entradas en '' categoría

Empujar a todos hacia adelante

Pregunta: ¿Por qué usted, un cabalista, hace tantas acciones en la realidad imaginaria, cuando podría transferir el alcance de las acciones a la verdadera realidad espiritual?

Respuesta: Es para empujarlos hacia adelante conmigo, como una parte de mi esencia.

Pregunta: ¿Significa que usted es responsable de las personas?

Respuesta: ¡Ellos son mis partes! Por lo tanto, estoy atado a ellos y así cada uno de nosotros. Hay una inclusión mutua de todos en todo. Así que cada uno de nosotros trae a los demás y juntos preparamos nuestro acercamiento al mundo de la eternidad, del infinito.

Al ayudar a otros, eventualmente te ayudas a ti mismo, porque todos los demás son tu parte espiritual. Todo esto es uno, Adam.

Pregunta: ¿Me otorgo a mí mismo y no a otra persona?

Respuesta: Sí , pero te parece que le otorgas a los demás. El hecho es que el estado llamado Adam, se rompió en muchas partes, así que cada parte de los otros puede moverse de su egoísmo hacia el altruismo y de ese modo adquirir la cualidad del Creador, la cualidad de otorgamiento y amor.

Si este sistema no se hubiera roto, ¿cómo podría adquirir la cualidad del Creador?, ¿cómo actuaría? Sin embargo, aunque estamos fragmentados y hay egoísmo entre nosotros, rechazo mutuo, podemos superarlo y conectarnos con los demás. Después, la fuerza de la superación se convertirá en la fuerza de nuestra conexión y semejanza con el Creador. Necesitamos alcanzar este estado.

Esta es la idea del Creador: como resultado del rompimiento, el ser creado se volverá egoísta y toda la fuerza de luz, la fuerza del Creador, la fuerza de Su amor, entrará en nosotros y se convertirá en egoísmo, en odio. Ahora lo necesitamos revertir hacia la conexión y el amor y luego seremos semejantes al Creador.
[234974]
De la lección de Cabalá en ruso 10/jun/18

Material relacionado:
Todo comienza con la garantía mutua
La lava hirviente de la unidad
La Luz se escapa a través las hendiduras entre nosotros

¿Cuál es la diferencia entre el miedo y el deseo de otorgar?

Pregunta: Rabash escribe que el miedo al Creador surge cuando la persona teme no poder darle contento a Él. ¿Cuál es la diferencia entre el miedo ante el Creador y el deseo de otorgar?  

Respuesta: El deseo por otorgar es lo que ya tengo y puedo utilizarlo.

No está claro de dónde viene, porque ese deseo no existe en nuestro mundo. Si doy algo a alguien, es una recepción oculta, no otorgamiento. Por ejemplo, una madre que cuida a su hijo, de hecho no le otorga porque le da a ella tal llenado que, está preparada para hacer cualquier cosa por él. Esto no es así en el mundo espiritual.

En el mundo espiritual, bajo la influencia de la Luz superior, recibimos la verdadera cualidad de otorgamiento y se empieza a sentir placer en el otorgamiento, al salir de nosotros mismos y elevarnos por encima de nosotros mismos. Al principio, es egoísta: me siento bien porque me elevo por encima de mí mismo -otorgo- siento placer e inconscientemente trabajo para su beneficio, pero me esfuerzo por otorgar.

Esto aún no es salir del egoísmo, pero sí un estado intermedio en el que empiezo a apreciar la acción del otorgamiento, porque me da ciertos dividendos.

Pregunta: El próximo grado es el temor. Si tiemblo ante el Creador y le quiero otorgar, ¿por qué aún no es el estado final?

Respuesta: No es un deseo completo, porque es una intención. La intención debe estar conectada con el deseo y luego llevarse a cabo. El temor por sí solo no es suficiente aquí. Es necesario revelar claramente los deseos con los que puedo trabajar con temor ante el Creador.
[234914]
De Kabtv  “La última generación” 12/abr/18

Material relacionado:
Temor al otorgamiento
Miedo ante el Creador
¿Qué es otorgamiento?

Respuesta a sus preguntas, parte 225

Pregunta: ¿Puede usted explicar qué es el tiempo según la sabiduría de la Cabalá?

Respuesta: El tiempo es el orden de causa y efecto en las acciones. Generan en nuestra sensación un proceso al que llamamos “tiempo”.

Pregunta: El sufrimiento se da a las personas para despertar el desarrollo del punto en el corazón, que es una parte del mundo superior. Pero, ¿por qué sufren los animales?

Respuesta: Todos los que habitamos nuestro mundo, constituímos el deseo común que se creó y al corregirlo, la persona también corrige el futuro de todos los niveles de la naturaleza.
[234264]

Material relacionado:
Respuestas a sus preguntas, parte 224
Respuestas a sus preguntas, parte 223
Respuestas a sus preguntas, parte 222

Toda la corrección está en la unión

Toda la corrección está en la unión. Todo lo que nosotros y  toda la creación necesitamos hacer es unirnos. Si nos esforzamos sólo en dirección de la unión, dentro de la que el Creador será revelado y la meta de nuestra vida sea el propósito de la creación, entonces nos estamos moviendo en la dirección correcta.

El grupo mundial Bnei Baruj es punta de lanza, que será continuada por más y más partes del alma común fragmentada adhiriéndose a nosotros. De este modo, el Creador tendrá la oportunidad de ser revelado dentro de las creaciones con todo Su poder.1

Tengo que trabajar en el amor por mis amigos, sin importar cómo ellos se comportan ante mí. Finalmente, los percibo como si me fueran enviados por el Creador, quien organiza toda esta imagen para mi. Estoy obligado a aceptarlo “como si” y a entender que yo no veo a mis amigos, sino a mí mismo al reverso, la forma inversa que se me muestra de esa manera.  

El comportamiento de mis amigos es una manifestación de mis propias cualidades que aún necesito corregir. Por lo tanto, no importa lo que escucho y veo en la comunicación con mis amigos, qué tanto me insultan y no me ponen atención; no sólo ellos, sino todo el mundo en general. Tengo que corregirme a mí mismo de tal forma que perciba a cada amigo -mi colega en el camino hacia la meta de la creación- como mi mejor amigo y cultivar el amor por él en mi mismo.  

Gracias al amor por mi amigo que crece dentro de mí podré verlo corregido, volviéndose de pronto mejor, más placentero, más deseable, suave y amable, como está escrito que “el amor cubrirá todas las transgresiones”. Así mismo, seguiré viendo una mala actitud de su parte y al mismo tiempo lo cubriré con amor, hasta que yo revele que todo está arreglado por el Creador.

El Creador endurece mi corazón a través de esa vestidura externa, para que desarrolle mi cualidad de otorgamiento por encima de eso. Después de todo, es imposible desarrollarse bajo situaciones placenteras. Naturalmente seré agradable con quien me quiera, porque es placentero y le hace bien a mi egoísmo.

Si veo que los amigos no me ponen atención y me rechazan, entonces tengo la oportunidad de trabajar en eso. Me vuelvo muy sensible y me doy cuenta de tales sutilezas que antes no había visto: alguien se aleja un poco de mí, no me ve de forma amigable y me ignora. Eso de pronto me duele y despierta la resistencia y el odio en mí.

No obstante, me preparo para restringir. Luego, trato de despertar el amor en mí, cubriendo con eso todas las faltas que veo en un amigo. Después, resulta que no hay amigo -son mis cualidades egoístas que el Creador me muestra. Es por encima de este profundo egoísmo que tengo la oportunidad de construir una conexión con el Creador, me adhiero a Él y veo que no hay amigos, sólo el Creador.  

Lo más importante es no olvidar que todo esto es obra del Creador y mi tarea es revisar y encontrar que soy incapaz de hacerlo por mí mismo. La persona no puede corregirse a sí misma; fue creada sólo para pedirle al Creador que la corrija, fue hecha para la plegaria. Debemos siempre dirigirnos hacia el superior y exigirle a Él.   

Nuestro trabajo es identificar nuestras faltas y pedir por su corrección. Por lo tanto, los amigos se vuelven un entorno vital para mí, sin el cual no me podría dirigir al Creador. Cuanto peor me parece que los amigos me tratan, más me ayudan a que me dirija al Creador.

Resulta que por mí mismo estoy buscando las oportunidades para la corrección, como un hombre anciano que camina encorvado y busca algo que aún no ha perdido. Hago un esfuerzo por identificar las deficiencias que puedo recoger y agregar a mi plegaria.2

Un amigo se “compra” por el anulamiento de uno mismo. Tengo que pagar por la “compra” con algo, es decir, renunciar a algo, sacrificar mi egoísmo. No puedo destruir mi egoísmo, pero es posible cambiar su uso, del egoísmo al otorgamiento, con la ayuda de la Luz que reforma. Esto se conoce como “cómprate un amigo”.3
De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá 14/oct/18 clase de preparación para el congreso virtual 2018
1 minuto 1:20
2 minuto 4:00 – 11.00
3 minuto 1:28:50

Material relacionado:
Amor por el Creador es amor por la cualidad del otorgamiento
Directamente a través de los amigos hacia el Creador
El trabajo interior del cabalista: Sobre el amor a los amigos