Traer nuestra alma rota al Creador

Cuando una persona estudia Cabalá, sus deseos están constantemente creciendo.  

Pero esto es sólo para el propósito de entregarle la línea izquierda, elevando en él un deseo corrupto de disfrutar para que tenga algo a lo que sobreponerse y algo con qué acudir al Creador. Necesitamos una profundidad de deseo (Aviut) sobre la cual podemos construir la pantalla y la Luz reflejada.

Le decimos al Creador con la Luz reflejada: “Aun cuando nos diste el deseo de disfrutar, estamos construyendo el deseo de otorgar sobre este mediante la restricción, la pantalla y la Luz reflejada. Y todo esto es hecho con la ayuda de la Luz que regresa a la fuente llamada Torá. El Creador se viste en esas correcciones en la forma de Luz directa y el Creador se fusiona con la creación.1

Debemos traer nuestra alma rota al Creador, pero primero necesitamos revelarla. El Creador sabe que Él la fragmentó y preparó todo, pero necesitamos hacer este descubrimiento, llamado la revelación del mal. Queremos unirnos con el fin de revelar al Creador entre nosotros y no podemos hacerlo porque estamos fragmentados ¡Es necesario traer esta vasija rota del alma hacia Él y dejar que Él la una con pegamento! Y cuando Él corrige la vasija, se viste en ella.

Debemos llegar con esta vasija y pedir su corrección como un niño pequeño llorando le traería a su madre un plato roto. No hay nada más qué revelar en este mundo: había un alma completa y el Creador la fragmentó. Ahora necesitamos detectar esta fragmentación y pedirle corregirla y llenarla. Existen dos tipos de acciones que debemos evocar: corrección y llenado.2

El corazón es un deseo que es inicialmente corrupto, negro. Como está escrito: “Porque la inclinación del corazón del hombre es malvada desde su juventud”. Por lo tanto, es necesario corregirla hacia el otorgamiento para que ame a su prójimo. En lugar de amarse a sí mismo, el corazón amará a otros. De acuerdo al grado al cual una persona se las arregla para salir de sí  mismo hacia sus amigos y conectarse con ellos al construir un Kli común con ellos, el Creador puede vestirse en ellos. Esto es llamado un corazón corregido.

El corazón de una persona no puede ser corregido. Pero si una decena está unida en sus corazones, convirtiéndose en una persona con un corazón, de esta manera construyen su Kli espiritual. En una persona no puede haber un Kli espiritual, necesitas al menos dos,  y en el mejor de los casos, diez.

Nos parece que es más difícil conectar diez personas que dos. Pero este no es el caso. Después de todo, la Luz superior viene a la decena en un formato especial. Y si es menos de diez, entonces es llamado: “Por qué vine y no hay ningún hombre”, porque es la decena lo que es llamado hombre.

Sin embargo, incluso menos de diez aún así atraen la Luz hacia sí mismos pero no uno porque un hombre solo no tiene ninguna conexión con la Luz en absoluto.3

Ni siquiera sentimos que nuestros deseos egoístas se interponen entre nosotros. Simplemente no nos tocamos, pasamos de largo como si no estuviéramos conectados de ninguna manera. Esto aún está lejos de construir un Kli común. El Kli común es construido en base al hecho de que sentimos una colisión, y por encima de esta, una conexión. Después de todo, el Creador creó la vasija del alma y la rompió. Y necesitamos revelar esta fragmentación, la separación entre nosotros, y podemos reducir esta separación al ser incluidos el uno en el otro. A pesar de nuestra falta de voluntad para unirnos, de todas formas nos coercionamos a nosotros mismos para acercarnos más y más, y entonces existe un acoplamiento con la ayuda de la Luz que reforma.4

La revelación del Creador a las criaturas en este mundo ocurre cuando dentro de un grupo físico cabalista, en la unión de los corazones, el poder del otorgamiento mutuo, el poder de la fe, el poder de Biná, el poder de la Luz reflejada en la cual se viste la fuerza superior, el Creador, la iluminación de Jojmá vestida en la Luz de Jasadim es revelada.5

De la primera parte de la lección diaria de Cabalá 8/ene/19, “El estudio correcto de la sabiduría de la Cabalá”
1 Minuto 21:10
2 Minuto 23:30
3 Minuto 30:30
4 Minuto 41:20
5 Minuto 46:50

Material relacionado:
Cuatrocientos años en el monte del odio
Un Camino Sencillo Sin Altos y Bajos
Toda la verdad sobre la Luz Circundante

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: