Igualar el hoy con el mañana

La Luz interna y la Luz circundante nos influyen de maneras opuestas. La Luz interna nos da la sensación del día presente, y la Luz circundante nos da la sensación del futuro. Y de esta manera, existimos entre esas dos influencias opuestas.

Debes ser capaz de usarlas. Después de todo, si me siento mal hoy, esto puede ser para mejorar en el futuro, y viceversa, si hoy me siento bien, entonces en el futuro puede llevar a malas consecuencias ¿Cómo puedes conectar “del bien al mal” y “del mal al bien”, “de hoy a mañana” y “de mañana a hoy”? Podemos tener éxito si sabemos cómo trabajar con AJaP de Aliyá (Ozen, Jotem y Pe del ascenso).

Al elevar el AJaP y ponerlo en acción, igualamos el hoy con el mañana. Y entonces no habrá mal ni hoy ni mañana. Después de todo, los deseos de acuerdo a los cuales separamos el hoy del mañana son corregidos por la Luz y llenados por esta. Resulta que nos encontramos en un mundo lleno de Luz, en el brillo de la Luz tanto de día como de noche, como está escrito: “La oscuridad brillará como la Luz”.

Esta oportunidad es proporcionada para nosotros mediante el Tzimtzum Bet (Segunda restricción). Gracias a ello, nos encontramos en el sistema de Luces opuestas: interna y circundante. Y debido al AJaP que asciende, podemos convertir la oscuridad en una Luz permanente.1
De la segunda parte de la lección diaria de Cabalá, Talmud Eser Sefirot, Vol. 6, Parte 16, “Tabla de respuestas para el significado de las palabras”, Ítem 260, 8/ene/19
1 Minuto 13:20

Material relacionado:
Contacto en el punto de restricción del ego
Trabajé y hallé
¿Qué es una vasija (deseo) espiritual?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta