Mis pensamientos en Twitter, 21/ene/19

Año nuevo para árboles, «El hombre es como un árbol en el campo».

Para ser Hombre (Adam, similar al Creador) deja el campo estéril por aquel bendecido por el Creador, donde crecerás por la Luz, alcanzarás la cualidad de otorgar por encima del ego y te convertirás en Hombre Adam.

Año nuevo para árboles, «El hombre es como un árbol en el campo».

Para convertirte en Hombre, en árbol frutal, debes buscar un campo (entorno adecuado), grupo, decena, conexión 10=1, para recibir del Creador intención de otorgar y amar como Él, alcanzar el estado de «Alma».

La semilla que plantamos es un embrión de nuevas relaciones sociales que deben crearse con educación, el entorno adecuado. De lo contrario, el árbol crecerá salvaje. Si le damos a la gente la educación adecuada, se convertirá en una buena sociedad. ¡Esta es nuestra única opción!

Se dice: El árbol del paraíso sabe a madera, a fruta. El fruto, deseo de recibir, al inicio es egoísta (Creador: creé la inclinación al mal). Pero se corrige con intención de otorgar (Lishmá): brota un fruto -otorgar y amar-, similar al Creador y te fusionas a Él ¡el mismo sabor!

«El hombre es árbol de jardín» -¡fruto del árbol del jardín del Edén!

El fruto de su labor de cuidar el árbol, cualidad de otorgar, Biná, es el fruto del árbol, revelación del Creador, Jojmá. Su crecimiento lleva a corregir el Árbol del conocimiento del Bien y del Mal (GE y AHAP).

De Twitter, 21/ene/19

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta