De pronto, la niebla se disipará…

Se requiere de mucho trabajo inteligente con el fin de trabajar por encima de la razón, mucho más que el trabajo dentro de la razón. Trabajar por encima de la razón no asume que un individuo se vuelva tonto, descartando su intelecto; al contrario, se eleva por encima de este. Entiende todo, sintiendo, analizando, y captando todo, pero además, adquiere incluso otra razón más elevada en el próximo grado, un paso más. Esto es llamado “fe por encima de la razón”.

Una persona no sólo sabe cómo conducir acciones. Entiende de dónde surgen, por qué son de esta manera, cuál es su mecanismo interno, y así, este alcance lo obliga a realizar acciones. Se vuelve más listo y no hace nada sin una razón, sino que busca la raíz y la causa. Esto es “por encima de la razón”, es decir elevarse hacia un razonamiento más elevado, y es llamado “el punto de vista de la Torá”, cuando una persona busca cómo activar la Luz en la cual la mente y la fuerza de toda la creación puede ser encontrada.

Este es un ascenso a un nuevo grado, cada vez como una nueva creación. Una persona no puede hacer esto por sí misma, pero puede llevar a cabo todas las acciones necesarias que causarán ese efecto desde arriba, y de pronto un nuevo conocimiento, sensaciones y entendimiento se abrirán, la niebla se disipará. Por lo tanto, está dicho: “Hacer todo lo que está bajo tu poder, ¡házlo!”1

La mente está ahí simplemente para servir a nuestro deseo egoísta, ayudando a una persona a buscar placer y evitar problemas, como un animal. Además, si una persona entiende que actúa dentro de su deseo egoísta y es incapaz de elevarse por encima de este, entonces quiere, a diferencia de un animal, alcanzar la mente del humano, Adam, es decir, ser similar al Creador. Entonces comienza a actuar no para el propósito de llenar su deseo de satisfacción, sino para volverse similar a la fuerza superior.

Este es un nivel diferente de existencia donde la persona siente una realidad diferente. Revela que existe una red de fuerzas de otorgamiento en lugar de recepción que opera en el mundo. Se integra en el sistema de conexiones entre las personas y revela todas las conexiones en la realidad a través de ello, un sistema eterno y perfecto que funciona de acuerdo al principio único de otorgamiento mutuo. Y una persona quiere pertenecer a esta red llamada el Creador.2

De la primera parte de la Lección diaria de Cabalá. Escritos de Rabash, Vol. 2, Artículo 2 “Qué es, “Regresa, Oh Israel, al Señor Tu Dios”, en el trabajo?” (1991), 12/sep/18
1 Minuto 27:20
2 Minuto 36:20

Material relacionado:
¿Vagar en la niebla o nadar con la corriente?
Un mundo que aparece desde la niebla
Un cofre del tesoro escondido en el desierto

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta