No sentarse en el lugar del desdeñoso

El verso dice (Salmos 1), “no sentarse en el lugar del desdeñoso”. Debemos entender la prohibición de “lugar del desdeñoso”. ¿Se debe a calumnias o palabras vanas? De modo que la prohibición no es por el “lugar del desdeñoso”. ¿Qué nos agrega el “lugar del desdeñoso”? (Rabash, “Acerca de lo que está explicado respecto a ‘Ama a tu prójimo como a tí mismo’”)

En apariencia, esta prohibición es de alguna forma distinta a las dos primeras.

La prohibición de estar en el lugar del desdeñoso es una dirección completamente distinta del desarrollo de la persona, de toda la sociedad, de todo el mundo y todo el universo. Todo empieza con una pequeña intención que subyace al descubrimiento: ¿por qué y para qué surge esta sociedad? Esta intención tiene que ser radicalmente opuesta a todas las demás.

Por lo tanto, es necesario encontrar el punto inicial y el punto final del desarrollo, manifestarlos y sobre esta base entender cómo podemos ir del principio al final. Este es un problema.

Para avanzar espiritualmente, es necesario saber de qué nos estamos alejando.

El desdeñoso y los enemigos están en nuestras cualidades internas. Por lo tanto, es necesario identificar esas cualidades que tenemos que restringir, de las que nos debemos alejar y de alguna forma protegernos de ellas.

O tal vez, a veces despertarlas para entender con base en cuáles definiciones podemos trazar la dirección en contraste a estas cualidades: los pros y los contras de nuestras metas. Así avanzamos.

Pregunta: ¿No ocupar el lugar del desdeñoso significa pensar en el Creador todo el tiempo?

Respuesta: No sólo pensar, sino combinar todas nuestras acciones, pensamientos y sentimientos con el concepto llamado el Creador.
[235497]
De Kabtv “La última generación” 18/abr/18

Material relacionado:
Un punto de inflexión en la percepción del mundo
La mayor dificultad del trabajo espiritual
¿Cómo podemos aborrecer el mal?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta