Mis pensamientos en Twitter, 10/feb/19

La idea global muere y no se ve alternativa. Global significa confort y orden. Destruir lo global es perder la orientación de la vida. La falsa conciencia global desaparecerá sólo con la manifestación de una nueva etapa de desarrollo: la «sociedad de la última generación».

En todo lo que sucede, a nosotros y al mundo, en lo que la mente y el corazón egoístas muestran debemos ver la invitación para eliminar el ocultamiento del Creador. Lo honramos, es decir, con nuestro esfuerzo deseamos revelar que la fuerza superior nos guía, pues no hay nada más.

Tratamos de afirmar la autoridad del Creador a pesar de Su total ocultamiento de la mente y sensaciones del corazón. Pero nos esforzamos por discernir Su guía como si viéramos a través de la niebla o de la oscuridad, para ver qué es el Creador que forma cada estado y deseo en mí.

Si relacionamos todo con la guía superior única y con el Creador que reina sobre todo lo que sucede, formamos la imagen correcta del mundo (espiritual). Con todas estas aclaraciones el mundo (espiritual) se manifiesta cada vez más claro, adquiere sus propias cualidades y formas.

Debemos entender que nuestra percepción nos mantiene en un mundo extremadamente limitado, en donde sólo hay tres ejes de coordenadas y uno más, el eje del tiempo. El mundo espiritual está construido diferente: hay miles de dimensiones, y las que están fuera del tiempo (arriba).

El pecado no se comete en el descenso, sino en el ascenso, dependiendo de cómo lo usas. Debes reunir la fuerza de conexión, con el grupo y en el grupo; no lo hagas para ti, sino para el grupo. Prepárate en el ascenso y aceptarás la caída con alegría, ¡rumbo al siguiente ascenso!

¡La decena es un minimodelo de la creación, incluye todo!

Si ampliamos la grandeza del Creador en la decena es un todo que contiene el universo. La grandeza del Creador es clave para transformar a la decena de creación inanimada a ser vivo, ADAM. La decena es el alma de Creador.

«El Creador los hizo temblar ante Él»: toda condición que se sienta como mala es necesaria para forzarnos a ascender más; de lo contrario, el corazón no se somete. Esos estados nos llevan a abrir el corazón y los ojos al Creador para recibir Su grandeza.

Si nosotros, con nuestro esfuerzo, buscamos en la decena la grandeza del Creador, recibimos un lugar para Su grandeza, lo llamamos Alma. Es en la grandeza del Creador donde Lo construimos en lugar del egoísmo que lo opaca, ahí edificamos Su imagen, como está escrito: Tú me creas.

¿Cómo ir de la percepción limitada a una ilimitada para revelar al Creador y al vasto mundo espiritual? Si sólo me siento a mí, es como ser un insecto, arrastrándose en la superficie sin sentir altura. A través del grupo, sintiéndolo, siento la altura, la realidad N-dimensional.

En el trabajo espiritual, la persona sólo piensa en aplicarse no en la recompensa. Como no está atada a sí misma, no hay lugar para obstáculos ni para descensos, sólo ascensos, como en la escalera. Pues el interés no es el resultado sino la acción misma, para deleitar al Creador.

La tarea vital del hombre es elevar la grandeza del Creador. Sólo el ser creado decide si el Creador existe y Su grado de grandeza. Y, el Creador se oculta. La criatura debe, contra y sobre el ocultamiento, identificar al Creador como la fuente de lo que le sucede dentro y fuera.

Mientras actuamos desde consideraciones egoístas deseando evitar sensaciones desagradables, buscamos al Creador. Desde que despiertas debes conectarte con el Creador y preocuparte de mantener la conexión 24hrs. Estos ejercicios ayudan a empezar a sentir una dimensión más elevada.

Cualquier esfuerzo por establecer el gobierno del Creador, que controla cada situación, nos permite revelar dimensiones espirituales. El Creador nos confunde, quita fuerza, envía miedos y problemas, pero es ayuda, una forma de animarnos, de hacernos superar nuestra condición.

Lo principal es aumentar la importancia del Creador. En la medida de Su importancia logramos una nueva realidad, el mundo espiritual. Eso lo determina la importancia del Creador en los problemas que con intención nos envía. Debemos ir por encima y preferir la conexión con Él.

Quien trabaja en otorgamiento asciende al Creador sin importar qué sienta, incluso oscuridad, sólo pide fuerza para superar los obstáculos. Recibe de arriba un estado de oscuridad para ver si su trabajo es egoísta. Si en oscuridad está en alegría, trabaja por el bien del Creador.

El Creador se oculta bajo nuestro deseo de recibir placer. Debemos recuperar Su poder de la ocultación y afirmar que Él es la única causa de todo. Así lo construimos, como está escrito: «Tú me creaste». En todo Su ocultamiento, revelamos que el Creador es la única fuerza activa.

Aunque no siento al Creador ya hay conexión con Él en la decena. Aún no es buena, pues es egoísta de mi parte y no oigo la voz del Creador. Pero la conexión existe y debo confiar en que el Creador me oye. Pues Él me llevó al grupo y me dijo que lo escogiera para conectarme a Él.

Al Creador no le importa si lo juzgas o lo bendices. Lo principal es que no lo olvides. Si aceptas que Él es la causa de todo en tu vida, vas hacia la meta, hacia Él. Incluso si tus sentimientos son desagradables, entiendes que son necesarios en tu esfuerzo hacia la meta.

Mientras más profundo podamos cancelar nuestro ego, más ascenderemos y adquiriremos los atributos del Creador, Su programa, y ​​tendremos más éxito en este trabajo. De acuerdo al grado de nuestra auto-cancelación, más alto ascendemos en la escala del logro y la adhesión.

Si está en bajeza se siente distante del Creador, no hay deseo de trabajar. Es el Creador mostrándole el lado opuesto: no hay sabor, quiero escapar. Su rostro es Su deseo de deleitar. Es intencional, para llevarnos a la adhesión. Resulta que Su rostro está en el estado opuesto.

Si queremos elevar la grandeza del Creador a pesar de los argumentos de la mente y sentimientos, y percibir todo como un llamado para conocerlo y acercarnos más a Él, entramos en la realidad espiritual, mundo superior, mundo del Creador revelado en todas nuestras sensaciones.

Incluso si aún no sentimos que todo emana del Creador, a través de nuestros esfuerzos por sentirlo, removemos su ocultamiento, causando su revelación. Sólo estamos obligados a realizar una medida completa de esfuerzo.

Nos parece que en nuestro mundo estamos bajo el efecto del tiempo, que siempre falta. ¡Pero en realidad, en este instante debo lograr adhesión permanente con el Creador y no pensar en el tiempo para que desaparezca!

Toda nuestra vida está atada al tiempo, pero si pienso en el Creador, el tiempo desaparece. Si decido que todas mis sensaciones vienen del Creador, que absolutamente es el bien que hace bien, con el fin de llevarme a la adhesión con Él: llego a la adhesión y el tiempo desaparece.

El tiempo es un cambio de estados organizados por el Creador para mí: cuando un estado es reemplazado por otro, el tiempo ha pasado.

Pero si llevo todos mis cambios a una Fuente y me adhiero a Él, entonces me elevo por encima del tiempo.

De Twitter, 10/feb/19

Material relacionado:
Mis pensamientos en Twitter, 30/ene/19
Mis pensamientos en Twitter, 28/ene/19
Mis pensamientos en Twitter, 24/ene/19

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: