¿Cómo nos organizamos para una plegaria?

Mientras estoy pensando en mí mismo no puedo pensar en el grupo. Hagamos este ejercicio: no pido nada para mí mismo y no pienso en mí mismo. Corto todo pensamiento, deseo y acción dirigidos a mí mismo, para evitar que estos se desarrollen y actúen.

Tengo un terrario con serpientes venenosas, pero no las dejo deslizarse. Tan pronto como incluso la más pequeña serpiente asoma su cabeza, inmediatamente la corto. Esto es llamado restricción. Es decir, revelo que el Creador ha puesto varios deseos egoístas en mí que yo necesito limitar; necesito encadenar mi “yo”, mi egoísmo, y cortar las cabezas de todas las manifestaciones egoístas. Hasta que corte todas sus cabezas, no comenzaré una acción espiritual.

Tengo sólo una petición para mí mismo: hacer una restricción y dejar de existir para que mi “yo” desaparezca. La Fe por encima de la razón y los cálculos espirituales comienzan a actuar con base a esto…1

Restringir mi egoísmo no significa dejar de sentirlo. Continúa existiendo. Más aún, es enorme y constantemente está intentando hacer su aparición. Pero cada vez lo encierro como si hubiera desaparecido. Este es un trabajo continuo, el cual es llamado “restricción”.

Esto no significa que dejo de sentir mi deseo egoísta. ¡Lo siento y mucho! Pero me pongo por encima de este como si no existiera. Esto significa que recibo una fuerza de restricción: tengo una pantalla de 1000 kilogramos contra 1000 serpientes, lo cual las mantiene encerradas. 2

De la primera parte de la lección diaria de Cabalá 26/nov/18, lección sobre: “Cómo nos organizamos para la plegaria” .
1 Minuto 30:40
2 Minuto 42:00

Material relacionado:
Viviendo en la intención en vez de vivir en el deseo
Una preparación de cuarenta años antes de entrar a la tierra de Israel
¿Qué es la oración?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta