No trabajes en vano

Los escritos sociales de Rabash  “La agenda de la asamblea 2”: Cuando uno se esfuerza, debe asegurarse de que no está sin recompensa. Es como decimos en la oración: «Y vinimos a Sión», «para que no estemos en vano». Más bien, cuando uno va a una asamblea, debe adquirir alimentos allí para que cuando vaya a casa pueda ver si tiene algo que poner en las vasijas. Luego tendrá los nutrientes para alimentarse hasta la próxima reunión.

El hecho es que las fuerzas que una persona supuestamente puede sacar de sí misma y de la naturaleza circundante por sus propios esfuerzos, no son un resultado espiritual. Se puede obtener un resultado espiritual sólo cuando una persona en un grupo, en relación con sus amigos, logra un deseo común con ellos, y de allí obtiene la fuerza que le permite avanzar. Resulta que todo su trabajo espiritual se lleva a cabo a expensas del poder que absorbe en las reuniones de amigos, de reunión en reunión.

Pregunta: Está escrito: «cuando uno se esfuerza, debe asegurarse de que no está exento de recompensa». ¿Debe una persona cuidar de que se le pague por el esfuerzo que hace?

Respuesta: ¿Puede ser que trabaje de gratis, es decir, sin resultados visibles y tangibles? Entonces no podrá entender si trabaja o no.

Hay personas que están listas para hacer todo y de alguna manera no piensan en una recompensa. Creen que esto habla de su espiritualidad, aunque en realidad habla de su frivolidad. Debe tener muy claro qué esfuerzos realiza, por qué se esfuerza y qué resultados espera.

Pregunta: Es decir, cuando decimos, «como un buey debajo del yugo y un burro que lleva la carga», ¿esto no significa que una persona simplemente decidió: “Invierto y no pienso en una recompensa; sólo sigo esta pista”?

Respuesta: En este caso, debe pensar en cómo lograr la revelación del Creador, es decir, la revelación de las propiedades de otorgamiento y amor en sí mismo.

Pregunta: ¿Es esta la intención con la que una persona debe ir a la asamblea de amigos?

Respuesta:  ¡Claro que sí! De lo contrario, ¿cuál es el sentido de su existencia? Cada uno de nosotros debe alcanzar el estado más alto.

Pregunta: ¿Y qué les doy a mis amigos?

Respuesta: Les das tu participación, tu fuerza, tu espíritu y ellos te dan la suya. De esta manera, cuando todos se están recargando de todos, resulta ser una alimentación muy seria para toda la decena, y todos pueden hacer el trabajo por los diez. Así es como se alcanza la meta.
[239056]
De Kabtv «La última generación» 27/jun/18

Material relacionado:
Donde buscar la recompensa por el otorgamiento
Trabajo en este mundo y recompensa en el mundo por venir
La recompensa de percibirte como pecador

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: