La recompensa de percibirte como pecador

Pregunta: ¿Existe alguna señal de que hicimos un buen trabajo y atrajimos la Luz que reforma?

Respuesta: Si hacemos un buen trabajo, nos encontramos en un “pozo”. Esto es tanto; resultado de un buen trabajo, como recompensa. Con el fin de acercarnos al Creador, debemos tener un gran deseo no corregido. Se nos da uno, sólo al grado en que podemos manejarlo.

En lugar de una medalla, la recompensa es que se nos dan deseos egoístas adicionales en los que caemos y en donde todo se vuelve oscuro, irritante y sin esperanza.

Al sentirnos impotentes, queremos salir de ese pozo. No por nosotros mismos, sino en aras del amor y el otorgamiento. Cuando intentamos salir en bien de otros, transformamos el pozo en una montaña.

Pregunta: ¿Entonces, la recompensa es que uno se siente como pecador?

Respuesta: Sí. Este es un sistema diferente, una Torá diferente. Aquí, el escrutinio interno es lo más importante.

Pregunta: ¿Es el punto más bajo del pozo una sensación de que la persona no puede moverse del lugar?

Respuesta: Sí, es similar al pozo-prisión al que fue arrojado José en Egipto.

Pregunta: ¿Cómo fue capaz de liberarse si no podía salir por su cuenta?

Respuesta: Convenció al panadero que estaba ahí con él, de que podía serle útil al faraón. El panadero, en su turno, le habló al faraón acerca de una persona que conoce el futuro. Así fue como José salió del pozo. Aquí, estamos hablando de un sistema muy complejo.

No puedes pelear con el ego directamente, porque es justo nuestra naturaleza. Tenemos que convencerlo constantemente de que todo es para su beneficio.

El faraón debe sentir la necesidad de José y sólo así, a partir de nuestra falta de habilidad para usar el egoísmo, nos desharemos de él.
[235888]
De Kabtv “La última generación” 18/abr/18

Material relacionado:
El milagro de “la salida de Egipto”
El faraón nos ayuda a acercarnos al Creador
¿Tiene sentido vivir como un Tzadik (persona justa)?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta