«Cada uno ayuda a su amigo»

Cuando todos están de buen humor, se sienten bien y sienten que no les falta nada ya tienen cierta conexión y logro espiritual, pero no pueden quedarse en ese estado. Tienen un gran problema ¿cómo despertar el deseo para el siguiente grado? Porque, si permanecemos en el mismo estado más de un momento, se convierte en Klipá.

Cuando la decena alcanza conexión con el Creador y el estado es elevado, espiritual y altruista, no puede durar más de un momento, pues si lo hace significa que lo estamos usando para nosotros mismos. Por eso tenemos que revelar inmediatamente una nueva deficiencia.

De hecho, es mucho más difícil superar un obstáculo agradable que uno desagradable. Pues, el sufrimiento mismo empuja al hombre hacia adelante y el placer lo detiene. Pero si aún no hemos alcanzado conexión y cada uno está contento con su camino y estado o al contrario, llora por eso, no se considera deficiencia espiritual. El deseo espiritual es la necesidad de conectarse, de trabajar en el deseo común por el Creador. Tanto el agradecimiento como la oración, deben ser el resultado de la conexión.1

Todo se puede comprar con dinero, excepto el Creador. Incluso se dice: “cómprate un amigo”, porque somos egoístas. Todos los problemas se pueden resolver con dinero, excepto uno: la conexión con el Creador. El logro del Creador es totalmente diferente, por lo tanto, no te acercarás a Él hasta que renuncies a tu egoísmo.

Además, no podemos renunciar al ego, sólo el Creador puede hacerlo por nosotros. Por eso, es necesario hacer todo tipo de acciones para que el Creador quiera cancelar nuestro ego y darnos el poder de vencerlo.2

Todos los problemas son causados ​​por nuestra distancia del Creador, si nos acercamos a Él, desaparecen. Así que, sólo tenemos un problema: cómo acercarnos más al Creador.3

El Creador sólo escucha una solicitud: la de la conexión con amigos, el otorgamiento mutuo en el grupo, nada más. Si queremos quejarnos de nuestros problemas personales, no es la dirección correcta. Él no escuchará estas quejas porque Él fue quien creó esos problemas para que podamos conectarnos con el grupo por encima de ellos. La necesidad de conectarnos con la decena debería ser más importante que los problemas personales y con esta súplica podemos recurrir al Creador. Es decir, lo espiritual debe ser más importante para nosotros que lo material, la conexión con el Creador y los amigos es más importante que nuestros problemas corporales.

Incluso besamos la vara que nos ayuda a dirigirnos hacia el Creador. Si los problemas corporales y personales no existieran, el hombre nunca cuestionaría el significado de su vida.

De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá 15/ene/19, Escritos de Rabash, volumen 1, artículo 4 «Cada uno ayuda a su amigo»
1 minuto 12:15
2 minuto 20:40
3 minuto 27:00
4 minuto 29:00

Material relacionado:
La diferencia entre klipá y santidad
Vuélvete hacia los amigos con una sonrisa
Una balsa en un mar tormentoso: la decena

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: