Mis pensamientos en Twitter, 10/ene/19

Corregir la intención egoísta (por bien propio-Lo Lishmá) a la intención altruista (por el bien del Creador-Lishmá) sucede con la influencia de la luz de la Torá en el hombre. En intención de otorgar (Lishmá) siente conexión con el Creador, vida espiritual, el mundo superior.

La revelación del Creador a las criaturas en este mundo ocurre cuando en un grupo cabalista, en unidad de deseos, la fuerza común de anhelo, se revela entre ellos y hacia el Creador, la fuerza de otorgamiento mutuo, fe, luz reflejada, donde se viste la fuerza superior, Creador.

Objetivo de crear los mundos y almas: corregir el deseo egoísta: recibir todo dentro tuyo, al deseo altruista: otorgar/amar que lleva a la Meta de la Creación, sentir la «diferencia y semejanza» entre hombre-Creador hasta adhesión total en cualidades, sentimientos y pensamientos.

El Creador: déjame pero preserva la Torá, ya que sólo su luz te corrige, y me revelarás. Por lo tanto, haz todo lo que puedas por corregir el ego. Vivo sólo dentro de la Torá, ahí me revelarás. Todos tus otros esfuerzos son en vano. Aquellos que me buscan me encontrarán.

El correcto estudio de la Torá significa un esfuerzo constante para asegurarse de que uno está frente al Creador, aferrándose y sin separarse de Él, y que desea causar contento al Creador.

Prepárate para los estudios, estudia con el Creador, visualízate como el estudiante del Creador (Talmid Hajam) que estudia la luz, la fuerza de corregir el ego que Él creó deliberadamente para que aprendas de Él a otorgar.

Aquellos que estudian Torá para corregir el corazón (deseos) son llamados «sabios del corazón» (Hojmei Lev) porque estudian la Torá con el corazón en lugar de la mente ¡Ya que la Torá se entregó para la corrección del corazón!

Creador: «Creé el egoísmo y creé la Torá para su corrección»

Si la persona estudia Torá no para entenderla con la mente, sino para corregir su corazón egoísta con su influencia, recibe una fuerza desde arriba para ser capaz de hacer acciones por el bien del Creador.

Los libros de Cabalá son dirigidos a quienes ya alcanzaron el mundo superior.

Pero el autor indica que sus libros también son dirigidos a aquellos que aún no alcanzaron el mundo superior, su estudio atrae la luz que corrige las almas y lleva a la revelación del mundo superior.

Después de crear el ego, el Creador estableció la fuerza del mal exactamente igual a la fuerza de corrección de la luz para que corrija el ego sin destruirlo. Uno debe hacer todos los esfuerzos posibles, en cantidad y calidad (sin distracción), para atraer la luz que corrige.

De Twitter, 10/ene/19

Material relacionado:
Mis pensamientos en Twitter, 14/nov/18
Mis pensamientos en Twitter, 10/nov/18
Mis pensamientos en Twitter, 8/nov/18

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta