Venezuela

De mi página de Facebook Michael Laitman 20/ago/18

Qué ocurre cuando una nación colapsa en un mundo global? ¿Cómo puede tal proceso incrementar el odio hacia Israel?

Más de dos millones de personas se han escapado de Venezuela desprovistos de todo. La mitad de ellos incluso sufren de desnutrición. La razón principal de su huida es una severa carencia de alimentos en el país y el hecho de que la crisis económica va empeorando.

Lamentablemente no hay una forma directa de ayudar a millones de personas que sufren. Lo absurdo es que en nuestro mundo hay suficiente comida, vestimenta y medicinas para satisfacer las necesidades de todos los habitantes del planeta. Sin embargo, en lugar de eso, arrojamos a la basura hasta un cincuenta por ciento de la producción global de alimentos, y a la par se invierten trillones de dólares en la producción de armas.

El futuro próximo nos depara la potenciación de dos tendencias opuestas: por un lado, más y más crisis económicas, colapsos de regímenes, revoluciones sociales, hambre, enfermedad y sufrimiento humano -Venezuela es una golondrina que anuncia la llegada de una serie de crisis que probablemente llegarán al Sur de América-, y por otra parte, avanzaremos hacia un mundo tecnológico avanzado e interconectado con desarrollos robóticos, máquinas autónomas e inteligencia artificial. No hará falta nada. La capacidad de producir una abundancia de alimento, vestido y medicina mediante una impresión tridimensional estará al alcance con solo tocar un botón.

Entre estas dos tendencias nos quedará más y más claro que en el mundo solo hace falta una actitud de consideración, preocupación y conexión entre todos los habitantes del planeta. Esta será la única forma de ayudar a millares de seres humanos que vivirán futuros sufrimientos.

Pero, ¿cómo aprenderán los humanos a conectarse entre sí? La historia humana nos demuestra que las fuerzas de dominio, el poder y el egoísmo cruel, siempre triunfan. Parece que los humanos prefieren luchar unos contra otros que abrazarse unos a otros. Esa es nuestra amarga naturaleza, y cualquier otra imagen la percibimos como utopía.

Para llegar a una conexión estable entre los seres humanos, con la capacidad de reorganizarse y proporcionar las necesidades en todos los niveles de vida, se requiere de un sistema único. Un solo pueblo fue creado con base al método de conexión universal entre los seres humanos. Este método fue el que lo convirtió en pueblo, y vivió según este método durante un largo periodo. Cuando lo dejó de lado, comenzó a vagar por el mundo y olvidó su fundamento.

“Israel es entre el resto de las naciones como el corazón entre los órganos. Así como los órganos del cuerpo no pueden existir en el mundo ni siquiera un momento sin el corazón, tampoco los pueblos podrán existir en el mundo sin Israel”; esto está escrito en el Libro del Zóhar desde hace más de dos mil años. Este libro expone la red de conexión universal que existe entre las personas y los pueblos. Según este concepto, Israel es un cruce central en la red. Solo que olvidó su función intrínseca en él desde que fue fundado como nación.

En la medida que la crisis siga abatiendo a los ciudadanos de Venezuela y al resto de los habitantes del planeta, el dolor y  la frustración se irán acumulando y se convertirán en odio hacia Israel. Debajo de la superficie, en el subconsciente interconectado del mundo, se acumulará, arderá y bullirá una actitud negativa hacia el pueblo judío entero. ¿Dónde y cuándo irrumpirá el antisemitismo a la superficie? Nadie puede predecirlo sin conocer la red que conecta a la humanidad.

Si observáramos el mapa interno de conexiones, nos asustaríamos. La fuerza negativa que amenaza con desencadenarse en contra de los judíos, nos obligaría a conectarnos rápidamente para poner en práctica nuestra función en relación a las naciones del mundo, ser “luz de las naciones”. Venezuela es un altavoz más que llama a que nos adelantemos a los hechos y nos conectemos para cumplir nuestro rol en este mundo interconectado.

 

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: