entradas en '' categoría

Mis pensamientos en Twitter, 8/oct/18

Si pudiéramos tratarnos como una madre trata a su hijo, con amor desde el fondo del corazón, sentir que somos más cercanos que los hermanos, conectados espiritualmente, sentiremos nuestro verdadero estado.
#motivación #éxito

Si ves a los amigos por encima de ti mismo, en comprensión o acción, la naturaleza te obliga a elevarte de tu naturaleza inherente. Por eso, si la naturaleza no te da grandes deseos, con envidia ganas nueva fuerza.
Hay cualidades heredadas y otras adquiridas por envidia al grupo.

De Twitter, 8 /oct/18

Material relacionado:
Mis pensamientos en Twitter, 29/ago/18
Mis pensamientos en Twitter, 26/ago/18
Mis pensamientos en Twitter, 21/ago/18

La ilusión de la convivencia

De mi página de Facebook Michael Laitman 8/oct/18

El trágico ataque armado cometido por un palestino en la zona industrial israelí Barkan, en la Cisjordania, en el que fallecieron Kim Levengrod-Yehezkel y Ziv Hagbi, no nos deja más remedio que abrazar el dolor. Abrazar a los niños que quedan huérfanos, a los padres desgarrados, y a los doloridos hermanos.

A la par del dolor y la angustia, vemos un sueño enterrado. La empresa donde ocurrió el incidente judíos y árabes trabajaban en aparente armonía, una burbuja de convivencia pacífica que explotó, una ilusión de vida de mutuo respeto y cooperación que se nos explotó en las manos. Pero, ¿había aquí desde un principio una convivencia?

Una verdadera convivencia puede ocurrir solo cuando el pueblo de Israel esté unido. Nos convertimos en un pueblo desde que Abraham congregó a los representantes de las setenta naciones del mundo que vivían en clanes en la antigua Babilonia, alrededor de 4000 años atrás. A pesar de ser extraños y diferentes unos de otros, preferimos mantener lo que nos unía por encima de aquello que nos dividía, cubrir con amor todas las transgresiones.

Los esfuerzos de conectarnos por encima de las diferencias despertaron entre nosotros una fuerza positiva, poderosa, que nos conectaba, la cual se halla en la base de la naturaleza. Únicamente gracias a la revelación de esta fuerza es que logramos convertirnos en un pueblo que vivía en unidad y responsabilidad mutua. Como escribió el Rav Kuk: “En Israel se encuentra el secreto de la unidad del mundo”.

Solo que después se derrumbó la estructura de la unión y el amor, y nos separamos por dos mil años de exilio. Y solo cuando despertemos nuevamente la fuerza conectora que se encuentra entre nosotros, podremos elevarnos por encima de la naturaleza egoísta y vivir en solidaridad mutua; entre nosotros, con nuestros vecinos y con las naciones del mundo.

Hasta que no corrijamos el ego humano, se pueden resumir las palabras sobre una vida en hermandad y coexistencia como una inocente aspiración, nada más. La coexistencia y la unión entre los hombres exigen una fuerza de superación por encima del creciente ego, y no una solución mágica temporaria de trabajo en común. De otro modo, el mundo seguirá funcionando como siempre. El egoísmo, que es la naturaleza humana negativa, lo domina, lo conduce a obrar contra el prójimo.

El egoísmo humano solo irá evolucionando y creará entre nosotros más conflictos. Esta es la forma natural de evolución. Si no equilibramos el ego con la fuerza positiva, nos conducirá cruelmente hacia su amargo destino. El terrible asesinato en Barkan es solo un ejemplo más de la erupción del ego. Lamentablemente no será el último.

Lo que es seguro es que la zona industrial de Barkan ya no podrá servir de símbolo de comunidad armoniosa y pacífica dentro del caos de Judea y Samaria. Si nos unimos entre nosotros seremos el símbolo de un estado de paz dentro del caos mundial. Y entonces, no solo viviremos en coexistencia verdadera, sino en múltiple existencia global. Nos sentiremos como un solo pueblo unido, e iluminaremos al mundo como un faro. Seremos “luz de las naciones”.

No temas a los deseos

Pregunta: ¿Qué deseos interfieren con el camino espiritual? ¿Tengo que luchar contra ellos, qué debo hacer con ellos?

Respuesta: No temas a los deseos y no intentes rebelarte contra ellos. No hay necesidad de pelear con ellos. Esto es muy quijotesco. Lo único que debes hacer es atraer la Luz superior: ella creó esos deseos y está destinada a corregirlos, dirigirlos, y usarlos.

No reducimos ni incrementamos los deseos. No nos presionamos. No desarrollamos la propiedad de otorgamiento, amor y unidad a propósito, y eso no nos incumbe. Sólo tenemos que atraer la Luz superior para que haga su trabajo.

Es un gran error pensar que podemos cambiarnos por nuestra cuenta. De esta manera sólo nos confundimos.
[233860]
De la lección de Cabalá en ruso 13/may/18

Material relacionado:
Al desarrollar el deseo, la cabalá también desarrolla la mente
Moisés y el faraón están dentro de todos nosotros
Trabajando con la Luz

Brillantes Sefirot

Una Sefirá es un deseo de recibir placer que se restringe y se abre para otorgar a un amigo, es decir, ya tiene una pantalla y una Luz reflejada, un cálculo para otorgar. En la medida en que le otorga a un amigo se considera radiante y, por lo tanto, se llama Sefirá. El deseo se divide en diez Sefirot que quieren brillar, otorgarse entre sí y, por lo tanto,  se unen para otorgar al Creador. En ese alcance, el Creador brilla sobre ellos. Entonces, comienzan a brillar y se llaman diez Sefirot.

Podemos trabajar con estas diez Sefirot en muchos niveles siempre que podamos elevarnos por encima de nuestro deseo y convertirlo en resplandor, una fuente de Luz.

Obviamente, no puedo ser la fuente de Luz, pero en la medida en que quiero otorgar, la Luz comienza a aparecer en mí y me otorga la fuerza de otorgamiento. Así, me convierto en el canal para dirigir la Luz superior a los demás. Todos tienen que convertirse en un canal así, conectándose al Creador con otros. Así es como reconstruiremos el sistema roto de Adam HaRishón, un alma común de la humanidad.

Pertenecemos a la última generación, que tiene un enorme deseo de recibir placer y el cual es muy difícil de corregir. Por lo tanto, nos resistimos mucho a esta corrección, y alargamos el tiempo.

Por otro lado, este es un proceso tan largo y difícil porque estamos realizando una corrección colectiva. Hace mucho tiempo, una sola persona o un pequeño grupo era suficiente para acercarse al Creador, revelar la fuerza superior y lograr su corrección porque ellos mismos se estaban corrigiendo. Hoy, sin embargo, estamos al comienzo del proceso de la corrección colectiva y, por lo tanto, tenemos que construir un adaptador de transición de nosotros mismos para la humanidad en su conjunto, para todas las almas.

Es por eso que nuestra corrección es tan vasta y amplia, a diferencia de cualquier otra en la historia. Es por eso que tenemos que realizar tales esfuerzos tan grandes incluso para la primera entrada al mundo espiritual.

Acelerar el desarrollo espiritual sólo es posible a través de nuestra conexión. Además, es importante saber por qué necesitamos esta conexión, como está escrito: “el final de un acto está en el pensamiento preliminar”. Nosotros vivimos en la era del final de la corrección. (Gmar Tikún). Por lo tanto, debemos avanzar hacia este estado deseado, y desde ahí comenzar a girar la rueda y ver qué es lo que necesitamos hacer ahora. Sin embargo, debemos apuntar al objetivo final desde el principio.1

De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá, clase con el tema “Sucot“, 27/sep/18
1 minuto 35:22

Material relacionado:
¿Qué son las Sefirot?
El firmamento, los justos, y el final de la corrección
¿Nosotros podemos entender el Estudio de las Diez Sefirot?

Lección diaria de Cabalá – 8/oct/18

Preparación para la Lección
Video: Reproducir ahora     Audio: Reproducir ahora

Clase con el tema “Percepción de la realidad superior en la oración y la alabanza” (preparación para el congreso)
Video: Reproducir ahora     Audio: Reproducir ahora

Preparación para el congreso
Video: Reproducir ahora     Audio: Reproducir ahora