Diseminación de la ciencia de la Cabalá

Existimos en el mundo del infinito (estado 1) y a través de los cinco mundos, a través del trabajo en la decena (estado 2), regresamos al mundo del infinito, pero ya corregidos (estado 3). El mundo entero no es sino una decena; no existe nada excepto el mundo del infinito, y toda la información acerca de los estados por los que atravesaremos viene de ahí.

En realidad, la decena incluye a la humanidad entera en esta, todas las almas, los cabalistas de cada generación, todo lo que fue, es, o será. Todo es una decena, pero sólo podemos percibir su rango limitado en nuestro estado 2. En este estado, tenemos que cumplir nuestro trabajo al máximo y urgir a todos hacia la corrección.

Hemos recibido una misión especial: ser responsables por el estado 2, a la cabeza de la humanidad, guiándola hacia la corrección. Incluso las almas de los grandes cabalistas y personas justas están, de cierta manera, debajo de nosotros, porque en su trabajo dependen de nuestra plegaria, de nuestro esfuerzo. Se entiende que despiertan y nos ayudan, pero lo hacen de forma encubierta.

Hoy en día, tenemos que reunir esta realidad rota diferencial con sus 5 mundos, Partzufim y Sefirot, y todas las partes fragmentadas, y re-ensamblarlas en un círculo. Un “círculo” es la cabeza y el cuerpo es siempre un “cuadrado”. La cabeza no tiene limitaciones, sólo el cuerpo las tiene. Y tenemos que acercar al cuerpo a la forma de la cabeza, a su enseñanza. Entonces nos transformamos de un Partzuf a un círculo.

Una vez que una persona entiende este sistema y su papel en este, comienza a preocuparse por toda la humanidad, a intentar hacer los mejor posible para salir de sus pensamientos acerca de sí mismo y esparcir la ciencia de la Cabalá hacia el mundo. Entiende que su éxito depende del mundo entero, el cual está en una crisis profunda.1

El mundo es mi impresión magnificada 620 veces. Todos mis defectos internos que fracaso en ver en mí mismo, los veo en el mundo a través de una lente de aumento, como con visión de rayos x.

Al estudiar el mundo, queremos revelar lo que está dentro de nosotros. Apuntando al cosmos o a las profundidades del océano, en realidad intentamos alcanzar nuestra esencia interna. Sin siquiera darnos cuenta de ello.2

De la segunda parte de la lección diaria de Cabalá, lección acerca del tópico “Diseminación de la Cabalá” 12/sep/18
1 Minuto 8:45
2 Minuto 24:45

Material relacionado:
El Libro del Zóhar, este es nuestro Árbol de la Vida
La muerte del “corazón de piedra”
El mundo espiritual no es misticismo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta