Dos opuestos actuando juntos

El camino espiritual se basa en dos opuestos: ascensos y descensos, los cuales son igualmente importantes y conducen al mismo objetivo.  Estados opuestos, momentos y seres creados que tienen cualidades inversas, no obstante se unen —todo el mundo espiritual está hecho de dos opuestos que actúan como un todo. Las cualidades inversas jamás se cancelan ni se alternan entre sí. En cambio, actúan simultáneamente en paralelo.

Aquel que puede soportar la división, se construye a sí mismo en tal forma que puede ingresar al mundo espiritual. Aquel que no puede soportar esto, será incapaz de construir un Kli para el alcance espiritual.

Seguro que en relación al Creador no hay contradicción y todo se conecta en uno. La contradicción existe sólo con respecto al ser creado, que consta de materia y espíritu que son opuestos entre sí. Aún tenemos que entender y sentir cuán irreversible, irreconciliable, incomparable y absolutamente indisoluble es su contradicción.

Cuando crece la contradicción en nuestro mundo buscamos un arreglo, una solución provisional que reconcilie uno con el otro. No obstante, en la espiritualidad, no buscamos un arreglo. Al contrario, cuanto más avanzamos en la espiritualidad es más fuerte la contradicción que sentimos entre la materia y la forma en que se viste la materia, entre el deseo de recibir y el deseo de otorgar, el egoísmo y la espiritualidad, la pantalla (Masaj) y la Luz.

Es necesario estudiar la contradicción y esperar a que la Luz forme la capacidad para resistir esta oposición e incluir los opuestos que crecen cada vez más en nosotros mismos.  A partir de esto, se vuelve claro que el alcance espiritual es diferente del alcance corporal, debido a que se encuentra en una dimensión completamente distinta. Es imposible entenderlo sin probarlo primero.

Dos opuestos actuando juntos es la fórmula, la base del Kli espiritual, toda su esencia. Es un asunto extremadamente delicado, picante e interesante – incomprensible al mismo tiempo, atractivo. Permite sentir algún sabor de la espiritualidad, incluso a aquellos que no están en ella, como en la física cuántica, donde se alcanza el límite entre la materia y la Luz.  

Por esta razón el trabajo espiritual es en fe por encima de la razón, por encima de nuestra mente animal; finalmente se construye de lo desconocido para nosotros, de cualidades opuestas. El individuo consta de dos formas: una humana y una animal. El humano avanza en fe por encima de la razón, aceptando los opuestos como partes iguales de un todo. Sin embargo, el cuerpo animal se guía por su mente y sensaciones corporales. Por supuesto no hace falta decir que la persona debe montarse encima de su animal y adiestrarlo.1

De la primera parte de la lección diaria de Cabalá 16/oct/18, en preparación para el congreso virtual,
1 Minuto 0:20 – 8:00

Material relacionado:
Mezcla de opuestos
La unión de los opuestos es más rápida que la velocidad de la luz
El trabajo basado en una combinación de contradicciones

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta