posible construir un ser humano completo a partir de una célula, un genoma. ¿Y dónde hay brazos, piernas, cerebro, corazón o cualquiera de sus características personales, internas, en la célula?

Pero si profundizamos, veremos que no es materia dentro de una célula, sino espíritu. En cada elemento del cuerpo hay un gen espiritual que contiene información sobre todo el cuerpo, no solo el cuerpo, sino toda la creación. Estamos conectados entre nosotros y queremos que el Creador de vida a todas estas conexiones. Él causó la fragmentación y Él la arreglará. Y está listo para implementarlo, pero solo en respuesta a nuestra petición. Tan pronto sintamos esta necesidad y recurramos al Creador, Él lo hará de inmediato. Resulta que lo que necesitamos no es la garantía mutua en sí misma, sino que el Creador debe revelarse en ella.2
[225836]
De la lección diaria de Cabalá 29/abr/18

1 “Fortalecimiento en” No hay nada más aparte de Él “

2 Baal HaSulam

Material relacionado:
El orden de la corrección de los deseos
La corrección de los deseos de la humanidad
Corrección del mundo: una pirámide de deseos

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta