¿Cómo lograr igualdad entre nosotros?

Rabash, El asunto de la importancia de los amigos: Con respecto a la importancia de los amigos que se encuentran dentro del grupo, ¿de qué manera hay que valorarlos? Es decir, ¿con qué tipo de importancia debe observar cada uno a su amigo? El sentido común dicta que si uno observa que su amigo se encuentra en un escalón inferior al suyo, entonces querrá enseñarle cómo comportarse de una manera virtuosa. Así pues, no puede ser su amigo; él puede tenerlo como un alumno y no como un amigo.

Y si él ve que su amigo está en un escalón más alto que el suyo, y ve que puede aprender de él buenas cualidades, entonces puede ser su Rav (maestro), pero no su amigo. Significa que precisamente cuando uno ve que su amigo se encuentra en el mismo nivel que él, entonces lo puede aceptar como amigo, pudiendo conectarse con él. Esto es así porque «amigo» significa que ambos están en el mismo estado. Y esto es lógico. Es decir, que ambos tienen equivalencia de puntos de vista y, por consiguiente, decidieron que se unirían y buscarían esta meta, la cual ambos quieren alcanzar.

Es como dos amigos que concuerdan en sus ideas y hacen juntos algún negocio, a fin de que este negocio les aporte alguna ganancia. En ese estado, ambos sienten que tienen los mismos poderes. Pero si uno de ellos siente que es más competente que el otro, entonces no querrá aceptarlo como a un socio igualitario. Entonces, se hacen socios de acuerdo a un cierto porcentaje, es decir, de acuerdo a los poderes y virtudes que tiene uno en comparación al otro. Y entonces el negocio es por un porcentaje de un treinta y tres o veinticinco por ciento, por lo que no se puede decir que ambos son socios igualitarios.

Es imposible que te sientas igual a tu amigo, porque constantemente estás en estados de ascenso o descenso. No hay estados iguales en la naturaleza, pero debes desear la igualdad.

Si deseas ser igual a tu amigo te obligas a hacer esfuerzos para elevarte más y descender menos y así, gradualmente lograr el estado en el que se unen en una conexión completa y mutua y sentirán plenitud, recepción y un estado de comunicación mutua. La suma de ambos estados conduce a la conexión correcta.

Hablamos de la comunicación de cualidades diferentes que deben ser satisfactorias y recibirse mutuamente, como un sistema en estado de conexión.

La comunicación entre todas las partes del alma rota requiere, naturalmente, que unos estén más alto en algo pero más bajo en algo más. ¡Nunca podremos ser iguales, porque somos diferentes! Por lo tanto, no hay comparación, excepto en nuestro esfuerzo por lograr el objetivo común.

Si me conecto con los demás para lograr adhesión al Creador, que es nuestro objetivo común, dentro de Él somos totalmente iguales. Ahí, nadie es grande ni pequeño, nuestras cualidades son irrelevantes. Lo principal es que todos buscamos el mismo objetivo. Así, en ese objetivo, logramos la línea media.

Por eso no existe. Hasta que alcancemos al Creador podremos obtener la línea media en Él y una conexión igual entre nosotros.
[236666]
De Kabtv “La última generación” 9/may/18

Material relacionado:
Adhesión en Sus cualidades
Anularse uno mismo y conocer = revelar = conectar
El arte de trabajar en la línea media

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta