entradas en '' categoría

Le doy toda mi fuerza a mi decena

La primera etapa del trabajo espiritual es adquirir conciencia del trabajo en la decena. Lo principal es que todos la apoyen y no dejar que nadie pierda la impresión de la grandeza del grupo, del Creador, del camino ni de nuestro destino especial que es un gran regalo.

Esto se confirma durante el descenso, cuando no sentimos satisfacción, pero deseamos permanecer en estado de otorgar por el bien del otorgamiento Jafetz Jesed. Es decir, perdí todo, hasta mi camisa, pero no siento deficiencia. Si no tengo nada, está bien que no tenga nada; si tengo algo, también está bien. Trato de seguir una “regla” estoy contento con lo que recibo y no exijo más. Está escrito: “un Jasid es alguien que está contento con lo que tiene”. La alegría es signo de la Luz de Jasadim, del estado de Katnut, el estado pequeño.

Si nada brilla para mí y no tengo satisfacción, también me siento bien. Lo acepto como una oportunidad desde arriba para comprobar qué estoy haciendo ¿estoy en Jasadim, en estado de Katnut? Si no estoy contento y exijo satisfacción, si maldigo la oscuridad, entonces no he alcanzado el estado de Katnut.

De hecho, no estoy en oscuridad porque la Luz superior llena todo el universo. La Luz superior es misericordia, Jasadim, pero no la siento. Por eso, el trabajo comienza cuando logro el estado de Jafetz Jesed. Esto ya es fe, aunque no completa. Habrá iluminación de Jojmá, pero por ahora, aún es Jasadim.

Se comprueba en el momento en que la Luz se apaga y sentimos oscuridad en nuestro deseo de recibir ¿podemos estar de acuerdo en que lo único que necesitamos es permanecer en el camino siguiendo a los amigos y al Creador a pesar de la oscuridad? Es decir, trabajamos “por la noche”, elegimos la dirección correcta para “hacer un Rav y comprar un amigo”, para asistir a la clase todos los días. Esa actitud en todos los estados por los que el Creador nos lleva, será la prueba correcta de nuestro trabajo.1

Primero, alcanzamos el estado pequeño, Jafetz Jesed, otorgar por el otorgamiento, Jasadim. Luego, dentro de la Luz de Jasadim, recibimos la iluminación de Jojmá para transmitirla a otros. Para otorgar a otros, necesitamos usar nuestro propio AHP.

A otros les damos Jasadim, corregimos el deseo de otorgar en ellos, pero necesitamos utilizar nuestro deseo de recibir. La Luz de Jojmá se revela en nuestro AHP y transmitimos la Luz de Jasadim desde GE (Galgalta VeEynaim) del inferior. Es decir, “la sangre se convierte en leche”.2

Debo dar toda mi fuerza a mi decena para que mis amigos puedan conectarse. Tomo de ellos su deseo, la grandeza del Creador, la grandeza de la meta, como está escrito: “Todos ayudan a su amigo”. Nadie puede ayudarse a sí mismo. Uno solo, sólo puede alcanzar el estado de Jafetz Jesed, otorgar por otorgar, hasta cierto punto y no más.

Después debemos desarrollarnos en relación con la decena, guiarlos al estado en el que los amigos no tienen deficiencia. Estamos conectados sólo en otorgamiento mutuo. No quiero nada para mí, pero tengo que dar a los demás, abro mis deseos de recibir para otorgar y permitir que el amigo me otorgue.

Por ejemplo, cuando iba a visitar a mi madre, siempre le decía que tenía hambre para que ella pudiera darme de comer y disfrutara. Para mí, no era recibir porque sabía que ella quería darme más de lo que yo quería comer y tenía que darle esa oportunidad. Es lo mismo entre amigos, porque de lo contrario, no nos desarrollaremos unos a otros. Está escrito: “Vayan y ganen unos por otros”. Nadie puede ganar por sí mismo.3

De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá 24/ene/19, Escritos de Rabash, volumen 1, artículos “Peldaños de la escalera” y “Haz para ti un Rav y cómprate un amigo – 1” (1985)
1 minuto 0:30
2 minuto 28:45
3 minuto 32:25

Material relacionado:
“Cómprate un amigo”
Las etapas del camino espiritual
Ascensor espiritual: la decena

Influir en los eventos

Pregunta de Facebook: La conciencia de que somos controlados y no libres, para elegir eventos, me molesta. Si no podemos influir para nada en la línea de tiempo programada en la que existimos y funcionamos, entonces ¿para qué necesitamos tanto conocimiento si no podemos usarlo?

Respuesta: Es verdad, mucho conocimiento abruma al individuo y le provoca tristeza y mucho dolor.

Sin embargo, estarás complacido de saber que el conocimiento bueno y correcto reduce todo el dolor y al contrario, hace las cosas más fáciles al entender cómo está organizado todo, al tener una visión transparente del mundo entero, de todo este sistema y de cómo interactúa en gran armonía. Esta maravillosa armonía del sistema del universo es llamada “Creador”.

Necesitamos revelar este sistema esta armonía, para que se ejecute dentro de nosotros y después todo será simple, lo sentiremos, será claro y para nuestro propio bien.

Pregunta:  ¿Realmente somos controlados y no somos libres de elegir los eventos?

Respuesta: No, también, descubrirás cómo puedes participar en el movimiento de la creación general de todas las almas, en todos los tiempos y en todos los niveles hacia la meta común: en gran unidad, conexión y similitud con el Creador.

Esta meta es muy hermosa. Tal vez es distante, pero la verás y podrás participar, acercarte y entrar en ella ¡Entonces, estarás invitado!
[239433]
De Kabtv “Noticias con Michael Laitman” 2/oct/18

Material relacionado:
Por delante de los golpes del destino
Karma o desarrollo espiritual
Una nueva vida No. 478 – Derecho a cambiar nuestro destino

Nueva Vida #137- Redes sociales y evolución de la vida humana

Nueva Vida  #137- Redes sociales y evolución de la vida humana
Dr. Michael Laitman en conversación con Oren Levi y Nitzah Mazoz

Resumen

La evolución de la vida humana está en la conexión entre partes cada vez más opuestas. Tenemos el deseo egoísta de estar solos, pero después llegamos a entender que en aislamiento no hay nada por qué vivir. Creamos redes sociales porque desarrollan nuestros sentidos para absorber el mundo y la vida misma. Una red social es como un juego, una aventura en la cual buscamos la dimensión espiritual, la energía interna, el alma. Desde principios del siglo 20, despertó una gran necesidad de conexión y se desarrollada a través de la radio, la televisión y finalmente, el internet. Es imposible restringir este deseo innato de conexión. En su lugar, necesitamos ser educados en acuerdo a lo que contribuye a la tendencia de la naturaleza hacia conectar a todos como uno. La naturaleza es una red sin cables ni adaptadores ni ondas. Dentro de ella, comenzamos a sentir una nueva vida, más allá de tiempo, movimiento y lugar. Una plataforma se eleva de la Tierra hacia una nueva dimensión. Construimos una especie de burbuja, que es como una embarcación que vuela entre las galaxias. Compartir es la vida en si. Al establecer unidad en un pequeño círculo de personas dentro de la red, se eleva todo el sistema a nuevas alturas basado en la comunicación abierta, plena y positiva.
[131395]
De Kabtv “Nueva Vida  #137- Redes sociales y evolución de la vida humana” 7/feb/13
Video: Reproducir ahora     Audio: Reproducir ahora

Lección diaria de Cabalá – 8/Feb/19

Preparación para la lección
Video: Reproducir ahora      Audio: Reproducir ahora

Lección sobre el tema “Para aumentar la grandeza del creador en nuestros ojos”
Video: Reproducir ahora     Audio: Reproducir ahora