Existe diferencia entre corporalidad y espiritualidad

¿Por qué no conocemos por adelantado el camino espiritual y nos vamos por él así como en la corporalidad, adquiriendo fuerza, conocimiento e intelecto? Así es como funciona en la ciencia y en cualquier asunto material, donde sea, excepto en lo espiritual. La espiritualidad nos exige realizar una acción antes que la entendamos, incluso aún cuando no somos capaces de hacerla.

Es decir, no tenemos la fuerza para unirnos, pero intentamos hacerlo; no tenemos la fuerza para entender la acción y seguimos haciendo como si entendiéramos. Sólo en esta forma es posible el avance.

Es una gran dificultad que en ausencia de fuerza, razón, entendimiento y cualquier sensación de acto espiritual, tenemos que seguir haciendo. Este es un serio obstáculo. Cualquier instrucción que da el maestro, o lo escrito en un libro cabalístico, hasta que es percibido en nuestros sentidos actuales, no corresponde a nuestro entendimiento y fuerza; y por lo tanto, no podemos hacer nada.

Pero no necesitamos hacer nada; nuestra tarea es sólo intentar hacer, estar convencidos de nuestra incapacidad para acumular deseos y con estos deseos dirigirnos al Creador y pedirle fuerza, entendimiento y sensación. Más específicamente, le pedimos a Él que nos ayude a realizar la acción. No le pido nada más que la capacidad de realizar lo que me corresponde.

El problema es que uno tiene que ir contra la propia mente y corazón, por encima de la razón y la sensación. Siento rechazo de mis amigos, pero debo unirme a ellos. En mi mente, entiendo que debo hacer justo lo opuesto a lo que el maestro está diciendo, pero al mismo tiempo, estoy dispuesto a seguir sus instrucciones, como un niño pequeño que instintivamente obedece a sus padres.

Esto se llama fe por encima de la razón. La diferencia entre la corporalidad y la espiritualidad está en que en la espiritualidad no tenemos en absoluto, la oportunidad de ser guiados por nuestra propia mente y sensaciones. Al contrario, debes sentir regocijo al superar la razón y las sensaciones. Finalmente, si actúas de acuerdo a la razón y los sentimientos, estando de acuerdo con tu mente y corazón, será una acción material de la cual nada espiritual crecerá.

Intentemos entender este principio único. Baal HaSulam escribió: “Hay diferencia entre la corporalidad y la espiritualidad: en la corporalidad, la fuerza precede al acto, como está escrito, ‘antes que me llamen, responderé’”. Es decir, que actuamos conforme a la lógica, la mente, los sentimientos y el entendimiento. Y si no entendemos, no hacemos. Se “arregla según el fin de la corrección, donde nada se hace antes que se tenga la fuerza para realizarlo”.

Esto será al final de la corrección, porque nuestros Kelim estarán listos para aceptar todo. En nuestro mundo hacemos un nuevo descubrimiento sólo cuando nuestra percepción está lista para aceptarlo. Y así vivimos en un pequeño espacio de todo nuestro gran universo, el cual es llamado mundo imaginario, porque no hacemos nada hasta que tenemos la fuerza para hacerlo.

En la espiritualidad, sin fuerza para actuar se debe intentar. Se intenta dándose cuenta que no se tiene fuerza y se conoce exactamente la fuerza que falta y con qué propósito. A partir de esto nace la plegaria mediante la cual se conecta con el Creador.

Este es todo el propósito de la realidad espiritual: La fuerza no precede a nuestra acción, pero nuestra acción es necesaria para recibir la fuerza. “No obstante, en la espiritualidad, donde todavía no está arreglado según el final de la corrección -sino por el orden de los escrutinios-  el trabajo debe empezar antes de tener la fuerza, como está escrito, ‘que cumpla Su palabra, escuchando la voz de Su palabra’”. 1

De la 1A parte de la lección diaria de Cabalá 1/nov/18, Baal HaSulam, Shamati #64: “Hay diferencia entre corporalidad y espiritualidad”
1 minuto 3:00

Material relacionado:
Sabor en espiritualidad y corporalidad
La corporalidad de mi amigo es mi espiritualidad
Diferentes en la corporalidad, pero iguales en la espiritualidad

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta